Por qué aparecen las náuseas en el embarazo

¿Por qué aparecen las náuseas en el embarazo?

Causas de las náuseas en el embarazo y cómo aliviarlas

Las náuseas son uno de los primeros síntomas del embarazo, y también uno de los más molestos. Normalmente aparecen durante los primeros meses y desaparecen al empezar el segundo trimestre ya que los niveles hormonales se estabilizan. Aunque algunas mujeres las experimentan durante toda la gestación.

Las consecuencias de las náuseas para la madre y el bebé

En la mayoría de los casos, las náuseas hacen que se produzca un exceso de saliva, el cual puede ser ligeramente molesto. Muchas mujeres también pierden el apetito y cambian sus gustos alimentarios. De hecho, alimentos que hasta ese momento te encantaban, ahora pueden provocarte desagrado o incluso asco.

Como regla general, las náuseas solo son molestas y desaparecen sin causar grandes daños. Sin embargo, en algunos casos pueden dar pie a lo que se conoce como hiperémesis gravídica. Se trata de una complicación en la cual las náuseas provocan vómitos que hacen que la mujer pierda entre un 5 y 10% de su peso corporal. En estos casos puede ser necesario hospitalizar a la embarazada ya que el bebé puede estar expuesto a una deshidratación que cause defectos en su crecimiento.

No obstante, si los vómitos son frecuentes, es importante que te cerciores de que tu cuerpo está asimilando los nutrientes que necesita. En ese caso, es conveniente que consultes al médico, el cual probablemente te sugerirá que tomes vitaminas prenatales. De hecho, considera que los vómitos severos y prolongados aumentan el riesgo de que se produzca un parto prematuro y que el bebé tenga bajo peso al nacer.

Cambios emocionales en el embarazo

¿Por qué aparecen las náuseas?

Durante el embarazo el cuerpo de la madre sufre grandes transformaciones. Disminuye la presión arterial, aumenta el colesterol y varía el nivel de las hormonas que regulan la cantidad de azúcar en sangre. Por eso, no es extraño que la embarazada experimente diferentes síntomas, entre ellos las náuseas.

Por otra parte, los cambios hormonales también hacen que el proceso de digestión sea más lento, por lo que la comida permanece más tiempo en el estómago. También se ha relacionado la presencia de Helicobacter pylori en el estómago con las náuseas y los vómitos durante el embarazo. Además, estos síntomas son más usuales en las mujeres que ya tenían un estómago muy delicado.

Otra causa de las náuseas es el aumento de la sensibilidad del olfato. Se piensa que esto se debe al aumento de los niveles de estrógenos, los cuales hacen que la embarazada perciba los olores de una forma más intensa, de manera que algunos pueden causar asco y repulsión, dando lugar a náuseas inmediatas.

Remedios caseros para la tos

¿Cómo aliviar las náuseas?

Es difícil evitar las náuseas, pero puedes poner en práctica algunas medidas para aliviarlas:

– Come porciones pequeñas a lo largo del día, especialmente alimentos ricos en proteínas, así te asegurarás de que tu estómago no esté vacío.

– Evita los olores fuertes. Pronto te darás cuenta de que algunos olores te provocan náuseas, intenta evitarlos.

– Evita los alimentos demasiado calientes ya que estos suelen irritar aún más el estómago. En su lugar, apuesta por alimentos fríos o a temperatura ambiente. Así también evitarás que su olor te moleste.

– Evita las grasas ya que estas tardan más en digerirse. También es conveniente que no comas alimentos demasiado ácidos o muy picantes.

– Bebe entre las comidas, pero no demasiado como para llenarte mucho. Si has vomitado puedes apostar por una bebida deportiva con glucosa y potasio, para que recuperes los electrolitos.

– Por la mañana, no te levantes de repente de la cama, incorpórate lentamente. También es conveniente que tengas a mano algún aperitivo para comer antes de incorporarte.

– Respira aire fresco y descansa. Las náuseas son más frecuentes cuando estás agotada o estresada.

– Evita los estímulos que te producen náuseas, como el calor, los viajes largos en coche o un perfume en especial.