semana 11 de embarazo

Semana 11 de embarazo

En la semana 11 ya están formadas en tu bebé todas las partes importantes del cuerpo y la coordinación de todos sus movimientos progresa considerablemente. El bebé patalea y se mueve constantemente como si estuviese haciendo gimnasia acuática, pero recuerda que en la semana 11 está rodeado de líquido amniótico por lo que no responde aún a los estímulos exteriores.

Semana 11: Desarrollo del bebé

En la semana 11 el feto mide unos 34-41 milímetros. El corazón del niño se ha movido de su ubicación inicial, de la cabeza hacia el pecho. Incluso la piel transparente de tu bebé es cada vez más gruesa y compleja y se van generando los folículos.

En las manos y los pies del bebé empiezan a crecer las uñas. Con un poco de suerte y una buena posición el bebé en la semana 11 ya se puede ver si es niño el pene, el órgano sexual si es niña se ha creado en su interior, pero aún no es visible. El bebé patalea y se mueve constantemente como si estuviese haciendo gimnasia acuática, pero está rodeado de líquido amniótico por lo que no responde aún a los estímulos exteriores. Su cabeza se muestra en la imagen de la ecografía con la cara moldeada y con los ojos y los oídos, que están en constante evolución.

Semana 11: Tu cuerpo

Ya ha aumentado tu volumen de sangre, por eso puede ser que tengas mucha sed. De esta manera tu cuerpo te pide más líquido, pues lo necesita para poder bombear toda la sangre extra. Más sangre y el funcionamiento a tope de tu de tu sistema circulatorio puede afectar a la sensación de calor y hacer que tus manos y tus pies estén calentitos. Incluso las mujeres que siempre tienen los pies fríos puede que ahora los tengan calientes.

¿No es genial? Sin embargo, la mayor necesidad de orinar puede que te obligue a ir al baño por la noche. Este efecto secundario inofensivo puede ser molesto a veces, y te acompañará desde alrededor de la semana 11 hasta el parto y, a veces incluso un poco más.

Semana 11: En la consulta médica

El embarazo múltiple

Debido a los tratamientos de infertilidad, cada vez más frecuentes, y la edad en continuo aumento de las mujeres embarazadas, suceden cada vez más llevar a más de un bebé. Los embarazos múltiples tienen, en comparación con los simples, algunos riesgos o enfermedades específicas. Si los posibles problemas se detectan a tiempo se pueden evitar muchas de las complicaciones. El médico descubre que estás embarazada de más de un pequeñín normalmente alrededor de la semana 11 en la primera o segunda visita que implica ecografía.

Medición de la translucencia nucal

Normalmente la primera ecografía se realiza alrededor de la semana 11, exactamente entre las semanas 8 y 12. Si al mismo tiempo quiere realizarse la medición de la transparencia nucal, esta visita debe ser entre la semana 11 y la 14. Mediante los ultrasonidos se mide el espacio de detrás de la nuca del bebé. El resultado se completa con un análisis de sangre.

Semana 11: Consejos y sugerencias

Tómate tu tiempo

En esta semana o en las próximas semanas deben realizarte un muestreo de vellosidades coriónicas o la amniocentesis, debes anotar en tu agenda tomarte un par de días de tranquilidad como medida de precaución. Después de la intervención debes descansar por lo menos 24 horas y en una semana abstenerte de realizar actividades físicas y deportivas.

Conocer las clínicas de maternidad

En cada ciudad hay un cierto número de hospitales o clínicas de maternidad. Algunas veces hacen puertas abiertas para darse a conocer, si es así aprovéchalas para conocer las instalaciones. En la semana 11, quizá lo veas un poco temprano, pero nunca es pronto para decidirse dónde tener el bebé. También puedes aprovechar visitar a un amigo o familiar que esté ingresado allí para echar un vistazo. Déjate aconsejar por los amigos, aunque debes ser tu quién tome la decisión de dónde dar a luz a tu bebé. Si te decides por un parto en casa, consulta los distintos profesionales que ofrecen este servicio y resuelve todas tus dudas cuanto antes posible mejor.

Medidas sobre las mascotas

Si procuras seguir una serie de reglas, tener animales en casa durante la gestación no será ningún problema. El riesgo de alergias puede disminuir si tomas una serie de medidas, como por ejemplo la higiene, que es fundamental. En caso de gatos, por ejemplo, ya antes de la semana 11 tú no puedes limpiar la arena y tras cualquier tipo de contacto con los animales debes lavarte las manos.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *