semana 12 embarazo

Semana 12 de embarazo

En la semana 12 el bebé ya puede mover a la vez y a su antojo los codos y las muñecas, así como chuparse el dedito gordo de la mano. Además, ahora puede hacer girar las articulaciones del cuello y las muñecas, abrir la boca y fruncir el ceño. ¿Qué más ocurre en la semana 12? Te lo contamos aquí.

Semana 12: Desarrollo del bebé

En la semana 12 tu bebé mide 43-51 milímetros de largo y tiene una frecuencia cardíaca constante de 120-160 latidos por minuto. Los rasgos humanos son más pronunciados, ya que los ojos siguen moviéndose más hacia el centro de la cara y las orejas se desplazan hacia arriba. También sobre la semana 12 se desarrollan las características individuales de los bebés. Los músculos de la cara se desarrollan a partir del patrón genético, y la nariz del pequeño se puede ver si se pone de perfil, así como la frente redondeada en la pequeña cabecita que ya tiene un diámetro de hasta 20 milímetros. Ahora, incluso los dientes del niño se crean en la mandíbula.

En un feto femenino ya son visibles los genitales y se empieza a formar las glándulas tiroideas. Sus manitas ya se pueden cerrar y puede mover el cuerpo y la cabeza incluso girándolos. A veces también tiene hipo, hace sus primeras respiraciones e incluso puede bostezar perfectamente. Tu hijo está en constante movimiento, pues todas las nuevas “funciones” deben ser puestas a prueba. Se mueve y patea tan fuerte que parece que podría dirigir un ballet acuático.

Semana 12: Tu cuerpo

Durante las últimas semanas las náuseas te han estado molestando sin cesar. A partir de la semana 12, más o menos, esta molestia va a disminuir. Los días serán ahora menos estresantes y el trabajo diario volverá a ser más fácil. Mientras tanto, el útero es tan grande como el puño de un hombre. En las mujeres delgadas ya no sólo se puede comprobar a través de la vagina sino que muchas veces en la semana 12 también puede sentirse por la pared abdominal. Se puede notar como el útero se eleva por encima del hueso púbico si se acaricia suavemente con la yema de los dedos.  El aumento de la actividad de la glándula tiroides y también la gran cantidad de hormonas pueden provocarte irritabilidad. A menudo, con el ajetreo y el bullicio de la vida cotidiana no tienes tiempo suficiente para asimilar la nueva situación y las necesidades de tu cuerpo.

Semana 12: En la consulta médica

Sangrado durante el embarazo

Un sangrado leve durante el embarazo temprano es relativamente común: una de cada cuatro mujeres ha sufrido al menos una hemorragia de forma espontánea, por lo general en forma de un ligero sangrado, puede suceder alrededor de la semana 12 o incluso antes. Si el sangrado no va acompañado de otros síntomas como un dolor desgarrarte en la parte inferior del abdomen, el riesgo de aborto involuntario no es muy alto. Sin embargo, no lo pases por alto, no está de más que el ginecólogo te eche un vistazo para comprobar que todo va bien. Con una ecografía se puede descartar el peligro.

La cantidad de líquido amniótico

El líquido amniótico se puede determinar mediante una ecografía alrededor de la semana 12. Esto se conoce como índice de líquido amniótico y lo elabora el médico para medir el grado de líquido amniótico en la cavidad amniótica. Si el líquido amniótico falta durante un periodo largo de tiempo, se pueden desarrollar varias deformidades de las manos y los pies y en la longitud de la cabeza. Si el niño bebe poco, hay mucho líquido amniótico, pero demasiado líquido no tiene riesgos para el bebé.

La necesidad de las pruebas invasivas

Si resulta que con unas primeras pruebas se detecta un riesgo elevado que tu bebé tenga problemas o una malformación o anomalía cromosómica, seguramente tu médico te aconsejará sobre esta fecha hacer una amniocentesis, un muestreo de vellosidades coriónicas o la punción del cordón umbilical. Estas pruebas se realizan introduciendo una aguja a través de la pared abdominal ya sea hacia el saco amniótico, la placenta o el cordón umbilical y se saca una muestra para poder analizarla y detectar o descartar problemas. Estos diagnósticos son invasivos e implican algún riesgo para tu hijo y por lo tanto sólo se realizarán si una sospecha razonable y tú estás del todo segura. Algunas de estas pruebas no pueden realizarse antes de la semana 12, otras no antes de la 14.

Semana 12: Consejos y sugerencias

Masaje contra las estrías

Con las semanas tu embarazo se ha reforzado y tu cuerpo está listo para que en la semana 12 puedas realizarte un masaje en la barriga para evitar las estrías. Este tipo de masaje promueve la circulación sanguínea y la elasticidad del tejido conectivo. Aun así, puede que no puedas evitar las estrías por completo, porque esto depende principalmente de tu predisposición genética. Sin embargo, como un pequeño consuelo: por lo general desaparecen con bastante rapidez después del parto.

La prueba del guante

Una gran cantidad de abortos involuntarios y nacimientos prematuros son causados por infecciones que ascienden a través de la vagina. Normalmente en la vagina se encuentra un gran número de las llamadas bacterias lácticas (Lactobacillus acidophilus, varillas Doederlein). El ácido láctico producido por esta bacteria provoca que el líquido vaginal de la entrada de la vagina es significativamente más ácido por lo que la mayoría de los gérmenes se mantienen a raya.

El pH normal de la entrada de la vagina es de 4,0 a 4,4. Un aumento en el pH a más de 4,4 es indicativo de un trastorno vaginal con el riesgo de infección. Este proceso se puede hacer en casa con el guante de prueba para la medición del pH vaginal. Para ello una vez puesto el guante (mejor en la mano derecha) debes evitar tocar el papel indicador; como si te colocaras un tampón debes introducir el dedo índice 2-3 cm. en la vagina rotándolo, al sacar el dedo debes comparar el color con el de la escala de colores que también viene en el paquete de guantes y lea el resultado rápidamente mientras el papel del guante aún está húmedo.

En general es suficiente llevar a cabo la medición dos veces por semana. Si un día el valor no es normal, no te preocupes, la orina o el semen tras una relación sexual puede alterar los resultados, pero debes realizar la prueba el día siguiente para descartarlo del todo. Si los valores siguen siendo distintos, acude al médico.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *