Masaje contra los gases – Aliviar cólicos y estreñimiento

gases bebe masaje

Masaje de bebés para aliviar cólicos, gases o estreñimiento

Un masaje puede ayudar a tu bebé con los problemas digestivos o de gases. Encuentra aquí también las pautas para hacer correctamente el masaje abdominal y lo que debes tener en cuenta al hacerlo.

Masaje para los gases: ¿Cómo funciona?

Para los problemas de hinchazón o digestivos como los cólicos, un masaje es una buena solución para tu bebé.

A través de un suave masaje abdominal puedes eliminar los gases que causan las convulsiones y cólicos al bebé. De esta manera vas a conseguir que el bebé mejore su relajación y el descanso, y pueda mejorar así el bienestar general del bebé. Numerosos estudios han demostrado que el masaje tiene un efecto positivo en los bebés, tanto a su desarrollo fisiológico como neurológica.


Durante el masaje a tu bebé debes estar concentrado y trata de mantener siempre el contacto visual con tu bebé. El masaje es un refuerzo de la relación y el vínculo entre tu y tu niño.

Masaje contra los gases: Así se realiza

Debes dar el masaje a tu bebé con una mano realizando un movimiento grande y lento, circular, alrededor de su ombligo. La presión es muy suave, y por ello no vas a lastimar al bebé. El movimiento debe ser de rotación hacia la derecha, así se puede seguir el curso y la circulación del estómago a los intestinos. Mediante el masaje vas a estimular la digestión del bebé, y vas a poder disolver los gases y la hinchazón.

Masaje contra los gases: Debes tener en cuenta

Se puede realizar un masaje contra los gases a los bebés a partir de las 6 semanas de vida. Debes prestar atención a que el el bebé no esté cansado o tenga hambre, sólo así podrá relajarse y estar realmente tranquilo. El momento ideal para realizar un masaje a los bebés es aproximadamente una hora antes de dormirse.


En general debes dedicar entre 10 y 20 minutos al masaje. Por ello date tiempo, sin prisas. Ten en cuenta que esto sólo es una guía, en última instancia debes orientarte siempre con tu bebé, como se siente y cómo lo recibe. La duración dependerá, en general,  de lo que bebé quiera. Un masaje no sólo puede aliviarle el dolor abdominal sinó también puede ser divertido. Si tu bebé no quiere el masaje no debes imponérselo.

Para el masaje en sí mismo, primero debes conseguir un ambiente relajado. Debido a que tu bebé está desnudo durante el masaje, debe haber una temperatura ambiente agradable, unos 25 ° C son ideales para este propósito. Prepara una superficie blanda en la que puedas colocar a tu bebé. Utiliza un aceite natural repartido en tus manos. Así vas a calentar el aceite y las manos para que el contacto con la piel del bebé sea el más suave posible, así no vas a sobresaltarle.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here