Virus sincitial respiratorio

Virus sincitial respiratorio

Infección respiratoria

El virus sicnitial respiratoio (VSR) afecta alrededor de dos tercios de todos los bebés menores de un año. Al finalizar el segundo año de edad ya lo han tenido casi todos los niños. Mientras que el virus (VSR) es inofensivo para los adultos, puede ser muy peligrosa para los bebés y los bebés prematuros. Tras hablar con profesionales de la salud, Holapeques.com te cuenta en este artículo cómo proteger a tu bebé del virus y cómo actuar ante una infección.

¿Qué es el virus sincitial respiratorio?

Gracias a su estructura el virus de la sincitial se pega a las células de las vías respiratorias del niño y queda unido a ellas. A través de esta fusión de los virus con las células y al contagio entre ellas hace que la infección se reproduzca muy deprisa y el bebé enferme. Entre septiembre y abril el contagio del virus VSR es más activo. Se puede contagiar por transmisión oral, pequeñas gotas del virus que emite un portador del virus mediante estornudos o tos, también por contacto físico, caricias, abrazos o por tocar superficies infectadas.

Virus sincitial respiratorio y niños en riesgo

Generalmente son los niños menores de dos años de edad, los que puden padecer consecuencias graves tras contraer el virus sincitial respiratorio. Los niños que particularmente estan en riesgo son los bebés prematuros y los niños con enfermedades pulmonares o cardíacas.

Los bebés prematuros pertenecen al grupo de niños en riesgo, ya que disponen de una menor protección natural, puesto que no tienen todos los anticuerpos de la madre. El sistema inmunológico de los bebés prematuros es todavía muy inmaduro. Además, en los bebés prematuros algunos de los órganos no son completamente funcionales.

En particular todavía no están plenamente desarrollados los pulmones y el sistema inmunológico quehace que los recién nacidos prematuros sean más propensos a las infecciones del tracto respiratorio, tales como el virus sincitial respiratorio. También hacen que la infección sea más difícil de superar. Por ello es importante que puedas reconocer rápidamente los síntomas del virus para actuar directamente.

Consecuencias de las infecciones por virus respiratorio sincitial

Los adultos sanos y niños mayores de dos años padecen rarmente una infección por el virus sincitial respiratorio, y con afectación leve. En la mayoría de los casos, se produce una infección aguda debido a un resfriado común, con secreción nasal y fiebre. En los niños menores de dos años de edad, y especialmente en los bebés menores de seis meses, la infección por el virus sincitial tiene consecuencias más graves.

Una infección con el VSR se manifiesta en el bebé con secreción nasaltos, fiebre alta y dificultad para respirar. Si la infección se disemina al tracto respiratorio, puede causar una bronquitis severa, neumonía o bronquiolitis (inflamación de los bronquios más pequeños).

Estas infecciones a menudo sólo pueden ser tratadas adecuadamente en el hospital. El riesgo de que la infección tenga consecuencias a largo plazo, especialmente para los más pequeños, aumenta. La gravedad de las consecuencias de la infección por el virus sincitial, dependerá completamente del estado de salud del pequeño.

Síntomas del virus sincitial respiratorio

  • tos fuerte, posiblemente con moco
  • dificultad para respirar con silbido o ruidos pectorales al respirar
  • estornudos frecuentes
  • fiebre
  • problemas respiratorios
  • palidez visible y una ligera decoloración azulada de los labios

Si el bebé o niño muestra algunos de estos síntomas debes buscar inmediatamente un pediatra.

Precauciones

En una infección aguda por virus sincitial se pueden tratar, por ahora, sólo los síntomas, y no las causas ni el virus en sí. Para proteger lo mejor posible al bebé contra la infección, puedes tomar las siguientes precauciones y medidas:

  • Higiene: Es muy importante que te laves bien las manos, por lo menos un minuto, con agua tibia y jabón antes de tocar a tu bebé. Además, tus amigos, familiares y conocidos deben lavarse bien las manos antes tocar con las manos al bebé.
  • Contacto físico: Evita cualquier contacto con gente que tenga resfriados o tienen una enfermedad contagiosa. Incluso los desconocidos no deberían tocar al pequeño, ni acariciarle, aunque esto se tenga por un gesto amable.
  • Las multitudes: El riesgo de infección por virus sincitial aumenta considerablemente ante grandes multitudes. Por lo tanto, debed evitar a partir de septiembre y hasta abril los centros comerciales grandes o encuentros multitudinarios, especialmente si el niño pertenece a un grupo de riesgo.
  • Limpieza: Dado que el virus sincitial puede sobrevivir hasta varias horas en las superficies de objetos de todo tipo, debes procurar a la máxima limpieza. Todas las superficies de uso común como las mesas, encimeras, accesorios de baño y juguetes, deben limpiarse periódicamente.
  • Fumar: El humo del tabaco no sólo daña la salud de su hijo, sino que también aumenta el riesgo de que se infecta con el VSR. Si ya lo ha contraído, el humo del tabaco sólo agravará si estado.

Encuentra en los artículos Fortalecer el sistema inmunológico del niño, Proteger al niño contra la infección y  Saludable con una alimentación adecuada más información sobre cómo puedes adelantarte al virus.

Medidas preventivas

Para proteger al bebé de la infección por el virus sincitial respiratorio, hay una profilaxis inmunológica. Se trata de un medicamento de protección que apoya el sistema inmunológico inmaduro de los bebés. Esto se realiza mediante una inmunización pasiva en la que se inyectan al cuerpo del niño los anticuerpos. A diferencia de la inmunización activa, los anticuerpos no los genera el propio cuerpo sinó que sin inyectados por un médico, una vacuna que suele administrarse en la temporada de virus, de septiembre a abril, una vez al mes.

Para que el cuerpo del bebé desarrolle con el tiempo la inmunidad, debe aplicársele regularmente una inyección. Es la única manera de asegurar que el niño tiene una cantidad suficiente de anticuerpos para combatir el virus. La inmunización pasiva contra el virus sincitial se recomienda sólo para los niños en situación de riesgo, que podrína sufrir graves consecuencias por una infección.

¿Hay efectos secundarios de la inmunización pasiva contra el virus sincitial respiratorio?

Los efectos secundarios de la inmunización pasiva se producen raramente, debido a que el anticuerpo monoclonal contra el virus sincitial en general es bien tolerado. Pueden aparecer, sin embargo, los efectos comunes de la vacunación, como fiebre, cansancio, enrojecimiento e hinchazón en la zona de la inyección y  diarrea. Las reacciones alérgicas son muy raras. Si tu hijo forma parte de un grupo de riesgo, deebrás tomar una decisión es a favor o en contra de la inmunización pasiva. Un médico o pediatra puede aconsejarte.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *