remedios caseros para la tos

Tos: Síntomas y causas más comunes

La tos es un reflejo protector natural y sensible del cuerpo que tiene la función de limpiar el tracto respiratorio.

Conoce aquí lo que provoca normalmente la tos, lo que puede estar detrás de ella y los síntomas que se le asocian.

¿Qué es la tos?

La tos es un reflejo natural de protección del cuerpo muy útil, ya que limpia las vías respiratorias de mocos y cuerpos extraños. Si un objeto se ha colado en las vías respiratorias de tu hijo, o si cualquier patógeno ha echado raíces en él, la tos es, básicamente, un reflejo para proteger las vías respiratorias.

La tos a menudo surge en el contexto de una enfermedad como la gripe o un resfriado, ya que a menudo va de la mano con muchos otros síntomas. Cuando se trata de una enfermedad en la que los agentes patógenos penetran fácilmente el organismo humano, igualmente pueden infectar las membranas mucosas y establecerse allí. Cuando el sistema inmunológico no es capaz de defenderse con éxito contra estos patógenos, se produce una hinchazón inmediata y un enrojecimiento de la mucosa. Esto crea un moco espeso y fuerte, que se instala en el tracto respiratorio y del cual el cuerpo trata de aliviarse mediante la tos.

En este caso, se contrae el diafragma y el aire restante, que se encuentra en las vías respiratorias, es expulsado mediante la tos que quiere expular el cuerpo extraño o gérmenes hacia arriba.

Las causas más comunes de la tos

La tos es a menudo debida a enfermedades respiratorias como el resfriado o la gripe. Estas son causadas por agentes patógenos específicos, como el virus de la influenza tipo A, B, y C, así como el Rhinovirus, Coronavirus, Adenovirus o el virus sincitial respiratorio. Otras causas de la tos pueden ser:

  • Alergias
  • Bronquitis
  • Asma
  • Laringitis
  • Neumonía
  • Cuerpos extraños en las vías respiratorias
  • Embolia pulmonar
  • Tuberculosis
  • Insuficiencia cardiaca

Vías de contagio de la tos

Los virus o bacterias causantes de la tos pueden transmitirse de dos formas:

  • Infección por gotas: al hablar, toser o estornudar, puede ocurrir que algunas gotas que contienen el virus queden en el aire. Desde allí pueden penetrar fácilmente en el tracto respiratorio del organismo humano y llegar al conjunto de las membranas mucosas, lo que inmediatamente lleva a la hinchazón y el enrojecimiento de esta zona. La infección se desarrolla fácilmente.
  • Infección por contacto: este tipo de infección se conoce también como infección por patógenos transmitida por el simple contacto. Se hace una distinción entre la infección por contacto primario y secundario. La infección primaria se produce por contacto directo con una persona infectada, mientras que una infección secundaria es mediante el contacto con objetos contaminados, tales como un picaporte o un teclado.

Los síntomas de la tos

Puesto que hay diferentes tipos de tos, hay también distintos síntomas. Los siguientes son los básicos:

  • Producción de moco: Si el cuerpo crea moco y este se situa en los bronquios, el cuerpo querrá eliminarlo. Si permanece en los bronquios, puede llegar a ser un esputo amarillo viscoso. Esto se conoce como la tos con flema, o productiva. Esta tos es muchas veces provocada por la misma gripe, una brinquitis o un resfriado.
  • Tos seca: También llamada no productiva. En este tipo de tos las fibras nerviosas son estimuladas, por ejemplo por una partícula de polvo o una inflamación de la mucosa bronquial. Este estímulo, es seguido por una tos dolorosa y desagradable, que, a diferencia de la tos con flema o mocos, no tiene ninguna función de limpieza y por lo tanto se considera improductiva.
  • Sangre: Si con la tos se escupe también un moco sanguinolento o sangre, se denomina tos con sangre. Se trata entonces de una hemoptisis, que puede ocurrir, por ejemplo, debido a una enfermedad grave, como la embolia pulmonar, la tuberculosis, o la insuficiencia cardíaca. En caso de grandes cantidades de sangre se habla de una hemoptisis intensa.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *