heridas Síntomas, tratamiento, causas y prevención

Heridas – Síntomas, tratamiento, causas y prevención

Índice

Consideraciones generales

Una herida es una ruptura de la piel a causa de un traumatismo. Incluyen cortaduras, arañazos y picaduras.

Suelen ocurrir como resultado de un accidente o una lesión.

Puede estar próxima a la superficie o ser profunda, lisa o mellada. Como consecuencia de la agresión de este tejido existe riesgo de infección y posibilidad de lesiones en órganos o tejidos cercanos: músculos, nervios, vasos sanguíneos, etc.

Las heridas pueden ser graves en función de una o varias de estas características:

  • Profundidad
  • Extensión
  • Localización
  • Suciedad, cuerpos extraños (como un trozo de cristal) o signos de infección

Síntomas

  • Sangrado
  • Alteración de la sensibilidad por debajo del sitio de la herida
  • Dolor

Tratamiento

Las heridas menores no suelen ser serias, pero hasta las cortaduras y los arañazos pueden necesitar atención.

Para evitar infecciones y acelerar la curación, debe seguir las siguientes indicaciones:

  • Aplicar presión con una gasa limpia para detener la hemorragia
  • Limpieza de la herida con agua y jabón, del centro a la periferia, como una espiral. Si es profunda, utilizar suero fisiológico. No es recomendable utilizar alcohol ni agua oxigenada.
  • Utilizar desinfectante para el borde de la lesión, no para la herida
  • Si la separación entre los bordes es importante, la herida debe ser suturada por un médico.  Si  se da el caso, acudir al centro asistencial mas cercano.
  • Cubrir la herida con una venda si está en un área que puede ensuciarse
  • Vigilar la hinchazón y enrojecimiento
  • Plantearse si es necesaria la vacuna contra el tétanos

Las heridas serias e infectadas necesitan atención médica. Es decir, si es profunda, si no puede cerrarse por sí sola, si no se detiene la hemorragia o si no se cura.

Prevención

  • Mantener cuchillos, tijeras, armas de fuego y objetos que puedan romperse fácilmente fuera del alcance de los niños.
  • Mantenga las vacunas al día. La vacuna antitetánica debe renovarse cada 10 años.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *