La importancia de las revisiones dentales en los niños

La importancia de las revisiones dentales en los niños

Con los avances en la tecnología dental, la odontología pediátrica ha avanzado mucho. Se pueden evitar muchísimos problemas y molestias si adquirimos y enseñamos el habito de al dentista desde el momento en que comienzan a salirle los dientes.

La condición de los dientes durante cada etapa de desarrollo es uno de los aspectos más importantes de la salud de tu hijo. Si desde pequeños habituamos a los niños a realizar revisiones de dientes periódicas, les enseñaremos a prevenir caries y otros problemas en el futuro.

Cuando llevéis a vuestro hij@ a una consulta de Odontopediatría u Odontología Infantil, hacedlo con naturalidad, es importante para que el niño o la niña pierdan ese miedo. Por lo general, todo dentista infantil estará especializado en ayudar a los niños a relajarse y reforzar el comportamiento positivo durante toda la visita.

Si conseguimos inculcar la importancia de una buena higiene bucal a nuestros hijos desde una edad temprana, estos hábitos permanecerán con él/ella el resto de su vida.

Las visitas regulares al dentista pediátrico permiten:

  • Revisar el correcto desarrollo de los dientes y la mandíbula.
  • Comprobar que no existan caries o enfermedades en las encías.
  • Que reciban lecciones sobre cómo realizar un correcto cuidado de los dientes.
  • Aprender sobre cuales con los menores productos dentales para los niños.
  • Verificar si se está desarrollando el habito de roncar o rechinar los dientes y actuar de manera temprana antes ello.
  • Asegurarse de que los dientes se mantengan libres de la placa y el sarro.
higiene bucal

Una de las grandes preocupaciones que tienen los padres son los tratamientos de ortodoncia, por esta razón es importante llevar a nuestros hijos una vez comiencen a caérsele los dientes de leche.  El dentista puede ver si hay grandes espacios en los dientes y si están creciendo rectos o torcidos. Puede aprender a manejar hábitos orales como chuparse el pulgar o el dedo y el uso prolongado de chupetes a una edad temprana para reducir la necesidad de usar frenillos dentales u otros tratamientos de ortodoncia en el futuro.

Es posible que muchos padres no se den cuenta de la importancia de mantener los dientes sanos en los niños pequeños. Es un error pensar que como los dientes de leche se caerán de todos modos, y que sólo los dientes adultos son importantes. Esto no podría estar más lejos de la verdad. Las caries en los dientes de leche que no se tratan pueden llegar a las encías y dañar los dientes adultos. Además, si hay caries o placa acumulándose en los dientes, el niño podría estar tragando pus todo el día, lo cual no es saludable para otras partes del cuerpo.

El cambio de dientes en los niños

El cambio de dientes en los niños

Los niños de 5 a 8 años experimentan una gran transformación de la boca. Una visita al dentista pediátrico hará que el niño y sus padres conozcan los nuevos dientes y les enseñará cómo limpiarlos y cepillarlos eficazmente.

En el sector de la salud, la regla bien probada es que es mejor prevenir que curar, y esto por supuesto, es igual de relevante cuando se trata de salud bucal.

Así que, para todos nosotros, y en particular para los niños, los chequeos dentales regulares son la clave para tener dientes sanos.

De hecho, los niños de 5 a 8 años experimentan un cambio importante en cuanto al desarrollo de la boca y el crecimiento de los dientes. Pasan de tener dientes de leche a tener una mezcla de dientes de leche y de adultos. Y estos dientes adultos permanecerán en la boca del niño para siempre.

Esta gran transformación de la boca del niño la mayoría de las veces creará problemas de posición y caries para los cuales se necesitará atención profesional.

Los principales cambios

El niño reemplazará sus 8 dientes frontales; los 4 incisivos superiores y los 4 inferiores del bebé por incisivos permanentes.

El niño también experimentará el crecimiento de 4 molares detrás de sus molares de bebé (2 arriba y 2 abajo). Estos dientes se llaman: los molares de 6 años. Los molares son los dientes situados en la parte posterior de la boca.

niña sonriendo

¿Por qué son necesarios los chequeos regulares?

Los chequeos regulares deben realizarse cada 6 meses y durante este período clave de la infancia, permitirán al dentista pediátrico:

Prevenir las mordidas erróneas (maloclusiones)

De hecho, los 8 nuevos incisivos permanentes son mucho más grandes que los del bebé. Eso creará muchos problemas de posición ya que estos nuevos dientes no tendrán suficiente espacio para que todos ellos encajen correctamente.

Por lo tanto, el dentista pediátrico interceptará estas posiciones erróneas para prevenir maloclusiones.

Para prevenir las caries

Los molares de 6 años llegan silenciosamente y sin dolor, ya que no reemplazan ningún diente. Son muy propensas a dañarse y, de hecho, los niños pueden no incluir estos dientes (los dientes están demasiado atrás) en su rutina de cepillado si no se les enseña a hacerlo.

En este otro post, os hemos explicado: ¿Cómo cuidar los dientes de los niños?

Una visita al dentista infantil hará que el niño y sus padres conozcan los nuevos dientes y les enseñará cómo limpiarlos y cepillarlos eficazmente. El dentista pediátrico eventualmente aplicará selladores y flúor en estos nuevos dientes para protegerlos.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar