transferencia de embriones congelados positivo

La transferencia de embriones congelados en la inseminación artificial

La transferencia de embriones para un proceso de inseminación artificial se puede realizar mediante la criopreservación, la congelación de los embriones, un paso que reduce el estrés mental y físico. En este artículo puedes encontrar exactamente el uso de la congelación en transferencia de embriones, y cuáles son las ventajas y desventajas de éste método.

La transferencia de embriones en la reproducción asistida

Cuando el deseo de tener un bebé por el camino natural no se cumple, muchas parejas se plantean la posibilidad de acudir a un tratamiento de fecundación artificial. La Ley de la fecundación artificial dictamina que en un proceso de este tipo, se introducen en el cuerpo de la mujer, como máximo tres óvulos fecundados, proceso que se conoce como transferencia de embriones. Puesto que normalmente hay más de tres que podrían ser útilies, la criopreservación permite que otros óvulos válidos se conserven y puedan utilizarse más adelante en otro proceso idéntico de transferencia de embriones.

¿Qué es la criopreservación?

La palabra criopreservación, proceso que se utiliza para conservar los óvulos fecundados que en una invitro se colocan en la mujer (transferencia de embriones) viene del griego y significa enfriamiento criogénico. Por criopreservación se entiende, por tanto, la congelación de las células en nitrógeno líquido con el fin de utilizarlas más adelante otra vez. Este proceso no es directamente un método de fecundación artificial, sino más bien una parte específica o un tipo de apoyo dentro de la medicina reproductiva.

Con el objetivo de realizar una transferencia de embriones o una inseminación artificial, tanto el exceso de óvulos fértiles cómo de espermatozoides son congelados. La conservación de los espermatozoides se ofrece sobre todo si los espermatozoides se obtuvieron mediante una biopsia testicular por MESA o TESE. También es posible un congelamiento preventivo de los espermatozoides, por ejemplo, antes de radioterapia debido a un cáncer, lo cual podría resultar en infertilidad. La congelación de óvulos es generalmente mucho más complicado.

¿Qué sucede en la criopreservación de embriones?

Las leyes sobre reproducción asistida determinan que una paciente puede utilizar para la inseminación artificial solo tres óvulos. Normalmente en el proceso de ovulación se consiguen más de tres óvulos fértiles y los sobrantes se pueden congelar de forma indefinida con el fin de utilizarlos en una implantación posterior, quizá para otro tratamiento con transferencia de embriones o fecundación invitro. Para ello, los óvulos se conservan en nitrógeno líquido a -196 ° C. En este proceso hay tres factores de especial relevancia:

  • Óvulos fertilizados: Por lo general los embriones deben ser congelados ya fertilizados. Después de la descongelación rara vez sigue siendo viable la fecundación. En este caso serían para una transferencia de embriones.
  • Congelación en la etapa pronuclear: Aunque los óvulos deben ser fertilizados antes de la congelación, su fase de desarrollo no debe ser demasiado avanzada. Lo que se congela son las células, en nigún caso puede congelarse siendo ya un embrión.
  • Congelación de al menos tres ovocitos: La criopreservación de ovocitos se realiza si por lo menos hay tres ovocitos para criopreservar. La tasa de supervivencia y el desarrollo de los huevos conservados después de la descongelación es de un 70 por ciento, por eso no saldría a cuenta congelar solo uno o dos si luego no sobreviven o no se desarrollan bien.

¿Cómo funciona la criotransferencia?

Después que los ovocitos sean descongelados, se pueden introducir a la mujer después de la primera división celular, o sea como embrión, por ejemplo usando una ICSI o una FIV. Este proceso es el que se llama criotransferencia. Si con la transferencia el embrión se implanta en el útero y por lo tanto se produce el embarazo depende, en gran medida de la calidad y el estado del endometrio en el momento de la transferencia. Para preparar el endometrio para la buena recepción e implantación del embrión hay tres posibilidades.

  • Ciclo natural: En un ciclo regular y una estructura natural del endometrio no se requieren medidas especiales para preparar el cuerpo para la implantación de los embriones en la transferencia. Sin embargo, es posible inducir artificialmente la ovulación, para poder encontrar el mejor momento de la fecundación artificial.
  • Estimulación hormonal: Si la paciente tiene un ciclo irregular, es posible que pueda favorecerse el crecimiento del endometrio con un tratamiento hormonal específico para asegurarse la ovulación.
  • Estrógeno y progesterona: En este método, con la administración de estas dos hormonas se favorecen las condiciones óptimas para la implantación. En primer lugar, la ingesta de estrógenos, por ejemplo, comprimidos o supositorios vaginales, se favorece el revestimiento del útero. El desarrollo es monitoreado porultrasonido. Para establecer el momento exacto se administra la progesterona, lamada también la hormona de la ovulación. El resultado es que la estructura de la mucosa cambia de modo que está lista para recibir los embriones, aunque no ha habido la ovulación real.

¿Qué ventajas y desventajas tiene una criotransferencia de embriones?

Una criopreservación para la transferencia de embriones es aconsejable en pacientes en las que la obtención de los óvulos sea complicado, ya sea porqué ha hecho falta un pre-tratamiento largo, distintos debido a los fallos o incluso molesto y engorroso por la mujer. La probabilidad de embarazo aumenta pues los óvulos pueden conservarse indefinidamente hasta que sea el momento más adecuado para la implantación.

Una desventaja importante de este método es  que las posibilidades de éxito de embarazo tras la inseminación con óvulos previamente congelados se reduce prácticamente a la mitad de los procesos con óvulos “frescos”.

Si una criopreservación para una futura transferencia de embriones es útil para una pareja, depende de la situación particular y los antecedentes médicos personales de la pareja. Es importante que lo consultéis con el médico, que un experto os lo recomiende y os alerte de las dificultades.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *