donacion de ovulos proceso

La donación de óvulos y embriones

La donación de óvulos es un hecho real, y más que eso. La donación de óvulos y embriones es, para muchas mujeres, la única manera de conseguir el bebé deseado. La donación de esperma es más conocida pero en este artículo te contamos lo que necesiats saber sobre la donación de óvulos y la legislación al respecto.

Si el deseo de tener un bebé se ve impedido por la infertilidad masculina, muchas parejas pueden confiar en la posibilidad de la inseminación artificial o la fecundación in vitro, algunas veces con la ayuda de un donante externo. Pero, ¿qué se puede hacer si la infertilidad se encuentra en la mujer? Hay otras posibilidades como la donación de óvulos, de embriones o las madres de alquiler. Este último proceso no está permitido por la legislación española, pero si el registro de la filiación de los nacidos en España por la Instrucción de 5 de octubre de 2010, de la Dirección General de los Registros y del Notariado.

Donación de óvulos

Cuando una mujer no puede producir óvulos sanos, o hay un riesgo muy elevado de transmitir al bebé una enfermedad genética de la madre, hay la posibilidad de recurrir a una donación de óvulos para conseguir el deseado embarazo.  Normalmente, en la donación de óvulos, se aspira el óvulo de otra mujer y luego se fecunda con el esperma de la pareja. Después el óvulo fertilizado es insertado a través de una fertilización in vitro (FIV) en la mujer.

Las mujeres que recurren a la donación de óvulos suelen:

  • A pesar de contar con ovarios plenamente funcionales, no tiene suficiente número de óvulos o sus óvulos son de muy mala calidad
  • No tiene ovarios.
  • Padece una menopausia precoz.
  • Padecer o ser portadora de enfermedades genéticas que pueden ser transmitidas de padres a hijos. El riesgo se elimina recurriendo a la donación de óvulos.
  • Debido a un proceso cancerígeno, se han sometido a un tratamiento de radioterapia o quimioterapia que le ha terminado produciendo esterilidad.
  • Edad. Muchas mujeres por razones profesionales o personales o de cualquier otra índole eluden la maternidad sin darse cuenta que el reloj biológico marca las horas inexorablemente. Los óvulos envejecen, el riesgo de alteraciones cromosómicas se multiplica y las capacidades de fecundación e implantación necesarias para conseguir el embarazo disminuyen drásticamente. La donación de óvulos resulta la última alternativa.

Las mujeres que realizan la donaciónde óvulos, además de ser mayores de edad, deben cumplir una serie de requisitos físicos, psicológicos y de salud que garanticen el éxito del proceso y la salud del bebé. Igualmente la ley 14/2006 del 26 de mayo sobre técnicas de reproducción asistida establece que la donación de óvulos nunca tendrá carácter lucrativo o comercial, que en todo caso habrá una compensación económica por las molestias y el desplazamiento. De esta forma se evita que la donación de óvulos pueda convertirse en un método poco ético de obtención de dinero.

Detalles de la donación de óvulos

  • ¿En qué consiste el tratamiento previo a la donación de óvulos?:Es un tratamiento hormonal inyectable que culminará en la extracción de los óvulos en la donación. Dura dos meses.
  • ¿Es dolorosa la extracción?: No. Dura 15 minutos.
  • ¿Puede afectar a la fertilidad posterior de la mujer que hace la donación de óvulos?: No. Una mujer nace con dos millones de óvulos. Sólo ovula con cada regla 400 óvulos durante toda su vida reproductiva.
  • ¿Qué recompensa económica se suele percibir por la donación de óvulos?: Unos 600-750 € en conceptos de molestias y desplazamiento. Esta cantidad, pero no es fija ni oficial.
  • ¿La mujer que ha hecho la donación de óvulos puede conocer al hijo?: No. Está prohibido.

La donación de embriones

A parte de la donación de óvulos hay otro tipo de donación en la que también interfiere la mujer. En una fertilización in vitro (FIV) se utilizan unos tres embriones por mujer. Sin embargo, en la preparación para la FIV, se fecundan normalmente más embriones para asegurar la existencia de suficientes óvulos fertilizados para un proceso exitoso. Los embriones no utilizados pueden ser donados a otras parejas que no pueden tener hijos con sus propios óvulos y espermatozoides, y así poder satisfacer la voluntad de tener un bebé.

Al igual que con la donación de óvulos la ley española reconoce el proceso de donación de embriones dentro de las técnicas de reproducción asistida. En ambos casos, la donación de óvulos y de embriones, la donación será anónima y deberá garantizarse la confidencialidad de los datos de identidad de las donantes por los bancos de gametos.

Los hijos nacidos tienen derecho por sí o por sus representantes legales a obtener información general de los donantes que no incluya su identidad. Igual derecho corresponde a las receptoras de los gametos y de los preembriones.

Madres de alquiler

Hay un último método para tener un bebé cuando hay serios problemas de fertilidad en la mujer. Se trata de que otra mujer tenga el bebé por ella, se trata de la subrogación o madre de alquiler. Por un lado hay la posibilidad de fertilizar el óvulo de una mujer con el esperma del hombre de la pareja, en este caso se llama subrogación parcial . Si se inserta en una mujer el óvulo ya fertilizado, ambos gámetos de la pareja que quiere el bebé, se llama subrogación completa.

A diferencia de la donación de óvulos y embriones, este procedimiento no es legal en España. La ley sobre técnicas de reproducción asistida no la contempla declarando que “Será nulo de pleno derecho el contrato por el que se convenga la gestación, con o sin precio, a cargo de una mujer que renuncia a la filiación materna a favor del contratante o de un tercero”.

No obstante, la Instrucción de 5 de octubre de 2010, de la Dirección General de los Registros y del Notariado, sobre el  régimen registral de la filiación de los nacidos mediante gestación por sustitución prevee la posibilidad, y regula , el registro en el estado español de un bebé nacido por una maternidad de alquiler realizada en otro país, de forma legal. Para que el bebé pueda registrarse como hijo propio de la pareja (niños nacidos de madres de alquiler, que han renunciado a su filiación materna), es necesario presentar ante el Registro Civil de una resolución judicial que haya dictado un Tribunal competente del país de origen, en la que se determine la legalidad del procedimiento y la filiación a los “nuevos” padres.

Puedes consultar todos los detalles de dichas leyes en los documentos del BOE:

Más información

Para obtener más información sobre este y otros temas relacionados con la fertilidad puedes consultar nuestras secciones Reproducción asistida e  Infertilidad.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *