metodos de reproduccion asistida

Riesgos de la reproducción asistida

Como en cualquier intervención médica la reproducción asistida tiene ciertos riesgos, según las distintas técnicas.

Un tratamiento hormonal puede tener efectos secundarios, como la sobre-estimulación o incluso dar lugar a un embarazo múltiple. Así mismo todos los tratamientos de reproducción assitida conllevan riesgos psicológicos por largas esperas y el margen de error o negativo que existe.

La reproducción asistida no está exenta de riesgos pues se trata de intervenciones médicas. Hay algunas posibilidades que se den embarazos un poco más complicados que el embarazo simple, ya sea un embarazo múltiple o un embarazo ectópico. Hay también casos en que la mujer padece la síndrome de la hiperestimulación ovárica. En este artículo te contamos los riesgos de la reproducción asistida.

  • Embarazo múltiple: Hasta en un 20% de los casos la pareja da a luz a gemelos. La probabilidad de tener mellizos es mucho menor, en torno a un 1%.
  • Embarazo ectópico: Es aquél que tiene lugar en las trompas de falopio y no en el útero. Es peligroso para la vida de la madre, por lo que ha de ser interrumpido. Tras un tratamiento de fertilidad, la probabilidad de tener un embarazo ectópico es de un 1%.
  • Síndrome de la hiperestimulación ovárica: Se produce sobre todo tras un tratamiento de tipo hormonal. Las mujeres jóvenes y delgadas tienen mayor probabilidad de contraer este síndrome. Los ovarios se vuelven más grandes y segregan sustancias que permiten perder líquido de los ovarios o abdomen, espesando la sangre de la mujer y conllevando por ello riesgos para su salud.

Riesgos de embarazos múltiples

De los distintos riesgos en reproducción asistida, en un tratamiento con hormonas y de inseminación artificial es el embarazo múltiple. Esto se debe principalmente a la fuerte estimulación de los ovarios, y también el hecho que en la FIV, la fecundación in vitro se utilizan más de un embrion para asegurar el éxito. Esto, por supuesto, aumenta los riegsos de los embarazos múltiples.

Estadísticamente alrededor de un 20% de todas las mujeres embarazadas por FIV han dado a luz a gemelos e incluso trillizos hasta un tres por ciento. La mayoría de médicos aconsejan los tres embriones si la mujer tiene más de 38 años de edad. En las mujeres más jóvenes se utiliza sólo uno o dos embriones.

Con la mayor probabilidad de embarazo múltiple, aumenta también el riesgo de parto prematuro. Así que lo más común es, por desgracia, que en los embarazos múltiples los nacimientos se den antes de la semana 30. Otro de los riesgos de la reproducción asistida es que pueda ocurrir una ruptura del saco amniótico en los primeros tres meses y tener pérdidas,  esto significa que pueden entrar gérmenes a través de la vagina hacia el útero e inducir la inflamación. Sin embargo, estas complicaciones son la excepción. En general, los partos múltiples también vienen sin complicaciones y saludables.

Riesgos de embarazo ectópico o aborto involuntario

En una fertilización in vitro, la probabilidad de embarazo ectópico es por desgracia mucho mayor que en un embarazo natural. Con la edad también aumenta el riesgo de aborto involuntario, sin embargo, no se puede establecer un vínculo directo entre el aborto y la fecundación in vitro. Los riesgos de la reproducción asistida en sus distintas técnicas no depende tan sólo de la edad de la mujer sino en buena parte de su condición física y su estado hormonal.

Hiperestimulación ovárica

Uno de los riesgos de la reproducción asistida con tratamiento hormonal es la hiperestimulación. Puesto que se estimula los ovarios para producir más óvulos maduros con el fin de aumentar las posibilidades de fertilización, alrededor de un uno por ciento de los casos puede conducir a la hiperestimulación ovárica (SHO). El riesgo de hiperestimulación ovárica en la FIV e ICSI es mayor que con el tratamiento de inseminación artificial, ya que en estos dos métodos los ovarios son mucho más estimulados. La aparición del síndrome de hiperestimulación ovárica es probable también que en las mujeres jóvenes o de bajo peso, las mujeres con síndrome de ovario poliquístico, y mujeres que en algun tratamiento hormonal anterior hubieran con un alto nivel de estradiol.

No está claro como se produce la hiperestimulación, pero se cree que a través de la estimulación de sustancias vasoactivas en el torrente sanguíneo, aumenta la permeabilidad de las paredes de los vasos sanguíneos y una acumulación de líquido en la cavidad peritoneal. Esta retención de líquidos puede causar dolor de leve a severo en el abdomen, náuseas, distensión abdominal, puede que dificultad para respirar e incluso un fuerte aumento de peso, de más de un kilogramo por día. En casos muy graves, la sangre pierde su contenido de líquido y se espesa aumentando la probabilidad de coágulos. La mala circulación en órganos como los riñones puede llevar a una insuficiencia renal y otros graves problemas.

Pese a la gravedad, el síndrome de hiperestimulación es raro. Gracias a visitas periódicas, por lo general los médicos pueden detectar y tratar a tiempo la sobre-estimulación de forma rápida. Sin embargo si tienes dolor es mejor que contactes duirectamente con un médico para responder de forma aún más rápida. El médico puede recomendar un tratamiento adicional, pero en la mayoría de los casos, y para mayor seguridad lo que se hace es cancelar el tratamiento. La rapidez en actuar en estos casos, pues, es clave para que riesgos como estos, no vayan a peor.

Estrés psícológico

La reproducción asistida está ligada a unos determinados plazos de tiempo y requiere, por parte de la pareja, mucha paciencia. La carga emocional está siempre asociada a un fuerte sentimiento de inseguridad ligado a las esperanzas e ilusiones, a los miedos y a las frustraciones. De ahí que en muchas ocasiones se produzca un fuerte estrés, que no sólo afecta a la calidad de vida, sino también a la salud de la pareja en cuestión. No estás sola con tus problemas. Trata de visitar terapias de grupo u otras ayudas para superar el bajón de no poder quedarte embarazada. Recuerda que los riesgos emocionales de la reproducción asistida son altos.

Riesgos de la cirurgía

En raros casos, surgen complicaciones con la llamada fecundación in-vitro ligadas a intervenciones quirúrgicas, como pequeñas heridas en el útero o infecciones. Cuanto mayor son las mujeres intervenidas, mayor es la posibilidad de sufrir estos riesgos en la reproducción asistida. También hay una posibilidad de que la fecundaión in-vitro provoque abrotos espontáneos.

Raro y desconocido: defectos en la impronta genética

Existen otros riesgos en la reproducción asistida, aunque en probabilidades muy bajas, de defectos en la impronta genética del bebé. La impronta genética es un fenómeno genético por el que se “imprime” la información genética del bebé en función del material genético de los progenitores. En la fecundación llega tanto la información genética del padre cómo de la madre; por un período breve de tiempo la información genética que ha llegado  por duplicado se mantiene, y en el desarrollo posterior es cuando uno prevale encima del otro, y la información no “impresa” se desvanece.

Algunas investigaciones apuntan que en la fecundación in vitro puede entorpeces el proceso de “impresión” de información genética en los genes. Enfermedades genéticas como el síndrome de Angelman y el síndrome de Prader-Willi, ambos ligados a la misma región del cromosoma 15, pueden ser el resultado de este error. Aunque esta relación se ha estudiado en animales, aún no se sabe del ceirto con personas. Se trata, pero, de una alteración muy poco frecuente, y el médico puede descartarlo para que estéis más tranquilos.

El deber de informarte de tu médico

Los médicos están obligados a informarte sobre los riesgos asociados a la reproducción asistida y a cada una de las terapias. Si no has comprendido algo de lo que te ha dicho, lo mejor es que vuelvas a preguntarle y le solicites que te lo explique de forma más clara y sencilla.  Es importante que, a pesar de querer tanto tener un hijo, te plantees hasta qué punto has de someterte a ciertos riesgos o no.

Más información

¿Tienes alguna pregunta? Puedes encontrar mucha más información sobre estos temas en nuestras secciones infertilidad y reproducción asistida en el canal de maternidad.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar