Cómo evitar el baby lag

Cuidados con el bebé prematuro

Durante el embarazo todos los ojos están puestos en el bienestar del bebé y su madre. Sin embargo, y a pesar de todos los recaudos que se hayan tomado, el niño puede nacer antes de tiempo. Cuando el bebé nace prematuro necesitará de algunos cuidados especiales, a continuación, te damos algunos consejos.

Denominamos bebé prematuro a aquel niño que nace antes de las 37 semanas de embarazo.

Causas

Las causas de un nacimiento prematuro son múltiples, incluyendo algunas afecciones exclusivas de la madre tales como diabetes, infecciones, nefropatías, etcétera.

Cuando el bebé nace prematuro es necesario saber que debe recibir cuidados especiales. Los problemas de estos bebés radican principalmente en sus dificultades para adaptarse al mundo exterior.

El bebé experimenta su mayor crecimiento y madurez en las últimas 8 semanas de embarazo. Durante las primeras 32 semanas de embarazo el bebé adquiere solamente un tercio de su peso total, ya que los dos tercios restantes se adquieren en las últimas 8 semanas. La madurez de los órganos también se ve alterada cuando el bebé nace prematuro, ya que no es posible garantizar su autonomía fuera del útero.

En cuanto al aspecto, cuando el bebé nace prematuro es posible reconocer diferencias físicas y de postura si se lo compara con un bebé nacido a término. La piel, el cabello y los genitales tienen un aspecto mucho más delicado; las palmas de las manos y las plantas de los pies suelen estar enrojecidas y con pocos surcos; los músculos se presentan notoriamente más flojos y la postura es menos firme; y poseen una cabeza desproporcionadamente grande con respecto a sus extremidades.

Sin embargo, no todas las diferencias están a la vista. Cuanto menos tiempo haya estado en el útero, mayores riesgos de enfermedades tendrá el bebé. Los sistemas respiratorio, nervioso, inmunológico, digestivo y renal también están comprometidos.

El síndrome de membrana hialina es una de las afecciones que puede sufrir el niño nacido antes de término. El sistema respiratorio es uno de los más afectados por el corto tiempo de gestación, y este síndrome aparece porque el bebé carece de una sustancia que se llama surfactante -sustancia que impide el colapso de los alvéolos pulmonares- y no puede expandir sus pulmones.

Cuidados

Cuando el bebé nace prematuro necesita atención médica especializada, generalmente en una unidad neonatal de cuidados intensivos, donde permanece hasta que sus órganos hayan madurado y puedan funcionar sin ayuda. En el caso del síndrome de membrana hialina el bebé recibe surfactante artificial.

Con posterioridad al nacimiento el niño queda instalado en una incubadora que mantiene el calor y las condiciones más similares posibles a la vida intrauterina.

En cuanto a la alimentación serán los especialistas quienes indiquen cuándo comenzará a alimentarse de leche materna. En general, se prefiere comenzar lo antes posible. Cuando el bebé no tiene capacidad de succión se lo alimenta con una sonda nasogástrica donde pasa la leche materna.

Una vez dado de alta existen recomendaciones a seguir en el hogar: es necesario extremar las medidas de higiene, controlar los cambios bruscos de temperatura, atender al peso del bebé y evitar el contacto con mucha gente.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar