parto prematuro causas

El parto prematuro – Síntomas, causas ¿Cómo evitarlo?

Causas y síntomas del parto prematuro o pretérmino

Hay bebés que nacen a tiempo y otros que no; nacen antes de lo esperado. Cuando el bebé nace antes de la semana 37 de gestación se dice que es un parto prematuro o pretérmino. El nacimiento antes de tiempo puede aumentar el riesgo de vida o crecimiento del bebé. La buena noticia es que con cuidados y control, la madre puede tener un parto normal.

La Organización Mundial de la Salud estima que entre el 6% y 12% de los nacimientos que se producen en el mundo son por parto prematuro. Estos bebés son más propensos a sufrir problemas cerebrales, neurológicos, respiratorios y digestivos, además de retrasos en su desarrollo y problemas de aprendizaje infantil.

Causas de un parto prematuro

Las causas del parto prematuro no pueden identificarse con certeza, aunque sí se conocen varias de ellas, como las enfermedades de origen materno y las enfermedades propias del embarazo, como la diabetes gestacional. También pueden ser causa de un parto prematuro factores uterinos, fetales, emocionales y hasta sociales.

Otros factores que inciden son el que la madre no siga una dieta equilibrada para tener todos los nutrientes que ella y el bebé necesitan, fumar y beber bebidas alcohólicas, descansar pocas horas, el estrés y la falta de controles médicos. 

Síntomas de un parto prematuro

Síntomas de un parto prematuro

El parto pretérmino no se diferencia con un parto normal desde el inicio, inclusive los síntomas de un parto prematuro y uno normal son similares. En ambos, la futura madre puede tener contracciones normales con frecuencia y sensaciones de que el bebé está empujando hacia abajo. 

Claro que estos síntomas, al ser similares a los de un parto normal, no tienen por qué llevar a un parto prematuro. Sin embargo, es importante ante estos síntomas consultar al médico de inmediato, para que él determine si se está cerca del parto o si sólo se trató de una circunstancia propia del embarazo. 

En caso de tratarse de un parto prematuro, los doctores pueden intentar retrasarlo dentro de las posibilidades, para que el embarazo se prolongue más tiempo y así finalice con normalidad. Si se logra retrasar el parto unas semanas, las probabilidades de tener un bebé completamente saludable crecen. En caso de correr riesgos la madre y el bebé, habrá que preparase ante la llegada del feto prematuro.

Retrasar el parto prematuro es usualmente la primera opción de tratamiento porque esto otorgaría más tiempo para la maduración del bebé en el vientre. En este caso, la madre debe mantener reposo absoluto en cama, cuidando su buena hidratación y nutrición, recursos importantes para conseguir el retraso del nacimiento prematuro.

Más allá de las medidas que puedan tomar los médicos, próximo al parto, es muy importante seguir su consejo durante todo el embarazo. Ellos insisten en la importancia que tienen los cuidados de la madre durante el embarazo para evitar el parto pretérmino, incluso antes de quedar embarazada. Por ejemplo, lo más saludable sería que si esta padece una enfermedad crónica debería acudir al médico antes de quedar embarazada para analizar su situación, si tiene sobrepeso tendría que reducirlo antes de quedar encinta, entre otros consejos.

Evitar el parto prematuro

Por desgracia, el índice de nacimientos prematuros está aumentado tanto en España como en toda Europa y suponen el 7,1% de los nacimientos del continente europeo. Aunque actualmente podemos evitar el parto prematuro, prevenirlo. Como futura madre debes seguir algunos consejos básicos para evitar el riesgo de parto prematuro o reducirlo drásticamente. Los siguientes consejos te darán una visión general de cómo hacerlo.

Tips para evitar un parto prematuro…

  • Durante tu embarazo es importante seguir una dieta sana y equilibrada.
  • No debes fumar ya que esto puede retardar el crecimiento de tu hijo. Evita que fumen en tu presencia, ya que el tabaquismo pasivo es peligroso.
  • Lo mismo con el alcohol y, por supuesto, cualquier tipo de droga.
  • Es importante evitar momentos de estrés y de tensión. Si notas que realizando una actividad te agobias o sientes un poco de ansiedad, pide ayuda a tus familiares.
  • Hacer un poco de ejercicio, como caminar, te será beneficioso para tu embarazo.
  • Asegúrate de evitar o tratar a tiempo las infecciones, como, por ejemplo, del tracto urinario o de sangrado de las encías, de inmediato.
  • Evita practicar demasiado ejercicio físico y no te expongas a viajes demasiado largos.
  • Importante: Deja que te controlen regularmente la flora vaginal para asegurarte que hay suficiente ácido láctico, es una sustancia que actúa como protector natural para las infecciones.

Evitar el parto prematuro debes cuidar

  • Si sientes un aumento del PH vaginal. La medición puede hacerse con un guante de prueba para la medición vaginal.
  • Si notas picores o una sensación de ardor en el área genital.
  • Si desprendes un olor fuerte.
  • Si vas con mucha frecuencia al baño.
  • Si tienes fiebre o diarrea.
  • Si tienes contracciones prematuras (las vas a reconocer si se producen más de 10 veces al día).

Si notas una o incluso varias de estas cosas, deberías ir lo más pronto posible a su ginecólogo, ante cualquier alarma lo mejor es actuar rápido para evitar el parto prematuro.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar