sarpullidos cutáneos comunes en los niños durante el verano

Ampollas

Índice

Consideraciones generales

Es una vejiga formada en la piel rellena de líquido linfático que usa el cuerpo como mecanismo de defensa. El fluido de su interior está compuesto por glóbulos blancos, que protegen contra agentes infecciosos.

Ayuda a reparar el daño producido en la piel. Suelen producirse por quemaduras o fricción.

Causas

  • Quemaduras
  • Fricción (del calzado, por ejemplo)
  • Dermatitis de contacto (reacción de la piel por una alergia o una irritación)
  • Impétigo (infección causada por una bacteria caracterizada por la erupción ed úlceras en la piel)
  • Infecciones virales (como la varicela y el herpes zóster)

Tratamiento

A menudo se curan por sí solas. No conviene reventar la ampolla a menos que sea bajo supervisión médica.
Es recomendable lavar el área afectada con agua y javón. Una compresa fría puede ayudarte a reducir el hinchazón y la molestia. Se debe mantener la zona limpia y si la ampolla explotase, hay que vendar la zona para que no entre en contacto con suciedad.

Debes estar atenta por si se te infecta. Si observas aumento de temperatura, inflamación, enrojecimiento, drenaje, aparición de pus o dolor, debes ponerte en contacto con el médico. Pueden ser necesarios antibióticos.

Prevención

Las únicas que se pueden prevencir son las del calzado. Es recomendable estirar bien el calcetín cuando te pones los zapatos para que no haya arrugas que puedan rozar la piel. Además, se deben atar las zapatillas fuertemente, para que no se tambaleen al andar.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *