¿Cómo identificar a una mala niñera?

¿Cómo identificar a una mala niñera?

Detalles que delatan a una mala canguro

A una madre no siempre le resulta fácil confiar en la canguro de sus hijos. Y si además tiene razones para desconfiar, es normal que se active ese sexto sentido que indica que algo no marcha bien. Para despejar las dudas, algunas madres colocan cámaras en la casa para saber qué sucede cuando la niñera se queda a solas con su hijo. Sin embargo, no es necesario llegar a esos extremos, existen algunas señales que delatan a una mala niñera, basta mantenerse atenta a los pequeños detalles.

Señales para identificar a una canguro NO canguro

1. Tu hijo no la quiere. 

Si tu hijo se asusta, parece triste, llora demasiado o tiene rabietas cuando ve a la niñera, es probable que tengas un problema en casa. Es cierto que una niñera no puede sustituir el cariño de los padres, pero cuando la relación entre la niñera y el niño es positiva, el pequeño se entusiasma al verla. Por tanto, si tu hijo no está contento o se niega a quedarse a solas con la niñera, será mejor que investigues qué está sucediendo.

2. El niño ha sufrido demasiados accidentes. 

Una buena niñera debe vigilar constantemente al niño y saber lo que está haciendo en todo momento. Por supuesto, no siempre podrá evitar los accidentes ya que los niños suelen ser muy inquietos y a veces se escapan de nuestro control. Sin embargo, si tu hijo sufre con frecuencia accidentes que se pueden prevenir, es probable que tu niñera no le esté prestando suficiente atención.

como dormir a un bebe de un año

3. La niñera no es puntual. 

Si tu niñera se retrasa con frecuencia o te avisa que no podrá ir a cuidar a tu hijo en varias ocasiones, deberías plantearte buscar a otra persona. Si la niñera no es capaz de cumplir con sus obligaciones y responsabilidades, es probable que tampoco le brinde a tu hijo la atención que requiere.

4. Tu hijo está abandonado. 

Los niños suelen ensuciarse, es algo normal, pero una buena niñera también se debe encargar de mantener al niño limpio. Si cada vez que llegas a casa encuentras que tu hijo tiene comida en el rostro, tiene las manos o la ropa sucia o no le han cambiado los pañales, es probable que la niñera no esté haciendo su trabajo. Ten en cuenta que si la niñera no se ocupa de los cuidados básicos del niño, es posible que también esté descuidando su seguridad.

5. La niñera no te da detalles de la rutina cotidiana. 

Después de haber pasado todo el día separada de tu hijo, es normal que quieras saber qué ha hecho el niño y qué ha sucedido en tu ausencia. Si tu niñera no te ofrece explicaciones convincentes sobre lo que ha ocurrido mientras no estabas, es probable que tenga algo que ocultar.

6. Las necesidades básicas de tu hijo no están satisfechas. 

Si cuando regresas a casa notas que tu hijo está muy cansado y con sueño, o que tiene un hambre voraz a la hora de la cena, es probable que la niñera esté descuidando sus hábitos de sueño y alimentación. Pregúntale qué está sucediendo y, si no puede darte una explicación convincente, será mejor que vayas pensando en buscar a otra persona que cuide de tu hijo.

7. No sigue tus instrucciones para educar al niño. 

Cada niñera tiene sus propios métodos educativos, pero también debe respetar las normas que has establecido en casa. Si no cumple con tus instrucciones o pone en tela de juicio constantemente tu forma de educar a tu hijo, no deberías mantenerla en casa. Ten en cuenta que transgredir tus normas no solo denota falta de profesionalidad sino que también puede incidir negativamente en la educación de tu hijo.

Existen 7 aspectos importantes que debes tener en cuenta para elegir a la canguro ideal para asegurarte que aciertas con la elección de la persona que cuidará de tus hijos. Además confiar en plataformas especializadas como es el caso de Familiafacil.es te permitirá acceder a un sinfín de profesionales, filtrar según tus necesidades, ver sus currículums completos, contactarlas para preguntar todo lo que necesites y poder conocerlas y evaluarlas.

También podrás publicar ofertas para demandar un perfil específico para el cuidado de los niños además de acceder a perfiles de asistencia doméstica y de limpieza.