actividades para hacer si eres madre

Diez cosas que puedes hacer por ti en tu tiempo libre

Dedícate unos minutos diarios a ti y verás los beneficios en la familia

Cuando llega el bebé los días parecen acortarse y las noches se hacen interminables. Al inicio puede ser complicado encontrar un poco de tiempo para ti ya que, entre los pañales, las tomas y el baño del bebé, prácticamente no te quedará ni un minuto libre durante la jornada. Sin embargo, recuerda que antes de cuidar a los demás, es importante que cuides de ti misma y que te sientas bien.

Cuando estás estresada, deprimida o ansiosa, el bebé lo percibe y se irrita, además de poder crear tiranteces con tu pareja o familia. Por eso es tan importante que te regales algunos minutos al día solamente para ti

Tomar tiempo para ti no te convierte en una mala madre, al contrario, los expertos lo recomiendan, ya que te ayuda a desconectar y desestresarte. Es muy importante que te apoyes en tu pareja y no te cargues tu con todo el trabajo, la responsabilidad es de ambos.

deporte en el embarazo primer trimestre

10 cosas que deberías hacer para ti

Meditar. 

Cierra los ojos, respira con profundidad, limpia tu mente e intenta encontrar un lugar tranquilo en tu interior. La meditación no solo promueve un estado de relajación y tranquilidad, sino que se ha demostrado que mejora la atención y la memoria e incluso puede prevenir el envejecimiento cerebral.

Hacer ejercicio. 

Tan solo 15 minutos al día serán suficiente para que le devuelvas a tus músculos la fuerza y la flexibilidad que tenían antes del embarazo. Recuerda que la actividad física no solo es beneficiosa para tu cuerpo, sino que también te ayuda a liberar tensiones, combate tanto el estrés como la depresión y propicia un estado de bienestar.

Disfrutar de una merienda o un buen almuerzo. 

Entre una tarea y otra, la mayoría de las madres no encuentran el tiempo para sentarse a almorzar. Sin embargo, recuerda que picar es un mal hábito que, a la larga, puede conducir a la obesidad. Con la misma dedicación con que preparas el biberón, prepárate una merienda o un buen almuerzo y siéntate a disfrutarlo con calma.

Leer. 

Si eres amante de la lectura, la llegada del bebé no significa que debas renunciar a este placer. Encuentra algunos minutos al día para dedicarlo a un nuevo libro, no importa si tan solo puedes leer unas cuantas páginas, esos minutos te servirán para desconectarte del mundo y, cuando regreses, tendrás fuerzas renovadas.

Ir de compras. 

Quizás no tengas tiempo suficiente como para dedicarle todo un día a las compras, como solías hacer antes. Sin embargo, puedes visitar esa tienda que acaban de abrir o navegar por las tiendas online y recibir cómodamente tus compras en casa.

Escuchar música. 

La música mejora el estado de ánimo y es un arma excelente para luchar contra la depresión postparto. Si tu bebé se acaba de dormir y no quieres hacer ruido, puedes ponerte los audífonos y disfrutar al menos durante 10 minutos de tus canciones preferidas. Notarás que te llenarás de energía. Es importante que el padre también cumpla con sus responsabilidades en el postparto.

masaje vientre embarazo

Recibir un masaje. 

Puedes pedirle a tu pareja que te dé un masaje o planificar una sesión en algún centro SPA cercano. Así podrás eliminar toda la tensión acumulada y cuando termines te sentirás como nueva.

fortalecer las defensas

Contactar a las amistades.

El hecho de que no tengas tiempo para salir de casa como antes no significa que pierdas el contacto con tus amistades. Cuando tengas unos minutos libres, toma el teléfono y llámales. Intenta no monopolizar la conversación hablando del bebé, aprovecha para enterarte de las buenas nuevas.

Escribir un diario o crear un blog

Si eres madre primeriza, es normal que a veces te sientas abrumada y que en ocasiones pienses que no podrás con todo. Escribir tus sentimientos, miedos y alegrías en un diario o en un blog es un ejercicio terapéutico que te ayudará a enfrentar esta nueva etapa de tu vida con mayor tranquilidad y seguridad. No obstante, recuerda que la clave se encuentra en focalizarte en tus sentimientos, no te limites a describir la jornada.

Mimarse. 

Cuando llega un bebé es normal que vuelques toda tu atención en él, pero no olvides darte pequeños caprichos y mimarte. Aplícate una mascarilla facial para que tu piel recupere su lozanía, date un baño caliente o sigue una rutina de belleza que te haga sentir bien. 

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar