silla a contramarcha

Ventajas de comprar una silla a contramarcha para bebé

Las sillas infantiles para bebés y niños en vehículos deben estar homologadas y adaptadas al peso y la talla de los niños. Atendiendo a la normativa europea, estos sistemas de retención infantil (SRI) han de poder instalarse siguiendo las instrucciones del fabricante.

Hasta hace poco, convivían en España dos normativas que homologaban los SRI: la ECE R44/04 y la ECE R129 o i-Size. Con la actual normativa i-Size, los niños deben viajar de manera obligatoria a contramarcha hasta los 15 meses, independientemente de su peso. Una norma ha desplazado a otra en cuanto a fabricación y necesidad de viajar en el sentido contrario a la marcha, pero no en cuanto al uso: aún se pueden utilizar sillas fabricadas bajo el paraguas de la norma anterior.

Una vez el pequeño supera los 15 meses de edad, no existen prohibiciones sobre la orientación de las sillas, más allá de la del asiento delantero cuando esté activado el airbag frontal. No obstante, colocar las sillas a contramarcha es aconsejable porque reduce las posibilidades de sufrir lesiones graves en un 90% en casos de accidente.

¿Es más segura una silla para coche a contramarcha?

Sí, las sillas a contramarcha son más seguras, especialmente cuando los bebés aún tienen pocos años de vida. Conocidas las recomendaciones de organismos como la DGT, llega el momento de desarrollar algunas de las ventajas que supone que los niños viajen en contra de la marcha del vehículo.

Reduce las posibilidades de muerte en caso de accidente

Si se viaja en movimiento contrario a la marcha, el respaldo del SRI absorbe buena parte de la potencia del golpe y apenas hay movimiento en el cuerpo del niño, en caso de que el accidente sea frontal.

Con las sillas colocadas en el sentido de la marcha, tras el impacto todo el cuerpo se va hacia adelante, haciendo sufrir a su columna vertebral, cuello y cabeza. Debemos tener en cuenta que en los niños pequeños, la cabeza ocupa proporcionalmente más peso que otras partes del cuerpo, por lo que es simplemente una cuestión de inercia que este se desplace hacia adelante en caso de accidente.

Las ventajas de los SRI a contramarcha están más presentes en caso de choque frontal, que es cuando la silla absorbe con mayor intensidad la fuerza del golpe y se protege la integridad del pequeño, especialmente el cuello, que es una parte muy frágil del organismo en edades tempranas.

Solo en caso de que el accidente se produzca por la parte trasera, la posición más recomendable sería el sentido de la marcha, por la misma razón que explicamos. No obstante, la estadística indica que estos accidentes suelen ser menos graves y el índice de mortalidad es inferior.

Accidentes frontales frente a accidentes laterales y traseros

Atendiendo a las estadísticas de la DGT de siniestralidad en accidentes de tráfico, la mayor causa de mortalidad sigue siendo el accidente por salida de vía, seguido de las colisiones frontales. Estas, agrupan el 23% de los accidentes mortales, frente al el 9% de los siniestros por colisión trasera y múltiple.

Entre ambas causas se sitúan la colisión lateral y frontolateral, que concentran el 12% de los accidentes mortales en carretera. La normativa i-Size actual en los SRI intenta poner freno a los riesgos que causan estos accidentes añadiendo un tercer punto de anclaje.

silla a contramarcha para el coche

Menor probabilidad de sufrir una lesión de gravedad

Un segundo aspecto positivo de que los niños viajen a contramarcha es que las posibilidades de lesión grave se reducen en torno al 75%. Al producirse el impacto teniendo esa posición en el coche, las fuerzas del mismo se reparten por todo el cuerpo, lo que hace que el impacto tenga menos energía para ocasionar una lesión grave en una parte concreta del organismo.

Si el pequeño viaja a contramarcha y se produce un impacto frontal o frontolateral, la intensidad del golpe se repartirá casi a partes iguales entre la cabeza, el cuello, el torso y la espalda del niño, reduciendo así las posibilidades de sufrir daños severos. El propio SRI actúa también como agente amortiguador del impacto, aminorando la intensidad con la que el golpe afecta al organismo del pequeño.

Los recelos de muchos padres sobre viajar a contramarcha

A pesar de que la DGT y otros organismos recomiendan viajar a contramarcha una vez superada la obligación legal por edad de los niños, todavía muchos padres se muestran reacios a esta práctica porque siguen estando presentes algunos mitos sobre viajar a contramarcha.

Una de estas leyendas es que los niños se marean más si viajan a contramarcha. La realidad es que no, pues el sistema vestibular, que es el que propicia la sensación de mareo, se va desarrollando con el tiempo, y hasta pasados los cuatro años de vida no se desarrolla por completo.

Un segundo aspecto que preocupa a muchos padres es que, si los niños viajan en el sentido contrario a la marcha, no pueden verles directamente. Para solucionar esta, una solución es colocar espejos retrovisores en los cabeceros de los asientos traseros.

Con respecto a la idea de que los niños tienen menos espacio para colocar sus piernas si viajan a contramarcha, lo cierto es que los SRI están diseñados para que quien se siente sobre ellos lo haga de manera cómoda. De este modo, si el pequeño va sentado en un SRI que se ajusta a su estatura y su peso, no debe tener problemas para colocar sus piernas y viajar con confort.

Un último aspecto a valorar es que los niños pueden aburrirse más sin ver por la ventanilla cuando viajan a contramarcha. La realidad es que la silla en esta dirección sí permite que el pequeño vea más espacio de la ventanilla, algo que no ocurre con el viaje en el sentido de la marcha, donde la visión se centra en el respaldo del conductor y un trozo de ventanilla.

Con todo, consideramos que las ventajas de comprar una silla a contramarcha son más que suficientes para hacerse con una. Con la seguridad no se juega, menos aún con la de los más pequeños.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar