cuna de viajes

Qué cuna de viaje comprar: consejos y recomendaciones

Cada vez que salimos de casa intentamos anticiparnos a la comodidad que va a tener el bebé en cada momento, sobre todo a la hora de cubrir necesidades básicas como la de comer y dormir. Y, en muchas ocasiones, esto último nos lleva a preguntarnos qué cuna de viajes comprar.

Se trata de un accesorio útil para el periodo de vacaciones o para escapadas familiares más cortas, pero también para tenerla en casa de esos familiares con los que se suele quedar (como los abuelos) o una residencia que se visita con frecuencia.

Recomendaciones para comprar la cuna de viajes

Queda claro que merece la pena hacer el gasto y comprar una cuna de viaje por la comodidad del bebé, pero también por la versatilidad. Terminado su uso como cuna de viaje, podrás utilizarla como parque de juegos. Al menos, así remarcan una de las ventajas de estas cunas en la web https://tucunadeviaje.com/. 

Veamos, pues, unas recomendaciones básicas para comprar la mejor cuna de viajes según la página Tu Cuna de Viaje, web especializada en la review de parques cuna:

1. Comprueba que sea cómoda de montar y llevar

Una cuna de viajes fácil de llevar pesa poco, desde menos de cinco hasta poco más de 10 kilos, y viene con una bolsa para facilitar su transporte. Se valora también que venga con ruedas para trasladarla fácilmente de un sitio a otro sin tener que desmontarla, y no todas las cunas de viaje las traen.

Su montaje debe ser fácil y no llevarte más de unos minutos, segundos incluso. De hecho, hay cunas con un sistema de plegado y apertura instantáneo que permiten que la montas en un parpadeo. Si da la opción de plegarse sin tener que desmontarse para recogerla y que ocupe menos espacio, mejor.

2. ¿Es versátil?

La versatilidad se puede medir desde dos puntos de vista: 1) el tiempo de uso que puede tener la cuna de viaje y 2) ser multifunción y servir para algo más que para el descanso.

En cuanto a lo primero, tendrás que fijarte en el peso que es capaz de aguantar. Hay cunas que no presentan límites, así que podrán utilizarse durante mucho tiempo. La mayoría, sin embargo, llegan hasta los tres años.

La cuestión de la multifuncionalidad tendrá que ver con el equipamiento de la cuna, como te contamos a continuación. Poder usarla como parque de juegos va asociado a elementos como la gatera en el lateral, que permite abrirla con cremallera o velcro. A medida que vaya creciendo, el bebé podrá salir y entrar libremente a su zona de jugos.

3. Mira qué accesorios trae

Lo esencial es la bolsa de viaje para facilitar su almacenamiento y transporte, pero hay cunas que están perfectamente equipadas. Hablamos de arco de juegos, bolsillo lateral para almacenar enseres e incluso cambiador

Además, algunas permiten que acoples otros accesorios como el parasol o la mosquitera, por lo que son útiles para cualquier época del año pero especialmente en verano, cuando más se usan.

4. Asegúrate de que sea cómoda para el bebé

El colchón es lo esencial para garantizar la seguridad, y debe tener unas dimensiones mínimas. Mira sobre todo el grosor, que sea de tres centímetros como mínimo y en hecho en materiales confortables como la espuma. Y mejor si las medidas son estándares para que no te marees a la hora de comprar textiles extra.

Lo que también suelen valorar padres y madres es que tenga dos alturas: una más alta para coger y dejar al bebé con facilidad cuando aún es muy pequeño, y otra más baja para evitar accidentes por caída cuando va ganando en movilidad.

5. … y también segura

Es un aspecto esencial. Busca una cuna robusta, que use materiales libres de sustancias tóxicas e hipoalergénicos, y que además se pueda desenfundar para lavar a máquina y garantizar unas medidas mínimas de higiene. Por supuesto, debe cumplir con la normativa europea de seguridad.

Hay extras que se valoran como las paredes de rejilla, lo que permite ver al bebé en todo momento mientras hace uso de la cuna y ventila correctamente el espacio.

Más consejos para comprar la cuna de viajes

  • Busca la mejor relación calidad-precio. Puedes comprar una cuna de viaje por menos de 40 euros, aunque todo consumidor de hoy sabe que el precio no significa nada si no se pone en relación con la calidad. Pon el precio en relación con la calidad de los materiales, el tiempo de uso, la versatilidad y los accesorios. A modo de ejemplo citamos la cuna de viajes de Tectake: robusta, con extras, estética y económica. 
  • Identifica bien tus necesidades. ¿Prevés moverla mucho de una habitación a otra? Entonces mejor que tenga ruedas con sus frenos. ¿No soportas la suciedad? Procura que sea desenfundable o está hecha en un tejido que facilite la limpieza, como el nylon. Son solo algunas de las preguntas que puedes hacerte, aunque también te interesarán los extra.

Recopilando: ¿qué debería tener la cuna ideal? Dos alturas, una base bien acolchada, ser segura, y tener un tamaño y peso reducidos, como mínimo. Luego ya tendrás que decidir qué extras quieres.

Con esta guía sintetizada tienes toda la información que necesitas para comprar la cuna de viajes. Al menos, eso esperamos.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar