Los beneficios del porteo para el bebé y la madre

Los beneficios del porteo para el bebé y la madre

5 beneficios del porteo para los bebés

El porteo no es algo reciente, es una práctica que nuestros antepasados conocían muy bien. Ahora lo hemos rescatado y cada vez son más los padres que apuestan por portear a sus bebés.

Por lo general, para el porteo se utilizan las mochilas portabebés o los fulares. Las mochilas suelen ser la alternativa por la que se decantan los padres primerizos ya que son muy fáciles de poner y quitar. Sin embargo, cuando van adquiriendo experiencia, lo usual es que pasen a los fulares, una banda de tela que se ajusta dándole varias vueltas alrededor del bebé y la madre. Así, portear se convierte una experiencia singular ya que las madres pueden tener muy cerca a su bebe y este se siente mucho más seguro y a gusto.

Cinco beneficios del porteo para los bebés

1. Favorece el desarrollo psicomotor. Los fisioterapeutas aseguran que el porteo es muy saludable para el desarrollo psicomotor del bebé, sobre todo cuando se mantiene sentado en la posición de rana. De hecho, esta postura favorece el restablecimiento de la luxación congénita de cadera de los bebés, a la vez que evita la plagiocefalia, una deformidad en la cabeza que se desarrolla debido a las malas posturas que se pueden adoptar durante los primeros meses de vida. Además, esta posición también estimula la elasticidad y el equilibrio, haciendo que las piernas y los brazos del bebé se desarrollen de forma adecuada, logrando así un mejor control postural.

2. Aumenta la sensación de seguridad y protección. Se ha demostrado que el contacto físico es vital para el desarrollo del bebé durante los primeros meses de nacido, por lo que la oportunidad de estar en estrecho contacto con el cuerpo de la madre, es simplemente perfecta. De esta manera, el bebé puede sentir el movimiento de su madre, su respiración, los latidos del corazón y la temperatura, sensaciones que le hacen sentir seguro y protegido.

3. Potencia el control emocional. Los expertos afirman que los bebés que son porteados lloran menos, duermen más y desarrollan más habilidades sociales que el resto. De hecho, un estudio realizado por pediatras de la Universidad de Montreal desveló que los bebés porteados lloran un 43% menos que el resto. Lo que sucede es que al sentirse más seguros, estos bebés aprenden a regular mejor sus emociones, responden de forma adecuada a los estímulos sociales y se sienten más tranquilos.

4. Estimula el desarrollo mental y el aprendizaje. Cuando los bebés son porteados, sus sentidos se activan y agudizan, por lo que son capaces de reconocer una mayor cantidad de estímulos del ambiente. De esta manera, aprenden y se adaptan con mayor facilidad al mundo que les rodea, fundamentalmente a través de las sensaciones que les transmite su madre y que funcionan como una brújula en medio de una realidad que todavía resulta confusa y caótica.

5. Padecen menos cólicos. Portear reduce la incidencia de los molestos cólicos que suelen sufrir los bebés pequeños. Se ha apreciado que cuando las madres llevan a su bebé durante gran parte del día, ese movimiento en posición vertical beneficia el sistema digestivo del pequeño, que aún está en proceso de maduración. Por tanto, su digestión mejora y logra expulsar los gases con mayor facilidad.

El porteo también es ventajoso para las madres

–      Permite realizar varias tareas, mientras se cuida al bebé. Por consiguiente, también reduce el estrés postparto.

–      Mejora el vínculo entre el porteador y el bebé, por lo que a los padres les resulta más fácil comprender las necesidades del pequeño.

–      Previene la depresión postparto, debido a que el contacto físico con el bebé estimula la producción de endorfinas, la hormona de la felicidad.

–      Beneficia la lactancia materna ya que la cercanía física estimula la segregación de oxitocina y prolactina, dos hormonas relacionadas con la producción de leche.

–      Tonifica los músculos de la espalda y reduce las molestias lumbares, debido a que el peso del bebé ayuda a fortalecer los músculos de esta zona y, a la vez, previene las malas posturas.

Cómo envolver al bebé con fular

Hay varias manera de hacerlo, aquí podéis ver un vídeo de como se muestra una de las maneras de colocar el fular para el porteo del bebé.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *