Cómo quitar el chupete a tu bebé

Los 18 meses: ha llegado el momento de ir pensando en eliminar el chupete

Cómo quitar el chupete a tu bebé

Cerca del 85% de los bebés usan chupetes, un hábito que les infunde tranquilidad y les permite aliviar las tensiones.

Por eso cuando los pequeños lloran o se muestran irritables, ponerles el chupete es como utilizar una varita mágica.

Además, se ha demostrado que el chupete ayuda a prevenir la muerte súbita del lactante. Sin embargo, lo ideal es que el bebé deje de usarlo aproximadamente a los 18 meses.

Debes saber que hasta los dos años el chupete no provoca ningún daño, pero sí a los tres años el bebé no ha abandonado este hábito, podría afectar su respiración y la masticación. Además de las conocidas malformaciones dentales, también se ha demostrado que el chupete entorpece la adquisición del lenguaje.

¿Cómo eliminar el chupete?

No puedes pretender que el bebé deje el chupete de un día para otro, se trata de un hábito que le da seguridad y confianza, por lo que no siempre es fácil eliminarlo. Debes emprender este proceso con paciencia y sin obsesionarte con ello. A veces, cuando el pequeño se da cuenta de tu preocupación, se empecina aún más en su chupete.

Al inicio será mejor que no se lo quites del todo, hazlo de forma paulatina. Por ejemplo, puedes dárselo sólo por las noches cuando va a dormir. Eso sí, es importante que converses este cambio con el niño y que le expliques que como se está haciendo mayor, va siendo hora de dejar el chupete. Incluso puedes decirle que lo pondrás siempre en el mismo lugar y que te lo pida solo cuando tenga muchas ganas. También puedes llegar a un acuerdo sobre los momentos del día en que puede usarlo.

A menudo es de gran ayuda pactar una fecha a partir de la cual comenzarán a aplicarse los cambios. También puedes hablarle del “Hada de los Chupetes” y decirle que cuando deje de usarlo del todo, esta le traerá un regalo. Recuerda que premiar los pequeños logros que el niño vaya alcanzando le ayudará a esforzarse aún más.

Lo que no debes hacer

Muchos padres optan por tirar el chupete o por untarle sustancias amargas. Ten presente que estas estrategias normalmente son contraproducentes, ya que pueden crear un trauma en el pequeño e incluso pueden consolidar aún más la necesidad del chupete. De hecho, a menudo los niños optan por chuparse el dedo, un hábito que es aún más difícil de erradicar y que aumenta considerablemente el riesgo de desarrollar malformaciones dentales.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar