Cómo hacer que el bebe deje los pañales

Cómo ayudar al bebé a dejar el pañal

La mayoría de las madres esperan con ansiedad que su bebé abandone el pañal; sin embargo, lo usual es que ese momento tarde más de lo esperado. De hecho, los especialistas afirman que un bebé no está preparado para abandonar el pañal antes de los 18 meses pues no es hasta esta edad o incluso después que desarrolla la capacidad para controlar sus esfínteres. No hay recetas infalibles y a veces este tipo de aprendizajes implican retrocesos, pero existen algunos consejos que te pueden ayudar a que el pañal sea cosa del pasado.

7 consejos para lograr que el bebé abandone el pañal

Encuentra el momento adecuado. Cuando el niño es muy pequeño no está fisiológicamente preparado para controlar sus esfínteres y tampoco está listo para comprender lo que significa abandonar los pañales. Por esta razón, es importante que esperes el momento adecuado para emprender esta ventura pues de lo contrario lo más probable es que los primeros intentos fracasen y solo lograrás sentar un precedente negativo.

Apuesta primero por abandona los pañales de día: El primer paso consiste en que el niño aprenda a distinguir las señales que anticipan la micción y te avise. Por eso, quitar los pañales no significa eliminar también los que usa de noche sino tan solo los del día. Cuando logre controlar los esfínteres estando despierto, puedes dar el paso a la noche. En ese caso, recuerda que el pequeño siempre debe orinar antes de acostarse y beber poco líquido durante la noche. 

No quites repentinamente los pañales: Algunos especialistas recomiendan quitar de golpe los pañales una vez que decides eliminarlos pero otros afirman que esta medida puede llegar a ser contraproducente provocándole un estrés innecesario al pequeño.Por eso, la mejor solución es quitar los pañales poco a poco, primero durante 2 o 3 horas al día e ir aumentando hasta llegar a 5 o 6 horas. Tampoco se producirá una involución si apuestas por los pañales en determinadas circunstancias, como cuando el pequeño tiene diarreas o va a estar casi todo el día fuera de casa.

Asegúrate de que el niño se siente cómodo al orinar: Muchos niños tardan en controlar sus esfínteres simplemente porque le tienen miedo al retrete o se sienten incómodos. Por eso se recomienda que utilices un orinal, puedes pedirle que lo elija contigo de manera que desde el primer momento sienta que es suyo y no tenga problemas para utilizarlo.

Cerciórate de que el cambio sea divertido:  Algunos pequeños perciben este cambio como algo impuesto y entienden que usar el orinal es una obligación por lo que lo rechazan. Por eso es importante que le presentes este nuevo hito en su desarrollo de una manera divertida. Por ejemplo, cuando utilice el orinal, puedes leerle un cuento para que se entretenga, o cantarle una canción.   

No lo presiones, ni lo regañes: Abandonar los pañales es un proceso que requiere tiempo pues el niño necesita adaptarse a la nueva rutina y aprender a controlar sus esfínteres, algo que no ocurre de un día a otro. Por tanto, debes tener mucha paciencia con el bebé y evitar regañarlo cuando no logra llegar al orinal o no te avisa que quiere hacer “pis”. Si lo presionas solo lograrás que se sienta mal con sus fracasos y ue no quiera volver a intentarlo por temor a tu desaprobación.

Refuerza la conducta positiva: Con los niños es más fácil lograr algo con los premios que con los castigos. Cuando das un refuerzo positivo el niño se siente bien y estará más motivado a repetir ese comportamiento. Por supuesto, no se trata de hacerle un regalo cada vez que logra avisarte y retener el pis hasta llegar al orinal pero puedes darle mimos y jugar con él durante algunos minutos.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar