enseñar niña ir en bici

Enseñar a ir en bici a un niñ@

Montar en bici es algo que nunca se olvida. Al principio tu hijo tendrá miedo y sufrirá algunas caídas que forman parte del aprendizaje. Sin embargo, una vez logre mantener el equilibrio y pedalear al mismo tiempo, no se despegará de su bici. A continuación, te ofrecemos una serie de consejos para que enseñes a tu pequeño a montar en bici.

Antes de enseñar a tu hijo a montar en bici, debes comprobar que la talla de su bicicleta es la adecuada para su estatura. Para ello puedes leer nuestro artículo: “La talla en la bicicleta para niños: ¿cuál necesita tu hijo?”. Es importante que el niño pueda apoyar los pies en el suelo cuando esté sentado en el sillín de la bici. En el caso de que haya circulado con ruedines, debes desmontarlos antes de iniciar el proceso de aprendizaje. Quítalos sin miedo, ya que incluso pueden resultar peligrosos en una curva cerrada. En los últimos años se han puesto de moda las bicis de aprendizaje, que son un tipo de bicicleta sin pedales ni transmisión. Se recomienda su uso a los más pequeños porque los ruedines retrasan el desarrollo del sentido del equilibro. No sólo es importante la bicicleta, sino también el lugar que elijas para iniciar las “prácticas” de bici. Un lugar plano, sin obstáculos y poco concurrido será el espacio ideal para sus primeros recorridos en bici.

Video

Enseña a un niño a montar en bici

A partir de los tres años, los niños generalmente están capacitados para aprender a montar en bici. No obstante, no debes olvidar que tu hijo tiene su propio ritmo de aprendizaje y que el desarrollo de las habilidades motoras es diferente en cada niño. Por lo tanto, debes ser paciente con tu pequeño y animarlo en todo momento. Antes de dar el paso a la bicicleta, tu hijo debe haber usado antes ruedines, un triciclo o una bici sin pedales para entender el mecanismo del manillar.

Comprar una bicicleta para niños

Primer paso

Pídele al niño que permanezca sentado en la bici y que vaya apoyando primero un pie en el suelo y luego el otro. De esta manera practica su sentido del equilibrio. Si quieres que el niño esté más cómodo, puedes quitarle los pedales a la bici mientras realice este ejercicio. Puedes hacer dos marcas en el suelo separadas por 15 o 20 metros y hacer que el niño se desplace hacia una de ellas lentamente sin pedalear.

Segundo paso

Debes permanecer siempre al lado de tu hijo. Él mismo debe desplazarse sin pedalear manejando el manillar y accionando los frenos para ir parando. Recuérdale que no debe despistarse contemplando lo bonita que es su bici. En todo momento debe mirar todo lo que hay a su alrededor para saber reaccionar a tiempo en caso de que algún elemento se interponga en su camino.

como elegir una bicicleta para niños

Montar en bici: Tercer paso

Una vez el niño ha hecho sus ejercicios previos de equilibrio, anímale a empezar a pedalear con la pierna derecha. Sostenlo siempre por el hombro mientras dé sus primeros pedaleos para proporcionarle seguridad y cogerlo a tiempo si se cae.

Después de un poco de práctica podrás darle un pequeño empujón al sillín para que él mismo se dé impulso. Pídele que se detenga varias veces para que se acostumbre a usar los frenos. Con estos pasos tu hijo aprenderá el mecanismo de montar en bici y tendrás a un pequeño ciclista en casa.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar