Comprar una bicicleta para niños

Cómo elegir una bicicleta para niñ@s: Consejos útiles

¿A la hora de comprar una bicicleta para niños no sabes en qué detalles fijarte? Infórmate aquí de qué criterios son importantes en la compra de este vehículo, ya que no sólo la altura de tu hijo y el equipamiento de la bicicleta son decisivos.

La altura

En factor más importante cuando compramos una bicicleta es la altura y la longitud de piernas, la llamada costura interna del pantalón de tu hijo. Por ejemplo, tu niño debe poder sentarse cómodamente y derecho en la bicicleta y tocar con seguridad los dos pies en el suelo. Los niños no se divierten cuando la bicicleta es demasiado grande o pequeña. Si la altura no es adecuada, el niño no llega a pisar bien el suelo, se sienta de manera poco cómoda y segura en el sillín. En nuestro artículo “La talla de bicicleta para niños: ¿cuál necesita tu hijo?” descubrirás cuál es la talla ideal para la bicicleta de tu hijo.

Tallas de bicicletas para niños

La altura de tu hijo es decisiva

La altura de tu hijo es un factor determinante a la hora de escoger la bicicleta adecuada. Tu hijo debe tocar el suelo con los dos pies cuando esté sentado en el sillín.

Es especialmente importante que los pies tengan contacto con el suelo cuando esté aprendiendo a ir en bici.

Así se sentirá más seguro.

Por eso, la longitud de paso, es decir la medida de la entrepierna, es un factor decisivo a la hora de comprar la bicicleta. Para un niño de estatura media para su edad, la altura y la longitud de paso están estrechamente relacionadas.

Por ejemplo, un niño que mida 95 cm normalmente tendrá una longitud de paso de aproximadamente 40 cm. Cuando tu hijo ha llegado a una determinada altura es posible deducir la medida de la entrepierna. Aun así, antes de comprar la bicicleta debes medir más de una vez las piernas de tu hijo.  Si no encuentras la bici adecuada para su altura, puedes dirigirte a una tienda especializada y dejar que te aconseje el vendedor.

La edad de tu hijo es importante pero no es un factor determinante a la hora de comprar una bicicleta, ya que la edad aporta poca información sobre las condiciones individuales que debe reunir el niño para ir en bici. Para un niño de apenas tres años puede ser útil tener su primera bicicleta de 12 pulgadas, mientras que a otro de cinco le puede venir mejor una run bike. 

¿Qué son las pulgadas?

Los fabricantes suelen determinar la talla de la bicicleta según el tamaño y la altura del cuadro en “pulgadas”. Esta medida se refiere más bien al diámetro del neumático pero las bicicletas normalmente tienen una talla estándar, lo cual significa que una bicicleta con un determinado diámetro de neumático tendrá también un cierto tamaño. Por ejemplo, una bicicleta de 16 pulgadas tendrá una altura de cuadro de 26 cm y una de 10 tendrá una altura de cuadro de 30 cm.

Longitud de paso y altura

Para averiguar el tamaño adecuado de la bicicleta para tu hijo, necesitas medir la longitud interna de sus piernas. La siguiente tabla te ayudará a comprender la relación entre la altura del niño y la longitud de paso. Siguiendo estas recomendaciones, encontrarás la bicicleta adecuada para su estatura.

Tabla de Tallas

Altura de la bicicletaLongitud de pasoEstatura
12 pulgadasDesde 40 hasta 43 cmDesde 95 hasta 105 cm
14 pulgadasDesde 43 hasta 50 cmDesde 105 hasa 115 cm
16 pulgadasDesde 47 hasta 55 cmDesde 110 hasta 120 cm
18 pulgadasDesde 50 hasta 60 cmDesde 115 hasta 130 cm
20 pulgadasDesde 55 hasta 67 cmDesde 130 hasta 140 cm
26 pulgadasMás de 135cm
tallas de las bicicletas infantiles

No sólo la talla de la bicicleta para niños es importante

El hecho de que tu hijo pueda ir en una bicicleta de una determinada talla dependerá de factores como su desarrollo y sus habilidades motoras. Además del equilibrio, tu hijo también debe poder montarse y bajarse de la bicicleta, girar, frenar, manejar el manillar y poder conducir en curvas. Los niños que pasan de la bici sin pedales a la bicicleta convencional ya han desarrollado todas estas destrezas. Tan solo tienen que aprender a montar en bici, utilizar los frenos y pedalear.

Seguridad y homologación

En el mercado puedes encontrar las llamadas “bicicletas de juguete”, que son de entre 12 y 18 pulgadas y las bicicletas para niños. Las primeras suelen ser las que usan los más pequeños y muchas veces sus ruedas no cumplen con la ley de tráfico por lo que no pueden circular por la vía pública. Estas bicicletas de juguete deben seguir la normativa europea EN 71 que establece el valor límite de materiales nocivos que pueden contener los juguetes.

En cuanto a las bicicletas para niños, deben llevar el marcado de conformidad europea CE y deben estar homologadas por el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo.  El código que figura en el eje del pedalier de las bicicletas consta de dos letras y 4 números que demuestran que la bicicleta ha pasado por un proceso de homologación.

Cuadro bajo

Es importante que la bicicleta que elijas tenga el cuadro más bajo, lo cual permitirá a tu hijo que se monte y se baje de la bicicleta sin problemas. Además, en situaciones críticas tu niño podrá saltar de la bicicleta fácilmente.

El manillar

Para que tu hijo esté protegido de heridas graves en una caída o en un choque, el manillar de la bici debe estar acolchado, por ejemplo, con unos tubos de espuma o una funda. El manillar debe ajustarse a la altura del niño.

Los frenos

Para que tu hijo pueda conducir de forma más segura, la bicicleta que escojas debe llevar dos frenos en el manillar para frenar la rueda de delante y la de detrás. Las manos pequeñas de los niños a menudo no pueden aplicar la fuerza suficiente para frenar de manera rápida y óptima. Asegúrate antes de realizar la compra de que sabe usar bien los frenos. En España el freno de pedal no es tan común como en otros países como Alemania o Holanda.

El sillín

En el sillín el niño debe adoptar una postura erguida y saludable para su espalda. El sillín está ajustado de manera adecuada cuando tu hijo llega fácilmente con los dos pies al suelo.

La cadena

Procura que la bicicleta que compres esté provista de un cubrecadena. Así evitarás que la ropa de tu hijo se ensucie con la grasa de la cadena. Además, este mecanismo debe impedir que la ropa de tu hijo se enrede en la cadena provocando una caída. Lo ideal es que el cubrecadenas sea de plástico para que la bicicleta no sea demasiado pesada.

como elegir una bicicleta para niños

Las marchas

Las bicicletas de juguetes facilitan que los niños de entre tres y seis años se acostumbren a ir en bicicleta jugando. Por eso, no es recomendable usar un complejo sistema de cambios automáticos. Los niños de esa edad no son capaces de coordinar distintas trayectorias de movimiento al mismo tiempo. Lo mejor es que tu hijo se concentre en utilizar a la vez el manillar y los frenos. Si no quieres renunciar a las marchas, un cubo de engranaje de tres marchas es ideal. Las bicicletas de más de tres marchas pueden agobiar al niño.

El precio

Procura comprar una bicicleta con un buen acabado y realizada con materiales de calidad. Estos componentes asegurarán la diversión de tu hijo al ir en bici.

Por lo general, debes gastarte algo más de dinero, ya que las bicicletas de calida caras. Sin embargo, eso no quiere decir que una bicicleta cara será automáticamente mejor. A menudo también hay ofertas especiales de algún modelo caro.

Fíjate ante todo en la seguridad y el sello de calidad más que en el precio.

Luces y reflectores

En una bicicleta de juguete el sistema de luces no es obligatorio ni necesario. Normalmente los fabricantes no proveen de luces a este tipo de bicicletas. No obstante, es conveniente hacer al niño más visible en muchas situaciones de la vida cotidiana. Antes de realizar la compra de la bici debes asegurarte que está provista de suficientes reflectores. No deben faltar nunca estos reflectores: uno blanco y grande delante y otro rojo detrás. Para cada neumático se necesitan dos reflectores en los radios y dos más en cada pedal. De esta manera, podrán ver a tu hijo de noche o cuando haya poca visibilidad. Si esto no basta, puedes colocar luces de batería. Según la normativa de la DGT (Dirección General de Tráfico) es obligatorio que los ciclistas utilicen el chaleco reflectante y luces debidamente homologadas.

El banderín

Para que a tu hijo se le pueda ver fácilmente, es aconsejable que lleve un banderín en la bicicleta. En este caso se trata de una bandera que se mantiene derecha con un largo palo y que se coloca en la parte trasera del cuadro. El palo sobresale hacia arriba de tal manera que los conductores de coches lo podrán ver sin problemas incluso cuando tu hijo se encuentre detrás de un vehículo estacionado. También hay modelos con reflectores que son especialmente útiles cuando empieza a anochecer.

El timbre

A la hora de comprar una bicicleta procura que tu hijo pueda llegar bien con los dedos al timbre sin quitar las manos del manillar. También debes comprobar si se oye bien el timbre, ya que en situaciones de peligro tu niño debe avisar a los demás con este sonido o para llamar la atención sobre sí mismos.

Las ruedas de entrenamiento

Incluso cuando tú misma has aprendido a ir en bici con las ruedecitas de detrás, intenta que tu hijo renuncie a ellas. Las ruedas de entrenamiento proporcionan a tu hijo seguridad pero pueden retrasar el desarrollo del sentido del equilibrio. Antes de que tu hijo de el paso a su primera bicicleta, puede utilizar una bicicleta sin pedales. Lo importante es que no se acostumbre a las ruedas de entrenamiento. Tu niño debe empezar a ir en bicicleta pisando los pedales y apretando los frenos.

El diseño

En medio de la vía pública es difícil ver a los niños. Por consiguiente, incrementan las posibilidades de sufrir un accidente. Para que tu hijo y su bicicleta sean vistos, debes escoger una bicicleta de colores vivos. También es importante que tu hijo esté contento con el diseño de los platillos de la bici.

¿Qué factores tienes en cuenta antes de comprar una bicicleta a tu [email protected]?

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *