calcular dias fertiles de la mujer irregular

Lumbalgia en el embarazo

Causas y prevención de la lumbalgia en el embarazo

La lumbalgia o lumbago en el embarazo es una de las dolencias más comunes que sufren las mujeres.

El útero se agranda y los ligamentos se tornan más laxos, por lo que la postura de la columna cambia, ocasionando fuertes dolores. Las buenas posturas y el ejercicio ayudan a disminuir esta dolencia.

Durante el embarazo la mujer sufre una serie de cambios emocionales y físicos, y estos últimos pueden generar molestias a niveles musculares y de la columna. La lumbalgia en el embarazo es una de las dolencias físicas más comunes del proceso. 

Causas de la lumbalgia en el embarazo

La lumbalgia es un dolor muscular fuerte en la zona inferior de la espalda. El motivo principal de esta afección es que durante la gestación el útero aumenta de tamaño y la columna vertebral de la mamá tiende a cambiar de posición. Las vértebras lumbares – de la mitad de la espalda hacia abajo – se desplazan hacia adelante mientras que las dorsales – de la mitad de la espalda hacia arriba – se mueven hacia atrás. El cambio de postura genera dolores en la zona. 

Por otro lado, durante el embarazo los huesos pélvicos y los ligamentos se vuelven más laxos debido a la relaxina, una hormona segregada por la mujer para facilitar el paso del bebé por el canal de parto.

Los ligamentos de la columna también se tornan más laxos, por lo que las articulaciones deben esforzarse más para sostener el peso de la espalda, generando la lumbalgia en el embarazo. 

Prevención de la lumbalgia en el embarazo

Si bien los movimientos bruscos, tener sobrepeso, tensionarse y sufrir trastornos óseos aumentan las posibilidades de padecer lumbalgia en el embarazo, cualquier mujer puede tener dolores lumbares agudos en este periodo. 

Adoptar buenas posturas es una sana costumbre que debería practicarse siempre, pero particularmente durante el embarazo para prevenir dolores en la espalda. Por ejemplo, al agacharse para coger algo debe evitarse doblar la espalda: es mejor flexionar las rodillas manteniendo la columna recta. Sentarse con la espalda recta y apoyada al respaldo, es favorable para evitar la lumbalgia en el embarazo. Asimismo, es importante no permanecer mucho parada, ni levantar pesos.

Es fundamental utilizar calzado cómodo para caminar; lo recomendable es un calzado con un tacón de entre 3 y 4 centímetros. El tacón alto es tan poco favorable como el calzado plano ya que pueden causar dolores en los pies y facilitar la lumbalgia en el embarazo. 

A partir del quinto mes de embarazo, se puede practicar algo de gimnasia suave, especialmente diseñada para embarazadas, que ayude a fortalecer los músculos de la espalda y el abdomen. Yoga, Pilates, Hidrogimnasia o caminar pueden ayudar a disminuir los dolores provocados por la lumbalgia en el embarazo.

Dormir de lado con la pierna apoyada sobre un almohadón es mejor que dormir boca arriba ya que en esta última postura la espalda tiende a arquearse.

Otra práctica que ayuda a aliviar los dolores lumbares es el reposo y los masajes en la zona afectada. Si tu dolor persiste será mejor que vayas al médico, quien te puede recetar fisioterapia o algún analgésico que no afecte tu embarazo.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *