recien nacido en cuna grande

¿Qué necesita tu bebé para dormir cómodo y seguro?

Productos para garantizar a tu bebé un sueño tranquilo, cómodo y seguro

Tu bebé dormirá mucho durante sus primeros meses de vida, aproximadamente unas 16 horas al día, y pasará gran parte de ellas en su moisés o cuna. Por eso, si bien es cierto que para descansar no necesita muchas cosas, es conveniente que estas le garanticen un sueño tranquilo, cómodo y seguro.

De hecho, ¿sabías que solo en Estados Unidos mueren cada año 3.500 bebés mientras duermen en su cuna?

El riesgo de sufrir asfixia o el Síndrome de Muerte Súbita del Lactante aumenta durante el sueño, sobre todo si no se toman las precauciones necesarias. Además, si el colchón no es el más adecuado, aumentan las probabilidades de desarrollar plagiocefalia.

Tu bebé no necesita mucho, pero no puede prescindir de la seguridad

–        Minicuna. Durante los primeros meses el moisés o minicuna es muy cómodo ya que podrás llevarlo contigo por toda la casa y vigilar a tu bebé sin tener que despertarle. Además es perfecto para tenerlo junto a la cama para dar las tomas al bebé y un espacio pequeño donde el bebé se sentirá acogido. A la hora de elegir un modelo, asegúrate de que los bordes sean lo suficientemente altos, al menos 27,5 centímetros, y de que el fondo sea rígido y plano.

–        Cuna. En el mercado existen diferentes modelos para bebés más pequeños hasta las cunas diseñadas para los bebés mayorcitos. Lo más importante es que sea lo suficientemente robusta y que el espacio entre los barrotes no permita que el bebé pueda introducir la cabeza. Recuerda además que el somier ha de tener una altura interior de 60 cm en su posición más baja y 30 cm en la más alta. Además, la pintura y/o el barniz no pueden ser tóxicos.

–       Colchón. Lo más importante es que sea cómodo para el bebé, pero no puede ser demasiado suave como para que el pequeño se hunda ya que aumenta el riesgo de asfixia. Un buen colchón debe ser firme y ajustado a las medidas exactas de la cuna para evitar que el bebé se quede atrapado. El colchón Spacetec con Coolmax, por ejemplo, tiene un núcleo firme y cómodo que proporciona estabilidad y comodidad al bebé. Además, su cubierta disminuye el sobrecalentamiento y se mantiene más fresco gracias a sus iones de plata.

–        Protectores de cuna o chichoneras. Para proteger al bebé de golpearse con los barrotes de la cuna es importante contar con protectores de cuna o las popularmente llamadas chichoneras que son unas piezas textiles acolchadas que se colocan en el interior de la cuna. Los encontrarás de distintos tamaños y diseños para que combinen con el resto de ropa de cama o incluso en sets de otros textiles para la cuna. 

–        Juego de sábana. Las sábanas deben ser de algodón, para que no irriten la piel del bebé. Además, debes cerciorarte de que no tengan hilos sueltos ya que estos pueden enredarse en sus dedos y causar lo que se conoce como síndrome del torniquete. Recuerda además que la sábana bajera debe ajustarse bien al colchón para evitar que el bebé se enrolle en ella cuando se mueva.

–        Manta. La manta debe proporcionar el calor adecuado pues debes tener en cuenta que los bebés no pueden regular bien su temperatura corporal. Debes colocarla metida debajo del colchón, por los laterales, para evitar que el bebé se envuelva en ella. Los edredones demasiado blandos no son recomendables, lo ideal es que la manta sea de fibras naturales y que su peso no supere los 400 gramos. Una alternativa son los sacos de dormir, que se pueden usar hasta los 36 meses.

Por último, recuerda que no se recomienda el uso de almohadas, peluches ni lazos o cintas, mientras más espartana sea la cuna, mejor, ya que así disminuyes el riesgo de que se produzcan accidentes.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *