como lavar la ropa de mi bebe

5 consejos para hacer bien la colada del bebé

¿Cómo lavar la ropa de mi bebe?

La piel de los bebés es mucho más delicada y sensible que la de los adultos. De hecho, es más permeable, por lo que muchas sustancias que para nosotros no representarían ningún problema, para ellos podrían ser particularmente perjudiciales. Además, el mecanismo defensivo de la piel infantil está muy poco desarrollado, lo cual, unido a la acidez especial de la dermis, hace que el bebé quede más expuesto a diferentes agentes infecciosos. Por eso, es importante que los padres cuiden y protejan la piel de sus hijos, comenzando por el lavado de su ropa.

Lo que debes tener en cuenta antes de preparar la colada

La ropa estará en contacto directo con la piel del bebé, por lo que su lavado merece algunos cuidados especiales. No obstante, el primer paso consiste en retirar las etiquetas que pueda tener la prenda ya que el rozamiento puede causar irritación. Por supuesto, antes de retirarla, fíjate en las instrucciones de lavado.

En el caso de la ropa recién comprada, si bien no es estrictamente necesario lavarla, sí es conveniente. Aunque la prenda parezca limpia, debes tener en cuenta que es probable que haya pasado por varias manos, debe haberse quedado en la percha o en la estantería cogiendo polvo o incluso puede haberse caído al suelo. Por eso, siempre es conveniente lavarla antes de usarla.

¿Qué productos usar para lavar la ropa del bebé?

Para lavar la ropa del bebé no vale cualquier detergente, es conveniente usar uno para ropa delicada, preferentemente líquido ya que de esta forma podrás prescindir del suavizante, cuyos productos químicos pueden causar irritaciones dermatológicas.

También puedes elegir detergentes neutros o decantarte por un jabón casero ya que cuantas menos sustancias químicas entren en contacto con la piel del recién nacido, mejor. No obstante, a partir de los seis meses ya podrás lavar su ropa junto con la vuestra, aunque usando siempre un detergente para ropa delicada.

Cinco consejos para hacer bien la colada

  1. Todas las prendas merecen los mismos cuidados. Además de las prendas de vestir, la ropa de cama con la que entra en contacto el bebé, así como los baberos y los pañales también merecen una atención especial cuando prepares la colada.
     
  2. Lava la ropa del bebé de forma independiente. Se recomienda que durante los primeros seis meses, laves la ropa de tu bebé de manera independiente del resto de la colada. Así te asegurarás de que su ropa no entra en contacto con demasiada suciedad o productos que pueden encontrarse en la ropa de los adultos. Otra alternativa consiste en usar una bolsa protectora únicamente para su ropa.
     
  3. Lava las prendas delicadas a mano. Hay tejidos muy delicados, como la seda o la organza, que es mejor lavar a mano ya que en la lavadora, al entrar en contacto con otras prendas, se deteriorarían. También deberías lavar a mano las prendas que tengan bordados, encajes o puntillas. No obstante, es importante que enjuagues muy bien la ropa ya que cuando se lava a mano es más probable que queden restos del detergente o el jabón.
     
  4. Actúa rápido para eliminar las manchas difíciles. La ropa de los bebitos suele mancharse con frecuencia, ya se trate de restos de comida, vómitos o heces. En esos casos, para evitar el uso de lejía o quitamanchas que pueden quedarse impregnados en la prenda, la clave radica en actuar inmediatamente para que la mancha no se reseque. Pon la ropa en remojo con un poco de jabón y elimina a mano la suciedad más importante.
     
  5. Lavado a máquina con doble aclarado. Si no tienes suficiente ropa para llenar la lavadora, puedes elegir los programas de media carga, que consumen menos electricidad y ahorran agua. No obstante, es conveniente que elijas la opción de doble aclarado ya que así evitas que queden restos de detergente adheridos a la ropa.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *