Aumento de peso en el embarazo

Aumento de peso en el embarazo

Estar embarazada no significa que puedes comer a todas horas o en grandes cantidades y tampoco que debes llevar una vida sedentaria. Ahora, además de tu salud, tienes que cuidar la salud de tu bebé.

El peso en el embarazo

Lo ideal es que al final del embarazo hayas aumentado de peso entre 9 y 15 kilos, si es que cuando te quedaste embarazada tu peso estaba dentro de la normalidad. Si comenzaste el embarazo con un peso inferior al que te corresponde, deberías aumentar unos kilos extras, y antes del embarazo ya tenías un exceso de peso, lo mejor para ti sería no aumentar más de 9 kilos con el bebé.

Es muy importante que lleves un control de tu aumento de peso durante todo el embarazo, no sólo por tu bien, si no también por el de tu bebé. Además, si aumentas el peso adecuado durante el embarazo, no sólo gozarás de una salud excelente en el periodo post-parto, sino que además te costará muy poco recuperar la figura. El excesivo aumento de peso durante el embarazo puede originar complicaciones, tales como tener más posibilidades de sufrir hipertensión arterial, eclampsia (hipertensión arterial, edemas, albuminuria) y aumenta el riesgo de experimentar dificultades durante el parto (como hemorragias).

Así se distribuye el peso en el embarazo

Es bastante normal que ganes un peso significativo durante el embarazo. Tu cuerpo cambia para que tu hijo esté bien. El peso es algo que, obviamente, está muy ligado a la edad, la estatura y la complexión de la persona, así como si se trata de un embarazo múltiple, por eso es necesario que consultes a tu médico para llevar un control basado en una dieta equilibrada y personalizada. Hacia el final del embarazo suelen darse estas proporciones de peso:

  • El bebé tiene al final del embarazo un peso de entre 3 y 4 kg.
  • La capa muscular del útero aumenta (ya que el músculo es más pesado que la grasa).
  • El útero es más grande y por lo tanto pesa más (de 1 a 1,5 kg).
  • El peso de la placenta (placenta) y el líquido amniótico (aproximadamente 1,5 kg).
  • Tus pechos son mucho más grandes y por lo tanto más pesado (400g aproximadamente), mientras se preparan para la lactancia.
  • El volumen de sangre aumenta en alrededor de 1,5 kg (para que a tu hijo le puedas suministrar el suficiente oxígeno).
  • Se acumulan reservas de grasa (aproximadamente de 2 a 3 kg), porque se necesita más energía (por ejemplo, para la lactancia materna).
  • Cada vez hay más retención de líquidos (aproximadamente 2 kg).

Entre 9 y 15 kilos más de peso en el embarazo

El aumento de peso no va a ser el mismo en todos los meses del embarazo, por lo general en el primer trimestre se aumenta muy poco o nada, e incluso puede bajarse de peso debido las molestias y mareos totalmente normales que conlleva este período. Es durante el segundo trimestre y más aún durante el último trimestre cuando tu peso aumenta considerablemente, que es cuando realmente crece en mayor medida la masa corporal del bebé.

Se tiene por un margen saludable y normal, el aumento de peso durante los 9 meses de embarazo de 9 a 15 kilogramos, dependiendo del peso anterior y el tamaño corporal. Así, a partir del cuarto mes subirás alrededor de 300 gramos, y a partir del séptimo seran 500 gramos por semana. Pero mucho más importante que el número de kilos es la curva de peso, y aquí el buen seguimiento lo hace tu médico, el ginecólogo o la matrona.

Qué hacer para controlar el peso en el embarazo

  • En vez de ingerir grandes cantidades de alimentos en sólo dos comidas diarias, es mejor hacer seis pequeñas a lo largo de las 24 horas (dieta fraccionada). Es decir, coma menos cantidad por vez, más veces al día.
  • Nunca omitas el desayuno. Esta comida es muy importante en la alimentación diaria, por lo que debe respetarse.
  • Ingerir alimentos frescos de primera calidad y preparados en forma sencilla.
  • Realiza la última comida del día no demasiado tarde y de forma liviana. Si ingieres grandes cantidades el descanso nocturno pude resentirse. Por eso no te acuestes inmediatamente después de terminar de cenar. En el embarazo la digestión es más lenta y problemática.
  • El ejercicio físico mejora tu estado cardiovascular y muscular, favorece la corrección postural y evita un aumento excesivo de peso, lo que te proporcionará una mejor condición física general y te permitirá enfrentarte al embarazo y parto con menos riesgos.

Calcular el índice de masa corporal

Ahora bien, si ganas demasiado o demasiado poco peso en el embarazo, depende también de tu peso y tu tamaño corporal. Mediante la determinación de tu Índice de Masa Corporal (IMC) puedes ver la evolución. Para saberlo puedes utilizar nuestra calculadora de IMC. Como peso inicial debes tomar tu peso antes del embarazo. Dependiendo del IMC antes del embarazo, puedes derminar el rango de ganancia de peso «normal»:

IMC Aumento del IMC Aumento de peso
Bajo < 19,8 12,5 a 18,0 kg
Normal 19,8 a 26,0 11,5 a 16,0 kg
Alto 26,0 a 29,0 7,0 a 11,5 kg
Muy alto Más de 29,0 No más de 6 kg

Riesgos del bajo peso y el sobrepeso en el embarazo

Bajo peso: Debido a la falta de aumento de peso o insuficiencia grave en el embarazo hay el riesgo de parto prematuro. Tu bebé puede nacer con bajo peso y hay el riesgo que tenga dificultades. También hay un riesgo para ti porque hay más probabilidades de sufrir anemia (recuento bajo de glóbulos rojos). Así que si antes del embarazo ya tienes un peso bajo y un IMC menor a 18, debes prestar especial atención a una dieta equilibrada. Adelgazar y tener una figura de ensueño no debe ser ahora importante para ti.

El sobrepeso aumenta el riesgo de tener la presión arterial altadiabetes gestacional preeclampsia, y en el peor de los casos de cáncer. Por otra parte, cuando hay exceso de peso en el embarazo puede conllevar complicaciones en el parto. Con sobrepeso, pero, no debes hacer una dieta para adelgazar, esto podría negar algunos nutrientes al bebé y sería perjudicial. En vez de eso debes seguir una dieta equilibrada y saludable durante el embarazo. Si tu peso es controlado de forma médica, no habrá ningún problema. Y recuerda: Si bien las mujeres embarazadas deben comer por dos, no deben comer el doble. Si tienes preocupaciones acerca de tu peso, habla con tu médico o matrona.

No importa si tienes sobrepeso o bajo peso en el embarazo, la alimentación y la dieta son importantes. Encuentra en nuestra sección Alimentación durante el embarazo distintas sugerencias y consejos.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar