abuelos o guarderia

¿Quién va a cuidar de tu hijo mientras tú trabajas?

Abuelos, canguro o guardería. ¿Por cuál decidirse y qué tener en cuenta?

Llega el momento en que debemos volver al trabajo y dejar al bebé al cuidado de otra persona, las horas en las que vas a estar fuera de casa. Los abuelos, una canguro o una guardería son las principales opciones a la hora de elegir quién va a cuidar de tu hijo mientras tú trabajas, y una vez decidas una de ellas es importante tener en cuenta algunos aspectos para dar con la mejor opción en cada caso.


Elegir quien va a cuidar de tu bebé mientras trabajas es una importante decisión 

¿Cuál es la mejor opción?

Elegir quién va a cuidar de tu bebé mientras tu trabajas puede resultar una tarea difícil. Todos los padres queremos asegurarnos de que nuestro hijo estará en las mejores manos, seguro y lo más a gusto posible, y más cuando vas a estar lejos de él, además de rodearle de un ambiente estimulante y educativo.

Todas las opciones son buenas, pero para decantarse por una u otra dependerá mucho de la situación familiar, de cómo es tu hijo, de su estado de salud, de su comportamiento. Muchos padres optan por recurrir a la familia y el rol de los abuelos es muy importante, pero esta opción no siempre es posible.


Los abuelos pueden ser cuidadores, confidentes y transmisores de valores

Si tu hijo es un bebé de menos de un año, es muy importante que quién se haga cargo de él le aporte afecto y protección, además de un especial cuidado y atención que requiere un niño tan pequeño. Si es más mayor, es importante tener en cuenta la interacción con otros niños y el aprendizaje, es muy positivo que tenga un cierto tiempo de interacción con otros niños, participando en un programa educativo de una guardería, que los prepara para su adaptación a la escuela.

Otros factores clave para decidir quién se va a hacer cargo de tu hijo sin duda son el coste, la proximidad y ubicación y la reputación.

 Guardería

beneficios de la guarderia


La guardería permite la relación de tu hijo con otros niños y estimula en aprendizaje

Las guarderías o jardines de infancia son una opción muy útil y educativa donde dejar a tu hijo mientras tu trabajas, pero no nos vale cualquier guardería, igual que haremos con la escuela, es necesario ver diferentes opciones y tener en cuenta las 7 claves para escoger una guardería, valorando su ubicación, modelo educativo, calidad y legalidad del servicio, precio…

Busca guardería en tu zona

Una vez te decantes por esta opción y hayas seleccionado una guardería para tu hijo, llegará el momento de prepararse para la separación y el inicio, y te vendrán bien algunos consejos de cómo empezar la guardería con buen pie y cómo afrontar el primer día de guardería, para que sea menos traumático.

Los niños manejan la incertidumbre con mayor dificultad que los adultos, por ello es importante que tengas en cuenta algunos tips para que tu hijo vaya contento a la guardería.

Canguro

canguro en casa


Una buena canguro dará una atención individualizada a tu bebé

Elegir a una canguro para que se haga cargo de tu hijo mientras tu trabajas es una buena opción que permite flexibilidad, y una atención individualizada para tu bebé, pero si no tienes personas conocidas que puedan desempeñar esta tarea, para tu tranquilidad y seguridad del bebé, es importante tener en cuenta unos consejos para la selección de una canguro para tu hijo.

Busca canguro en tu zona 

Seleccionar quién va a cuidar de tu hijo mientras tu trabajas sin duda es una dura tarea que a pesar de documentarse y valorar todas las opciones requerirá la prueba de fuego para asegurarnos totalmente de que hemos acertado con nuestra elección. Es importante mantener un seguimiento para ver si nuestro hijo está o no contento y tener en cuenta que días malos los tenemos todos, y no significa que la elección no haya sido buena.

quiero canguro

 
Abandona el sentimiento de culpa y disfruta del tiempo que pases con tu hijo

Para tu mayor tranquilidad deja atrás el sentimiento de culpa, no eres mala madre o mal padre por dejar a tu hijo a cargo de otra persona. Piensa en que puedes enriquecer tu vida con otras cosas que después podrás compartir con tu familia, y él, por su lado, estará teniendo experiencias muy positivas para su desarrollo. Y lo más importante, ¡aprovecha y disfruta al máximo el tiempo que pases con tu hijo!

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *