Jarabe contra la tos

Jarabe contra la tos hecho en casa

Jarabe para la tos y su efecto

El jarabe para la tos es un remedio casero tradicional que durante generaciones se ha demostrado como muy efectivo contra la tos, dado que es un expectorante. Un jarabe contra la tos puedes hacerlo tú misma con sólo unos pocos ingredientes. Descubre cómo hacerlo.

La tos puede ser muy incómoda para tu hijo. Sin embargo, antes de que te preocupes sobr qué medicamentos son los más apropiados, tratar de aliviar la tos con remedios caseros perfectamente  apropiados para los niños, puesto que tienen un efecto suave. El jarabe para la tos es ideal, humedece el moco de las vías aéreas y así el niño puede toser con facilidad y limpiar las vías rápidamente. Sin humedecer, la tos no sirve para “desatascar” y se vuelve muy molesta. El jarabe para la tos también puede pavorecer que los bronquios se relajen, así la tos no será tan fuerte ni tan frecuente.

Recetas: Hacer jarabe para la tos

El jarabe para la tos puedes encontrarlo sin problemas en todas las farmacias, pero también puedes hacerlo en casa. Con unos pocos ingredientes naturales, hierbas y plantas medicinales, puedes hacerlo tú misma en casa. Aquí te mostramos cómo.

  • Miel de rábano: Corta por la mitad un rábano y vacía con una cuchara cada mitad. Rellene cada mitad con miel y deja que macere entre ocho y doce horas. El jugo que sale de esta maceración puedes dárselo al niño antes de cada comida, una cucharadita. Recuerda guardarlo en la nevera para que no se estropee.Este jarabe para la tos alivia los bronquios y previene de posibles ataques de tos.
  • Decocción de pasas: Para hacer este brevaje debes hervir un puñado de pasas de uva, manzanilla y hojas de malvavisco brevemente en agua. Añade luego una cucharada de miel y puedes dar de esta mezcla una cucharadita cada hora a tu hijo. Se trata de un jarabe expectorante de las vías respiratorias y puede ayudarle a dormir tranquilamente por la noche.
  • Jarabe de cebolla: Debido a sus ingredientes sulfurosos la cebolla es un producto muy indicado contra la tos ya que tiene un efecto antiinflamatorio y desinfectante para las membranas mucosas. Para hacer un jarabe para la tos casero, coloca en un tarro de cristal trozos de cebolla y dos cucharadas grandes de azúcar. Deja que la cebolla macere algunas horas. El jugo que salga puedes dárselo al niño a modo de jarabe.
  • Jugo de rábano picante: Mezcla tres cucharadas de rábano picante rallado con una cucharada de jugo de limón, una cucharadita de jengibre y seis cucharadas de miel en un vaso y dejar esta mezcla tapada que macere durante la noche. Tu hijo puede tomar hasta tres veces al día de este jugo. Así como los rábanos de invierno y las cebolla, el rábano picante tiene ingredientes que actúan de modo antiinflamatorio y desinfectante para las membranas mucosas.

¿Quieres saber cómo puedes combatir la tos de tu hijo con otros métodos? Puedes encontrar otros tratamientos no agresivos en nuestro artículo 5 remedios caseros para la tos.

Video: Remedio para curar la tos en minutos

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *