cansancio en el embarazo primer trimestre

Cansancio en el embarazo

El cuerpo de la mujer está realizando un esfuerzo enorme para formar al bebé que tiene en su interior. Por eso el cansancio persistente es uno de los primeros signos de embarazo. El 54% de las 2.500 encuestadas afirmaron haber padecido cansancio.

Especialmente en el primer tercio del embarazo muchas mujeres sufren de cansancio constante. Esto es completamente normal porque el cuerpo está trabajando para situar el bebé y permitir que crezca dentro de ti, se trata de una situación completamente nueva para tu cuerpo, aunque apenas sea visible desde el exterior.

Tu cuerpo está produciendo más progesterona, se trata de una hormona que disminuye la presión arterial, retarda la digestión y puede causar náuseas. Además, la médula ósea produce más sangre, por lo que tu corazón tiene que bombear más fuerte. En los meses de la mitad del embarazo, el cansancio se frena un poco antes de volver a presentarse, quizá más fuerte, al final del embarazo. Pero ¿qué se puede hacer si padeces cansancio?

Contra el cansancio en el embarazo, descansar

El mejor remedio para el cansancio en el embarazo es el descanso y el sueño. A veces, ayuda dar largos paseos. Siempre es mejor actuar según el momento, y según el embarazo. No te obsesiones ni intentes luchar contra el cansancio, es mejor que te lo tomes con calma, y permítete ausentarte del trabajo si es posible y relajarte conscientemente. Si el cuerpo te pide descanso, dáselo. Todo el mundo entiende el cansancio durante el embarazo, que tienes una mayor necesidad de descanso y relax. Puedes intentar integrar una siesta en tu vida diaria, o irte a la cama un poco más temprano. Pero ten cuidado porque dormir demasiado puede hacer que estés aún más cansada.

Nutrición adecuada en el embarazo contra el cansancio

Una dieta equilibrada es especialmente importante si padeces cansancio. En el embarazo trata de realizar muchas comidas pequeñas y ligeras a lo largo del día y no realices comidas pesadas ni de mucha cantidad. Las porciones de frutas y hortalizas frescas te proporcionan vitaminas, muy necesarias. También el agua y las infusiones son importantes durante el embarazo. Ten en cuenta no tomar bebidas con cafeína.

Mucho oxígeno contra el cansancio

Trata de pasar el mayor tiempo al aire libre porque ahora tu cuerpo necesita más oxígeno, así podrás combatir el cansancio. En el embarazo se recomienda planificar pequeñas pausas al aire fresco en tu programación diaria.

Desayunar en el balcón, o hacer allí el almuerzo y un paseo nocturno en el parque te v a ayudar, a pesar de la fatiga, para mantenerte activa y despierta.

El ejercicio en el embarazo combate el cansancio

El deporte también ayuda a contrarrestar el cansancio. En el embarazo los deportes más adecuados  son los más sencillos, tales como la natación, caminatas o el yoga. No debes exigirte demasiado a ti misma, sólo tratar de activar la circulación. ¿Tienes ocasión de realizar pequeños ejercicios al aire libre? ¡Genial!, entonces tendràs una ración extra de oxígeno, al mismo tiempo que realizas ejercicio.

Contra la astenia

La astenia sería un caso extremo de cansancio en el embarazo. Se caracteriza por una sensación de fatiga, una sensación de falta de energía y motivación, de agotamiento o cansancio. La astenia puede afectar las funciones intelectuales: pérdida de la memoria, menor atención, concentración y vigilancia. Los trastornos físicos más comunes son la pérdida del apetito, fatiga muscular y trastornos del sueño.

En el embarazo, tanto en el cansancio como en la astenia es importante llevar una vida saludable, hacer comidas a horas regulares, evitar las comidas pesadas y el exceso de grasas saturadas y colesterol. Hay alimentos que son más recomendados como los cereales, las legumbres, las frutas y las verduras de temporada. Igualmente es muy importante mantener el cuerpo bien hidratado, en un buen estado físico y mantener una vida ordenada.

Baño de brazos para el cansancio

Un baño de brazos te va a reanimar. En la pica del lavabo pones dos terceras partes de agua tibia y una cucharada de zumo de limón. Sumerge los antebrazos unos minutos en el agua y luego los frotas vigorosamente con una toalla seca. Es un remedio casero pero efectivo contra el cansancio en el embarazo.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar