embarazo despues de los 35

Embarazo después de los 35 años

Riesgos y cuidados en el embarazo después de los 35

El embarazo en mujeres a partir de los 35 años es algo cada vez más común, que puede tener algunos riesgos, pero en la mayoría de los casos resulta en procesos normales y nacimientos saludables.

El embarazo después de los 35 años es una tendencia cada vez más presente en la sociedad, pues muchas mujeres anteponen su formación profesional a su planificación maternal, siendo esta edad la que promedia el fin de las carreras universitarias, doctorados y posgrados. 

Si bien las mujeres de 35 años aún son jóvenes, no deja de ser una edad en que los riesgos de quedar embarazada aumentan, debiendo llevar algunos cuidados especiales, sobre todo en aquellas madres primerizas. Tener en cuenta los diferentes riesgos es un punto fundamental a la hora de idear la planificación familiar. 

A partir de los 35 años comienzan a vislumbrarse debilidades de salud que años más tarde desembocarán en la menopausia. Por ello, controlarse y consultar al ginecólogo ante cualquier duda, principalmente antes de planear el embarazo, son factores clave que ayudarán a disminuir o erradicar por completo cualquier riesgo.

embarazo despues de los 35

Una dificultad que resalta al afrontar un embarazo después de los 35 años es la fertilidad. Ésta disminuye porque el ritmo ovulatorio se hace menor, y es posible que se presenten inconvenientes para lograr el embarazo (si se intenta por mas de seis meses sin éxito es prioritario consultar al ginecólogo). En muchos casos se recurre a métodos in vitro, por lo que los nacimientos de mellizos y trillizos no son extraños.

A su vez, los problemas de salud aumentan en las mujeres de 40 años, con la presencia de fibroides (crecimientos no cancerosos en el útero), la obstrucción de las trompas de Falopio y la endometriosis (tejidos adheridos a los ovarios o a las trompas de Falopio). 

¿Qué complicaciones del embarazo son más probables en las mujeres mayores de 35 años?  

Atender la salud de la madre es prioritario, ya que si ella goza de buena salud seguramente no tendrá problemas en su embarazo. La presión arterial, los problemas de placenta, la diabetes gestacional y el parto prematuro son de las complicaciones más comunes en el embarazo después de los 35 años. 

En el caso de las alteraciones cromosómicas, después de los 35 años aumenta el riesgo de que el bebé padezca síndrome de Down, entre otras dificultades. Según la Fundación Iberoamericana Down 21, para mayores de 30 hay una probabilidad cada 1000 de tener un hijo con esa enfermedad; luego de los 35 la probabilidad aumenta a una de 400 y a los 40 años la probabilidad alcanza un riesgo de una cada 100.

Para disminuir tales riesgos es fundamental realizar exámenes de diagnóstico durante los trimestres del embarazo. El Colegio de Obstetras y Ginecólogos de los Estados Unidos (ACOG) recomienda que todas las embarazadas, independientemente de su edad, se realicen una prueba de prevención precoz de defectos congénitos cromosómicos. 

Otro aspecto fundamental es cuidar el estado físico, no sólo durante el embarazo, sino también antes. A la hora de planificar con responsabilidad, debes realizar ejercicio, llevar una dieta sana y equilibrada, y dejar de fumar y tomar alcohol con un buen período de anticipación.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *