¿Cuáles son los riesgos de fumar durante el embarazo?

Fumar durante el embarazo: un hábito muy malo

El fumar durante el embarazo tiene consecuencias que afectan no sólo a la futura madre, sino también al bebé, y pueden acarrear complicaciones en el parto. Estos son algunos de los peligros que pueden enfrentar la madre y el feto:

Fumar en el embarazo acarrea riesgos y peligros reales para la madre y el bebé, no solamente durante el embarazo sino también después del parto. Durante el primer año de vida del bebé, su vida estará en riesgo por haber tenido una madre fumadora.

Según la Sociedad Española de Especialistas en Tabaquismo (SEDET), alrededor de 55.500 personas mueren al año en España debido al cigarro; entre esas personas están los fumadores, pero también se encuentran los fumadores pasivos como son los bebés y los niños.

¿Cómo les afecta a ti ya tu bebé fumar durante el embarazo?

Fumar durante el embarazo tiene consecuencias directas en el bebé, como bajo peso al momento del nacimiento, pero también potencia las probabilidades de que el niño desarrolle las mismas enfermedades de los fumadores, como problemas de corazón, enfermedades respiratorias como asma, bronquitis y bronquiolitis o neumonía y cáncer.

Otro de los riesgos que conlleva fumar, es que se duplican las probabilidades de que el bebé muera antes de nacer o durante el primer año de vida. Esto se relaciona con la llamada «muerte súbita del lactante», cuyas causas exactas se desconocen, pero está comprobado que el tabaquismo materno influye enormemente.

Los especialistas recomiendan que las embarazadas dejen de fumar preferentemente antes de la semana 16 de gestación, lo que disminuye hasta una cuarta parte los problemas de mortandad durante el embarazo, y durante el primer año de vida disminuye el riesgo una quinta parte. Según SEDET, en España esto significaría salvar 744 vidas por año.

Por ejemplo, las estadísticas españolas del año 2006 muestran que murieron 1612 fetos, mientras que los niños de hasta un año fueron 1704. Esto hace que sea tan importante la prevención y control del tabaquismo maternal, y la toma de conciencia de la madre fumadora que puede evitar un final tan doloroso y una vida tan compleja para su hijo.

A pesar de todos los problemas que acarrea en los embarazos el fumar, en España solo el 20 por ciento de las mujeres deja el cigarrillo al quedar embarazadas, incluso sabiendo que dejando de fumar durante el primer trimestre de embarazo se consigue casi igualar la situación que tienen las madres no fumadoras.

En los países de occidente, la muerte súbita del lactante se ha convertido en la primera causa de muerte de niños entre 0 y un año de vida; en España ese número alcanza los 100 casos anuales afectando a uno de cada mil bebés y haciendo que las posibilidades de sufrirlo sean demasiado altas.

Es realmente muy importante que las mujeres embarazadas que fuman tomen conciencia de la importancia y la relevancia que tienen ellas en el futuro de sus hijos, al punto de implicar que el niño viva o no, o que tenga que vivir con problemas serios de salud. Se trata de un problema grave que es fácilmente evitable.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar