Hospital para el parto

Hospital para el parto

Encontrar el hospital adecuadao para el parto no siempre es fácil. Las distintas características del hospital, vuestras preferencias, la proximidad… Todo cuenta.

En este artículo ponemos a tu disposición los criterios que más frecuentemente mencionan las parejas al escoger el hospital para el parto.

¿Parto en un hospital o clínica?

Hay muchas parejas que optan por tener el parto en un hospital o la clínica, es lo que hacen la mayoría de parejas. Antes de empezar a buscar una clínica o un hospital del parto, debes preguntarte cómo quieres que vuestro hijo llegue al mundo, la importancia que tiene para ti el parto y, porqué no, lee el artículo ¿Hospital, casa de nacimiento o parto en casa?para tener las distintas opciones encima de la mesa.

¿Cuándo decidir el hospital para el parto?

Las reflexiones sobre el hospital que váis a escoger para el parto debéis hacerlas relativamente pronto, pues hay grandes diferencias entre un hospital y otro y para el parto debes informarte en cuanto al equipo y el tipo de posibilidades que ofrece. A menudo es una ventaja conocer primero los hospitales favoritos, informaros bien, de forma exhaustiva. Puede que la clínica que pensáis cuenta con una serie de equipamento que ya responden a vuestros deseos. Sólo en caso contrario debéis buscar más, hasta estar satisfechos. Sin embargo no hay ninguna clínica u hospital que para un parto presente problemas, todos estan más que capacitados para ayudarte a traer a tu bebé al mundo. En caso de necesidad también podéis decidirlo justo antes del parto. El hospital debe estar cerca de vuestra casa.

Al escoger hospital para el parto ten en cuenta…

¿Es fácil y rápido llegar al hospital desde vuestra casa?

Cuanto más corta sea la distancia, mejor. Vas a poder permanecer en casa más tiempo, antes de ir al hospital para el parto ya que no estará lejos. Si en la família se han producido partos rápidos, es importante que la distancia sea corta, así que pregunta a tu madre y a tu abuela. Incluso en situaciones de emergencia, tener la clínica cerca permite actuar rápido. Si el trecho hasta el hospital es largo, a las primeras señales de parto debes ir a las primeras señales. Si la distancia hasta el hospital para el parto es larga es aconsejable que tengáis presente el tiempo de recorrido y si hace falta, saber cómo avisarles de vuestra llegada.

¿El hospital tiene una buena reputación?

En Holapeques y en otros portales de internet puedes encontrar testimonios de madres y usuarias que han acudido a los servicios de alguna clínica u hospital para el parto. Opiniones dispares y testimonios diferentes que pueden ayudarte. Pero no debes decidirte sólo por las opiniones de desconocidos, contacta con la clínica o el hospital elegido para el parto, o pregunta a amigos y familiares que puedan contarte su propia experiencia.

¿qué llevar al hospital para el parto?

Visita el hospital para el parto

Antes del nacimiento es recomendable que hagas una visita a las instalaciones. Vas a familiarizarte con el hospital, conocer las salas de parto, quizá puedas incluso verlas, puede que te encuentre con alguna matrona, podrás preguntar en persona. Algunas clínicas ofrecen sesiones finformativas para que conozcas el personal y las instalaciones del hospital que queréis para el parto.

Detalles del hospital para el parto

¿Habitación individual o familiar?

Si quieres que tu pareja pase contigo los tres días de reposo tras el parto en el hospital deberás hablarlo y dejarlo claro con la clínica. Debes dejar claro en el registro si váis a querer una habitación individual o familiar, aunque si se trata de hospitales del sistema sanitario público, puede que en el momento de la verdad no puedan ofrecertelo si etá lleno. Pregunta si puedes hechar un vistazo a las habitaciones, ¿te gusta el ambiente? Pues vas a sentirte cómoda allí.

Actitud hacia la epidural y los analgésicos en general

Informate bien acerca de la opinión que tiene el hospital sobre usar en el parto epidural y analgésicos. Si la administran casi por sistema o si van a tener en cuenta tus preferencias. La matrona que te haga el seguimiento del embarazo, puesto que normalmente es del mismo hospital y en el parto te atenderá ella, también puede informarte sobre ello. No dejes de preguntar de qué tipo de métodos alternativos disponen.

¿Qué ayudas para el parto tiene el hospital?

¿Quieres una pelota, un taburete de parto, correas, una piscina de busbujas….? Debes preguntar qué tienen las salas de parto del hospital y qué posibilidades de uso hay. No estaria de más que preguntases si te dejan ver las instalaciones.

¿Y en caso de emergencia?

Si llegara una situación de emergencia durante el parto – que estadísticamente no suele ser el caso – cada minuto cuenta. Por lo tanto, es importante para algunos futuros padres que una sección de pediatría o una unidad de cuidados intensivos neonatales esté annexada a la clínica. Seguramente el hospital está preparado para una emergencia en el parto. En caso de necesitar una operación en principio no debes perocuparte, aunque fuera de noche siempre hay un anestesiólogo de guardia.

parto seguridad social o privado

¿Clínica pública o privada?

Muchas parejas, al enterarse de que van a tener un bebé, deciden contratar un seguro sanitario privado porque piensa que así van a evitarse esperas, y tanto ellos como su futuro hijo, van a recibir una mayor atención. Es otro elemento que influye al escoger un hospital para el parto u otro, en funciónd e la cobertura sanitaria.

Si se tuviese que resumir en unas palabras el conflicto público-privado, serían rapidez y personalización, por parte de la sanidad privada, contra economía y medios de la sanidad pública. En España tradicionalmente ha funcionado, casi de manera exclusiva, la sanidad pública. Por otra parte, la mejora del nivel de vida ha mejorado y hoy en día una seguro privado está al alcance de un sector social mucho más amplio que anteriormente.

Ventajas e inconvenientes

Entre las ventajas de la sanidad privada, destacan sobre todo la rápida atención al paciente, la posibilidad de elegir al especialista que desees, además del acceso directo a éste, rapidez en la obtención de resultados, habitaciones individuales o acceso a mejores clínicas.

Sin embargo, la sanidad pública tiene, en general más medios humanos y técnicos,  prestaciones farmacéuticas gratuitas. Además, cubre todos los gastos de atención precoz del embarazo, el seguimiento sanitario del mismo, la preparación para el parto, el hospital y la visita durante el primer mes de posparto.

El problema es que el parto es en el hospital asignado según la zona de residencia, y que dependiendo de la ocupación del centro en el momento de ingreso, la habitación será compartida o no. Además, los posibles acompañantes no siempre disponen de una cama para pasar la noche, y los horarios de visitas puede que sean más restrictivos.

El seguro privado

Si estas razones te llevan hoy a elegir un seguro privado para tu embarazo y el nacimiento de tu hijo, lo primero que debes hacer es enterarte bien de las condiciones, de los gastos que cubre, de los períodos de carencia, de los centros y especialistas de que disponen, si la compañía dispone de servicios complementarios relacionados con la salud (gimnasios, balnearios, revistas…), entre otras cosas.

La mayoría de compañías privadas cubren todos los gastos de las consultas al ginecólogo, los cursos de preparación al parto, una ecografía por lo menos cada trimestre, el ingreso en el hospital para el parto, una habitación privada con sitio para un acompañante, la asistencia en el parto y la anestesia epidural. Por el contrario, no cubren la medicina preventiva, los tratamientos especializados de fertilidad o las pólizas de los recién nacidos. Los detalles pueden diferir según la aseguradora o la póliza contratada.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *