Cómo se desarrolla un parto natural

El parto natural paso a paso

Cómo se desarrolla un parto natural

A la mayoría de las embarazadas, sobre todo cuando son primerizas, les preocupa mucho el trabajo de parto. Y es que aunque se trata de una experiencia única, también representa algo desconocido, lo cual genera tensión e incertidumbre. Sin embargo, una madre bien preparada para el parto estará más tranquila y relajada, lo cual hará que todo el proceso discurra con menos tensión y disminuirán las probabilidades de que ocurra algún problema.

Las cinco fases del parto natural

El inicio de las contracciones. 

El trabajo de parto comienza con la aparición de las contracciones, que nos indican que el cuello del útero se está dilatando. En un inicio las contracciones son bastante ligeras y aparecen cada 5 o 10 minutos pero a medida que transcurre el tiempo se hacen más frecuentes e intensas. Por lo general, la duración de esta etapa varía mucho de una mujer a otra, en dependencia de múltiples factores, aunque casi siempre oscila entre 6 y 12 horas. A lo largo de esta fase muchas embarazadas “rompen aguas”, lo cual indica que el trabajo de parto está por comenzar.

Aumento de la frecuencia de las contracciones y comienzo de la dilatación del cuello del útero. 

En esta fase las contracciones se vuelven mucho más intensas, largas y frecuentes hasta el punto en que llegan a ser particularmente dolorosas. A su vez, el cuello del útero aumenta de tamaño rápidamente alcanzando entre 6 y 8 centímetros de dilatación. Por lo general, es una etapa que discurre con bastante rapidez, entre 4 y 8 horas, aunque cuando la mujer ha tenido un parto anterior, todo el proceso se acelera. Hacia el final de esta fase es probable que el bebé ya haya comenzado a descender hacia el canal vaginal.

Aumento máximo de la dilatación del cuello del útero. 

Durante esta fase el cuello del útero se dilata completamente alcanzando su tamaño máximo, entre 8 y 10 centímetros. Esta etapa es la más intensa del parto porque, por lo general, las contracciones son muy fuertes y pueden durar más de 1 minuto. Algunas mujeres experimentan deseos de vomitar y mareos, lo cual es completamente normal, otras sienten temblores y necesitan gritar. Y es que a estas alturas el bebé ya ha descendido y se encuentra muy cerca de la pelvis por lo que también suelen aparecer los deseos de pujar, que están provocados por la presión que ejerce el bebé sobre el recto. Por lo general, se trata de un período que transcurre con bastante rapidez, en algunas mujeres puede durar unos pocos minutos, aunque en otras se extiende por un par de horas.
 

Descenso del bebé y el momento del parto. 

En esta etapa del trabajo de parto el bebé ya se ha movido hasta el canal vaginal, algo que ocurre de manera natural a raíz de las contracciones del útero, que lo llevan a adoptar esa posición. Una vez que el bebé se encuentra en la posición adecuada, las ganas de pujar son continuas y eso suele aliviar a muchas mujeres. En esta fase es importante mantener la calma y pujar cuando se presenta la contracción, de esta forma los movimientos de los músculos abdominales y del útero harán que el bebé descienda con más facilidad y con menos desgaste para la madre. Por lo general, a partir de este momento todo transcurre bastante rápido pues una vez que el bebé ha asomado la cabeza y logra sacar los dos hombros, el resto del cuerpo sale con mucha facilidad. Todo pasa en cuestión de minutos, aunque para la madre que espera tomar a su hijo en brazos puede parecer una eternidad.
 

Eliminación de la placenta. 

Generalmente pocos minutos después del alumbramiento, el útero comienza a contraerse de nuevo para hacer que la placenta se desprenda y salga. A veces es necesario pujar un poco aunque, por lo general, se trata de un esfuerzo que no resulta doloroso. Una vez que la placenta ha salido, el útero comienza a contraerse nuevamente y se pone firme, un mecanismo natural que ayuda a cerrar los vasos sanguíneos que se encuentran en el área donde estaba la placenta y evita que el sangramiento continúe.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar