Magnesio en el embarazo

Magnesio en el embarazo

El magnesio es necesario para el organismo humano, es uno de los minerales más necesarios, especialmente es importante el magnesio durante el embarazo. En este momento tu cuerpo está cambiando, se encuentra en una fase importante de crecimiento: los órganos y huesos del feto se desarrollan y crecen, y contigo el útero y la placenta. Conoce en este artículo como crece la necesidad de magnesio en el embarazo y lo que puedes hacer.

¿Por qué se necesita magnesio en el embarazo?

El magnesio no sólo durante el embarazo sinó en general tiene un papel importante en distintas de las funciones del cuerpo humano, por lo que se considera un verdadero todo terreno.  Está fuertemente implicado en la formación de los huesos y por tanto, desempeña un papel importante en todos los procesos de crecimiento. El sistema nervioso Tmbién depende de un suministro adecuado de magnesio, debido a que este mineral funciona como transmisor de información entre los nervios y los componentes individuales de los músculos, como los impulsos nerviosos y por lo tanto controla la actividad muscular. El magnesio, garantizan así que los músculos puedan relajarse. Además, el magnesio es un factor importante en muchos procesos metabólicos. Sirve como una especie de catalizador para muchas enzimas y está implicado en, por ejemplo,  la regulación de la insulina y niveles de glucosa en sangre.

Necesidad de magnesio en el embarazo

Factores como el ejercicio, la dieta, el trabajo, o simplemente la emoción y para esta nueva vida, pueden tener efectos sobre la cantidad de magnesio requerida por el cuerpo, así que debes procurar que la alimentación, asegure la cantidad necesaria. Durante el embarazo, aumenta la necesidad de magnesio por aproximadamente 35 por ciento. La dosis diaria recomendada en el estado español, a partir de los datos de la Food and Nutrition Board, de magnesio en el embarazo es de 350 a 360 miligramos, (siendo para no gestantes la cantidad diaria recomendada de 310 mg). Especialmente desde el segundo trimestre de embarazo, en aproximadamente la semana 22 de embarazo, aumenta la necesidad de magnesio . Hay varias razones:

  • Los cambios hormonales durante el embarazo hacen también que se excrete más mangesio a través de la orina. La excreción de magnesio se incrementa en comparación con las mujeres no embarazadas en un 25 por ciento.
  • Con la tensión nerviosa y el estrés el cuerpo consume más magnesio. Por ello a veces se le considera el mineral anti estrés. Por el esfuerzo físico y mental que tiene lugar durante el embarazo aumentan los requerimientos de magnesio de manera significativa.
  • El embarazo es una etapa en la que no sólo tú, sino también el cuerpo de tu hijo está creciendo. El magnesio ayuda al cuerpo a construir y reparar el tejido y los hueso, lo cual es otra razón para este aumento de la demanda de magnesio en el embarazo.

¿Cómo se manifiesta la falta de magnesio en el embarazo?

Dado que el magnesio se encuentra en procesos tan diferentes en el cuerpo, una deficiencia de magnesio en el embarazo puede manifestarse en distintas zonas del cuerpo:

  • Músculos: Una primera señal de una deficiencia de magnesio en el embarazo son a menudo espasmos musculares. Alrededor del 60 por ciento del magnesio que el cuerpo absorbe se almacena en los huesos y sirve como depósito a largo plazo. A partir de estos depósitos el magnesio se libera al cuerpo cuando es necesario, pero sólo muy lentamente, por lo que el cuerpo ante una deficiencia fuerte no puede hacer nada. El 39 por ciento restante del magnesio se invierte en los órganos y los músculos. Sólo un pequeño porcentaje de magnesio se encuentra en la sangre por ello ante una falta de magnesio el cuerpo recurre al magnesio de los músculos. El resultado son los clásicos calambres en las piernas, aunque los calambres abdominales también puede ser una expresión de deficiencia de magnesio en el embarazo. A menudo también causan tensión muscular en la zona del cuello, hombros y espalda, así como contracciones musculares o temblores, palpitaciones o arritmias. Puesto que el útero se compone principalmente de tejido muscular, puede ser que una escasez de magnesio en el embarazo tambiénse produzcan allí los calambres. Una deficiencia de magnesio muy pronunciada puede incluso conducir a un parto prematuro. El primer indicio puede ser que la barriga se presente dura. En muy pocos casos, pero, se producen abortos involuntarios o partos prematuros.
  • Nervios: Cuando el cuerpo no está bien subministrado de magnesio, pueden producirse desórdenes nerviosos, por ejemplo en las manos o piernas . Las llamadas parestesias pueden causar una sensación de hormigueo o entumecimiento en los miembros.
  • Psíquicamente: La deficiencia de magnesio también puede dar lugar a problemas mentales leves. Estos se puede manifestar, por ejemplo, con mayor nerviosismo o irritabilidad, pero también puede ocurrir una depresión.
  • Presión arterial: La deficiencia de magnesio aguda puede conducir a hipertensión arterial y mareos. Si la presión arterial continúa alta bastante tiempo, existe el riesgo de preeclampsia. En este caso, debes preguntarle al médico o ginecólogo lo que debes tener en cuenta y si hay algoque hacer, como por ejemplo algún tratamiento.

Alimentación y magnesio en el embarazo

El cuerpo no puede producir magnesio por sí mismo, por lo que la dosis diaria recomendada de magnesio en el embarazo (350-360 miligramos) debe abastecerse mediante la alimentación. Esta ingesta puede hacerse con una dieta rica en alimentos que contengan magnesio. Aquí encontrarás una lista de los alimentos que tienen un alto contenido de magnesio:

  • Nueces y semillas tipo pipas como las de calabaza y girasol, anacardos, almendras sin pelar y germen de trigo,
  • Legumbres, especialmente la soja, judías y cereales integrales, como avena o arroz integral,
  • Leche y productos lácteos,
  • Vegetales de hojas verdes como la espinaca y la col rizada,
  • Ciertos tipos de frutas, principalmente plátano, kiwi, uvas, además de frutos secos
  • Hinojo
  • Maíz
  • Patatas
  • Chocolate

Si estás buscando recetas que no sólo sean deliciosas, sino que también puedan satisfacer su necesidad de magnesio en el embarazo de forma natural, consulta entonces nuestra sección Recetas saludables en el embarazo.

Consejo

Durante las comidas es recomendable que bebas agua rica en magnesio. Es una manera fácil de cubrir parte de las necesidades diarias de magnesio en el embarazo.

¿Los suplementos de magnesio son necesarios durante el embarazo?

No siempre se puede cubrir la demanda diaria de magnesio en el embarazo mediante la alimentación. Puede pues que el médico de cabecera o el ginecólogo te receten un suplemento de magnesio. Los hay en distintos preparados, como comprimidos efervescentes, en cápsulas o como bebida. No todos los productos son igualmente efectivos, así que no lo decidas por tu cuenta sinó que sea el médico quién te lo recete. Una dosificación incorrecta de magnesio durante el embarazo puede causarte algunos problemas pues puede retardar las contracciones de parto .

Si simultáneamente tomas un suplemento de hierro, asegúrate de tomar ambos medicamentos como mínimo con dos horas de diferencia para que los procesos de los dos nutrientes no interfieran los unos con los otros. Además se desaconseja tomar el magnesio entre las comidas pues puede producir diarrea y dolor abdominal.

Consejo

Muchas mujeres embarazadas sufren de problemas digestivos. El estreñimiento se debe principalmente a una mayor producción de estrógeno y progestina y no es un fenómeno raro. La ingesta de magnesio durante el embarazo puede promover la digestión, ya que puede tener un efecto laxante suave. Es importante, pero, determinar la dosis exacta con el ginecólogo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here