resfriado

Resfriado

Consideraciones generales

Esta afección se denomina resfriado común por una buena razón: los niños tienen de tres a ocho resfriados de media por año y contagian usualmente.

Es la razón más común por la cual los niños faltan a la escuela y los padres a su trabajo.

Los pequeños generalmente sufren constipado por el contacto con otros niños. Existen más de 200 virus diferentes que pueden causarlo. De hecho, cuando se introduce una nueva cepa en una escuela o guardería, esta se extiende rápidamente por toda la clase.

Cuando una persona está afectada, la secreción nasal está atestada de virus y los estornudos, al igual que sonarse la nariz, los propagan. Un resfriado se puede adquirir inhalando el virus en caso de estar sentado cerca de alguien que estornuda o al tocarse la nariz, los ojos o la boca después de haber tocado algo contaminado por el virus.

Síntomas

Los tres síntomas más frecuentes de un resfriado son:

  • Congestión nasal
  • Mucosidad abundante en la nariz
  • Estornudos

Los adultos y jóvenes con resfriados pueden tener una fiebre baja mientras que los niños pequeños a menudo alcanzan temperaturas de 38°C a 39°C.

Los síntomas usualmente comienzan a los dos o tres días de contraer el virus. La irritación en la nariz y en la garganta es el primer signo característico, seguido por estornudos y secreción nasal acuosa.

Al cabo de uno a tres días, las secreciones nasales se vuelven más espesas y quizás de color amarillento o verdoso.

Dependiendo de cuál es el virus causante, también puedes padecer:

  • Tos
  • Disminución del apetito
  • Dolor de cabeza, muscular o de garganta

Sin embargo, si es verdaderamente un resfriado, lo mayores problemas se presentarán en la nariz. En los niños con asma, el constipado suele desarrollar los síntomas de esta enfermedad.

Los resfriados comúnmente se observan antes de las infecciones del oído, ya que los tímpanos de los niños se congestionan y es posible que se produzca una infección bacteriana.

Todo el resfriado generalmente desaparece por sí solo en aproximadamente siete días, con quizás algunos síntomas persistentes durante más tiempo, como la tos. Si se alarga, consulta con el médico para descartar cualquier otro problema.

Tratamiento

Lo más importante es descansar y tomar líquidos en abundancia. Los remedios sin receta realmente no acortan la duración, pero pueden ayudar a aliviar los síntomas.

Los antibióticos no se deben usar para tratar un resfriado común, ya que no ayudan y pueden empeorar la situación, y también se desaconseja el uso de medicamentos para la tos.

Prevención

Hay cinco formas de reducir la exposición a los gérmenes:

  • Lavarse siempre las manos: los niños y adultos deben lavarse las manos en momentos claves, como después de sonarse la nariz, después de cambiar pañales o ir al baño, antes de comer y antes de preparar alimentos.
  • Desinfectar: limpie las superficies de contacto común (manijas de los lavamanos, esteras para dormir) con un desinfectante.
  • Usar desinfectantes manuales instantáneos: un pequeño toque acabará con el 99.99% de los gérmenes sin necesidad de agua ni toallas.
  • Utilizar toallas de papel en lugar de tela compartidas.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar