Piernas arqueadas

Genu Valgo – Piernas arqueadas

Consideraciones generales

Los niños nacen con las piernas arqueadas debido a su posición en el útero, pero estas comienzan a enderezarse una vez que el niño empieza a caminar y sus extremidades a soportar peso, aproximadamente entre los 12 y 18 meses de edad.

La apariencia normal se alcanza, por lo general, a la edad de tres años, cuando el niño puede tenerse en pie con los tobillos juntos y puede poner ligeramente las rodillas en contacto. Si a esta edad persisten las piernas arqueadas, entonces se dice que el niño es «patizambo».

Se conoce como rodilla vara o genu varum la forma de las piernas cuando el niño está de pie y los tobillos se tocan pero las rodillas están separadas.

Recibe el nombre de rodilla valga o genu cuando las rodillas se tocan pero los tobillos están separados (hacen una forma de ‘X’).

Las piernas severamente arqueadas pueden ser una manifestación de raquitismo (problemas nutricionales), ocasionado por una deficiencia de vitamina D, falta de calcio, herencia o por un problema congénito.

La mala posición de las piernas al caminar va ocasionando problemas no solamente en rodillas, sino también en cadera y columna vertebral, muchas veces con deformaciones o daños irreversibles que ocasionan dolor, molestias e incapacidad para realizar ciertas actividades deportivas y hasta para caminar.

Piernas arqueadas
www.orthopediatrica.es

Tratamiento

En general, no se aplica ningún tratamiento para esta afección, sino que el médico estudia y explica a los padres la naturaleza de la forma de las rodillas de sus hijos y realiza un control evolutivo, para conocer si progresan o se resuelven de forma espontánea.

En algunos casos la deformidad puede ser tan acentuada que el cirujano ortopedia pediátrico recomiende algún tipo de tratamiento, bien en forma de férulas para evitar la progresión, o bien quirúrgicamente para corregir la deformidad.

Prevención

En los casos que la causa de esta afección sea una lesión congénita o alguna enfermedad hereditaria degenerativa de la rodilla, no existe prevención.

Las piernas arqueadas también pueden deberse a raquitismo, una enfermedad causada por la deficiencia de vitamina D debida a: una cantidad inadecuada de ésta en la dieta, a la falta de exposición a la luz solar o a una incapacidad genética para absorber la vitamina. Como consecuencia, el organismo no puede utilizar el calcio y los huesos se ablandan y se deforman.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar