autismo en niños

Autismo

Consideraciones generales

El autismo es un trastorno del desarrollo que influye en el comportamiento de los afectados sobre todo de tres maneras diferentes:

  • En su manera de relacionarse con el resto de personas (interacción social)
  • Presentan serios problemas en el ámbito de comunicación (muchos no desarrollan la capacidad del habla)
  • Las actividades que realizan son limitadas así como sus intereses. Su comportamiento suele ser repetitivo.

Los síntomas suelen presentarse a los tres años de edad. Y es más común en niños que en niñas (según los Anales de la Asociación Española de Pediatría se suele presentar en unos cuatro chicos por cada chica).

Su origen es desconocido. Sólo se tiene claro la gran influencia de la genética en la patología. De hecho, hay científicos que señalan esta enfermedad como una de las más heredables que existen. Sin embargo, también existe un factor ambiental, cuyos detalles son todavía desconocidos por la comunidad médica.

Desde hace años algunos científicos señalan al tiomersal (un conservante de vacunas que contiene mercurio) como el causante del autismo. Harris Coulter, director del Center for Empirical Medicine en Washington, se encuentra entre ellos.

Coulter piensa que la responsable del aumento de los casos de autismo es la vacuna contra la tos ferina, administrada en diferentes dosis desde los dos meses de vida. Se basa para hacer esta afirmación, entre otras cosas, en el hecho de que existen muchos más casos de autismo en los niños que en las niñas. El cerebro de los chicos es más vulnerable en el momento en el que se administra la vacuna contra la tos ferina. Sin embargo, existe una gran controversia al respecto porque muchos investigadores no respaldan esta teoría.

Síntomas

Una primera aproximación al comportamiento que presentan las personas con autismo se puede desprender de las raíces de la propia palabra. Según el Proyecto Autismo la Garriga, (que aúna diversas asociaciones dedicadas a esta patología), el término autismo proviene de la palabra griega eaftismos, que significa encerrado en uno mismo.

El psiquiatra suizo Eugen Bleuler escribió en 1913 que su principal cararacterística es un aislamienro respecto a la realidad externa conjuntamente con una exarcerbación de la vida interior. Por ello, el autista reacciona muy débilmente a los estímulos de su entorno.

El estadounidesne Leo Kanner definió por primera vez el síndrome autista en 1943. Señaló que las personas afectadas eran incapaces de relacionarse desde el principio con normalidad con otras personas o situaciones y se comportaban como si siempre estuvieran solas. Además, subrayó sus dificultades con el lenguaje y su obsesión por mantener la invariabilidad. Destacó que su comportamiento consistía en actividades monótonas.

rasgos autistas leves

El Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales de la Asociación Psiquiátrica de los Estados Unidos y la Clasificación Estadística Internacional de Enfermedades y otros Problemas de Salud elaborada por la Organización Mundial de la Salud marca unas pautas para diagnosticar autismo.

Se deben encontrar al menos seis de los siguientes elementos para considerar que el niño padece autismo. Por los menos debe presentar dos de los rasgos enumerados en el punto uno y uno de los epígrafes dos y tres.

1) Alteración cualitativa de la interacción social, manifestada por al menos dos de las siguientes características:

  • Alteración importante del uso de múltiples conductas no verbales como contacto ocular, expresión facial, posturas corporales y gestos reguladores de la interacción social.
  • Incapacidad para desarrollar relaciones con compañeros adecuadas al nivel de desarrollo.
  • Ausencia de la tendencia espontánea para compartir con otras personas disfrutes, intereses u objetivos (por ejemplo, no mostrar, traer o señalar objetos de interés).
  • Ausencia de reciprocidad social o emocional.

2) Alteración cualitativa de la comunicación, manifestada al menos por una de las siguientes características:

  • Retraso o ausencia total del desarrollo del lenguaje oral (no acompañado de intentos para compensarlo mediante modos alternativos de comunicación tales como gestos o mímica).
  • En sujetos con un habla adecuada, alteración importante de la capacidad para iniciar o mantener una conversación con otros.
  • Utilización estereotipada y repetitiva del lenguaje.
  • Ausencia de juego realista espontáneo variado o de juego imitativo social propio del nivel de desarrollo.

3) Patrones de comportamiento, intereses y actividades restringidos, repetitivos y estereotipados, manifestados por lo menos una de las siguientes características:

  • Preocupación absorbente por uno o más patrones estereotipados y restrictivos de interés y que resulta anormal, sea en su intensidad, sea en su objetivo.Adhesión aparentemente inflexible a rutinas o rituales específicos no funcionales.
  • Manierismos motores estereotipados y repetitivos (por ejemplo, aleteo o giro de las manos o los dedos, o movimientos complejos de todo el cuerpo).
  • Preocupación persistente por partes de objetos.

Existe un retraso o funcionamiento anormal en al menos una de las siguientes áreas, que aparece antes de los tres años de edad: en la interacción social, en el lenguaje utilizado en la comunicación social, o en el juego simbólico o imaginativo.

Además, los niños con el síndrome suelen presentar los siguientes síntomas:

  • Deficiencia mental
  • Hiperactividad (en la infancia)
  • Hipoactividad (adolescencia y edad adulta)
  • Humor lábil (frágil)
  • Baja tolerancia a la frustración
  • Crisis de agitación (con o sin causa aparente)
  • Impulsividad
  • Autoagresividad
  • Heteroagresividad (menos frecuente que la autoagresividad)
  • Respuestas paradójicas a los estímulos auditivos
  • Alteraciones del sueño
  • Trastornos de la alimentación
  • Crisis epilépticas (20-25% de la población que sufre autismo)

Respecto al retraso mental, por un lado, oficialmente se suele asociar esta enfermedad a la deficiencia mental. Sin embargo, no está muy clara la relación. Los métodos tradicionales para la medición del llamado IQ no son válidos para personas con esta patología.

Además, se debe tener en cuenta que una persona con autismo, dependiendo de los casos, hasta puede cursar estudios universitarios. Esto se debe a su capacidad para concentrarse obsesivamente en una sola tarea. Esta puede ser la misma durante toda su vida o ir variando con el tiempo.

Por último, su esperanza de vida suele ser inferior a la media. La razón no es que la enfermedad sea degenerativa, sino porque su aislamiento de la realidad y su incapacidad para expresar dolor impide a los médicos explorarles.

Tratamiento

Según la página web Biopsicologia.net, existe un tratamiento que atañe a varios aspecto que resulta útil y “a veces produce efectos espectaculares”. El objetivo es mejorar las conductas sociales y disminuuir las extrañas, además de desarrollar las capacidades comunicativas tanto verbales como no verbales.

Primero, es necesaria una terapia conductual para promover la relación del pequeño con el resto de personas, aumentar su confianza y tratar de que el niño sienta curiosidad por el mundo que le rodea.

Por otro lado, encontramos la medicación, que normalmente los niños autistas deben consumir en altas dosis, por lo que requiere una especial atención por parte de los padres. Se utiliza para suavizar las crisis epilépticas que muchos de los pequeños suelen tener además de para modificar su coducta.

El metilfedinato es un psicoestimulante cuya marca comercial más conocida es el Ritalín, que se utiliza tanto para las personas que padecen autismo como hiperactividad. Desde hace años, hay muchas voces que se alzan en contra de este medicamento ya que muchos expertos no encuentran adecuado administrar estimulantes a pacientes de tan corta edad.

Prevención

Como es un trastorno genético, no hay manera de prevenir la enfermedad. Además, los factores ambientales que intervienen en la patología no están claros.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar