Oso Bed-Time

6 consejos para enseñar a leer a tu hijo

Tips para ayudar a tu hijo a leer

Los niños no empiezan realmente saber leer como tal hasta los 6 años, por ello, son muchos los padres y madres que se asustan cuando su hijo aún no ha aprendido antes de este período. En este sentido, a continuación te ofrecemos algunos consejos para ayudarte a ver los componentes beneficiosos de la lectura infantil desde bien pequeños:

Léele

Debes empezar a leerle cuentos aún recién nacido. Se tratará de un momento de unión especial para ambos y desarrollará su amor por los libros, ya que, si los niños no aprecian la lectura desde edades tempranas, probablemente disminuirá su capacidad para la misma en un futuro. A medida que van creciendo, es recomendable leer alrededor de 20 minutos al día. 

Hazle preguntas

Hacerle preguntas al niño mientras se le lee un libro le anima y es muy eficaz para el desarrollo de su comprensión. Las preguntas durante la lectura harán que se desarrolle su vocabulario y que interactúe con el libro.

Da buen ejemplo como lector:

Incluso si a tu hijo le fascinan los libros desde muy pequeño, su motivación decaerá si se da cuenta de que nadie más lee en casa. Los niños necesitan ver que sus padres y madres leen, porque si no, no saldrá de ellos coger un libro

Enséñale a identificar las letras:

A través de esta memoria visual y atencional, pueden realizarse otros aprendizajes como la hora o los números. El hecho de que los niños aprendan el abecedario es muy importante, sin embargo, consideramos más importante el método de aprendizaje que hay que llevar a cabo para que adquieran tales conocimientos.

Familias de palabras:

Llamamos familias de palabras a las palabras que riman. Enseñar a los niños palabras que rimen es una actividad fonológica que les ayuda a diferenciar patrones de lectura, lo que consideramos muy importante. Los fonemas son los sonidos más pequeños, compuestos por las consonantes y las vocales. La fonética en si misma implica aprender a deletrear los sonidos de las letras, así como la normativa del idioma, y se trata de un componente importante dentro de la lectoescritura (aunque nunca debe tratarse del foco principal).

Las palabras frecuentes:

Los expertos afirman que es beneficioso para el niño realizar una lista con estas palabras populares para su memorización.