niño de 5 años

Los principales logros en el desarrollo del niño de 5 años

La evolución motora del niño de 5 años


La mayoría de los pequeños de 5 años son muy despiertos, conversadores y curiosos. De hecho, si le das libertad lo encontrarás husmeando en el jardín, la cocina o incluso en el garaje.

El niño está descubriendo el mundo y se vuelca por entero en esta actividad, por lo que en muchas ocasiones hace caso omiso del peligro. Ten en cuenta que aunque haya crecido, aún tendrás que mantener sus movimientos vigilados para evitar un accidente.

A esta edad muchos han alcanzado un desarrollo físico sorprendente que le facilita ser más autónomo e independiente de sus padres.

Sin embargo, sus ansias de libertad no se deben exclusivamente a la evolución en el área motora, sino también a la consolidación de las estructuras mentales que le permiten integrar mejor los estímulos del medio y coordinar sus movimientos.

La motricidad se consolida

El niño de 5 años ha logrado un control casi perfecto de su motricidad gruesa. Ahora camina como un adulto, salta con gran agilidad, corre y sube y baja las escaleras sin problemas. Este desarrollo también le permite implicarse en actividades que antes le estaban prohibidas, como ayudarte a secar los cubiertos, organizar los cajones de su habitación o doblar de manera rudimentaria su ropa.

Sin embargo, la motricidad gruesa no es la única que muestra avances en esta fase, las habilidades motoras finas también evidencian una evolución notable. 

A los 5 años el niño ya es capaz de utilizar las herramientas y objetos de su entorno con mayor precisión, por lo que puede cepillarse los dientes correctamente, peinarse, abotonarse la ropa y algunos incluso ya han aprendido a atarse los cordones de los zapatos. Si le has enseñado, también será capaz de sostener adecuadamente un lápiz y realizar trazos firmes.

Los avances en el ámbito cognitivo

El principal logro en el ámbito neuropsicológico del niño consiste en la definición de la lateralidad cerebral, lo cual le permite utilizar su mano o su pie más hábil, así como reconocer cuál es la parte izquierda y derecha de su cuerpo y de los objetos que usa cotidianamente. Como resultado, a esta edad el pequeño ya tiene una conciencia muy completa de su cuerpo y las partes que lo componen.

El lenguaje también ha alcanzado un nivel cualitativamente superior. 

Ahora el niño puede seguir la lógica de la conversación, por lo que puede hablar con cualquier adulto. Como ya tiene un vocabulario muy amplio, es capaz de contar todo lo que ha hecho durante el día e incluso inventará historias bastante elaboradas. También sabe cómo se llama y si le enseñas, aprenderá de memoria la dirección de casa. 

Podrá reconocer las diferentes tonalidades de los colores, los números hasta el 10 y las vocales.

El pensamiento no se queda rezagado. A los 5 años el niño ya comprende perfectamente las relaciones causa-efecto, lo cual le confiere una lógica mucho más coherente. También es capaz de distinguir las características esenciales de los objetos, si bien su pensamiento opera básicamente en un nivel concreto.

En el plano de la interacción social

La consolidación del lenguaje y el desarrollo del pensamiento y la memoria traen como resultado un profundo cambio en las relaciones sociales del niño. 

En esta etapa ha dejado atrás el egocentrismo propio de los pequeños y comienza a comprender y aceptar que existen diferentes puntos de vista que no tienen que coincidir necesariamente con el suyo, si bien aún le cuesta comprender el significado de cada perspectiva.

De esta manera, expresa una mayor preocupación, por lo que le sucede a los demás y empieza a mostrarse mucho más empático. Asimismo, desarrolla una conducta más responsable, lo que le permite disculparse por sus errores. Para los padres será una bendición porque normalmente el comportamiento rebelde y agresivo comienza a quedar atrás.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar