Qué alimentos incluir y cuáles eliminar de la merienda infantil

La merienda recomendada para los niños

¿Qué debes tener en cuenta para preparar una merienda adecuada para tu hijo?

Los niños no solo necesitan nutrientes para crecer, también necesitan energía para enfrentar la jornada. La merienda es un momento estupendo para que descansen y recuperen fuerzas. De hecho, se ha apreciado que merendar bien mejora el rendimiento de los peques en el colegio y les ayuda a controlar mejor el apetito evitando el picoteo.

También es importante recordar que el sistema digestivo de los niños pequeños no está preparado para que pasen demasiadas horas sin comer, por lo que es importante que no se salten la merienda. Esa es la razón por la que la Sociedad Española de Pediatría recomienda que los niños consuman cinco comidas al día, incluyendo dos meriendas.

Sin embargo, muchas veces caemos en el error de recurrir a la bollería industrial y los alimentos confeccionados, que solo aportan calorías vacías, aumentando el riesgo de que los niños padezcan sobrepeso u obesidad.

Se estima que en España aproximadamente el 65% de los niños meriendan solo con bocadillos y productos de bollería industrial. No obstante, es fundamental comprender que los alimentos que se incluyen en las meriendas son tan importantes como los que se consumen en el desayuno, la comida y la cena.

¿Qué debes tener en cuenta para preparar una merienda adecuada para tu hijo?

  1. Debe aportar la cantidad de calorías adecuada. A pesar de que la merienda es importante, debes saber que esta apenas debe representar el 15% de las calorías que tu hijo debe consumir a lo largo del día. Eso significa que debes prestarle atención a las porciones. Una cantidad adecuada puede ser una merienda que incluya un yogurt, un sándwich vegetal o de jamón y una pieza de fruta.

  2. Debe ser fácil de digerir. Si la merienda es demasiado pesada, es probable que después a tu hijo no le apetezca comer o cenar ya que todavía se sentirá lleno. Por eso, lo ideal es que la merienda sea ligera y fácil de digerir, y que se consuma al menos dos horas antes de la próxima comida.

  3. Debe incluir alimentos saludables. La OMS advierte que las calorías de la merienda deben provenir de alimentos saludables y nutritivos. Eso significa que no vale la bollería industrial y los alimentos hechos fundamentalmente a base de harina refinada. Para lograrlo, lo ideal es incluir una pieza de fruta, cereales y lácteos, como un yogurt o queso fresco.

  4. Debe priorizar los alimentos naturales y frescos. Los alimentos naturales normalmente son más nutritivos porque contienen los hidratos de carbono, proteínas, azúcares y grasas que tu hijo necesita. Además, no contienen conservantes, aditivos e ingredientes artificiales que puedan afectar su salud.

  5. Debe ser variada. La mayoría de los niños se aburren de merendar siempre lo mismo, por lo que deberías planificar las meriendas de tu hijo de manera semanal. Incluir diversidad en sus meriendas hará que se anime a comerlas y seguirá una dieta más variada donde probablemente habrá un mejor equilibrio entre los diferentes nutrientes.

¿Qué alimentos incluir y cuáles eliminar de la merienda infantil?

Los refrescos y los zumos envasados suelen contener mucha azúcar, por lo que sería mejor evitar su consumo, o al menos reducirlo de manera significativa. Tampoco se recomiendan los productos de la bollería industrial, los cuales tienen un alto contenido degrasa, azúcar y sal. De hecho, el consumo diario de estos alimentos puede llegar a representar un aumento de peso anual de 4 kilos. Los alimentos preparados, como las pizzas y las patatas fritas, también se deben evitar ya que aportan muy pocos nutrientes.

En su lugar puedes apostar por los productos lácteos, preferentemente semidesnatados ya que los niños también necesitan la grasa que estos contienen. Además, puedes incluir las frutas, los cereales, los frutos secos y las versiones integrales de las galletas y el pan, que aportan más fibra y minerales.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar