El parto gemelar

Conoce más sobre el parto múltiple (gemelos)

Una de las situaciones inesperadas en el embarazo puede ser el parto gemelar.

Aunque ya no se trata de un secreto, porque ya lo sabes hace unos meses, siempre es recomendable conocer las precauciones a tomar tanto en el hospital como cuando lleguemos a casa.

El nacimiento de gemelos se encuentra dentro de lo que los médicos denominan «embarazos múltiples», es decir, el desarrollo en simultáneo de dos o más fetos en el útero materno.

Para que esto se produzca existen dos posibilidades: que la fertilización del óvulo por el espermatozoide se divida posteriormente, o que haya dos óvulos fertilizados.

En el primer caso el embarazo se denomina monocigótico, y en el segundo bicigótico

El parto gemelar es cada vez más frecuente en territorio español. Según la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia, la incidencia de este fenómeno se ha situado en el 27,8%, con un porcentaje de aumento de los embarazos múltiples del 70% en la última década, cifra que resulta muy llamativa. 

Una de las causas del parto gemelar es la aplicación de tecnología a la fertilización. 

La reproducción asistida, tanto la fertilización in vitro como la inseminación artificial, no cuentan con un 100% de eficiencia, de modo que se suele colocar más de un embrión. 

El aumento considerable en la edad para ser madre es otra de las causas del parto gemelar, aunque con una incidencia más indirecta.

La edad de maternidad se ha pospuesto hasta los 31 años aproximadamente, lo que aumenta la necesidad de recurrir a medicamentos que estimulen la producción de óvulos. 

Una de las preocupaciones que tienen los padres que esperan gemelos es el parto, ya que los bebés ocupan la totalidad del útero y dificultan la capacidad de contracción. De todas formas lo que determina si el parto gemelar será natural o por cesárea será la característica de los bebés y sus posiciones.

Tanto el embarazo como el parto tienen características distintas en el caso de los gemelos. Sin embargo, esto no significa que no existan partos naturales. Simplemente, el parto natural será un tanto más largo.

En general, entre los dos nacimientos hay un intervalo de 15 ó 20 minutos. El embarazo finaliza antes de las 40 semanas, en la mayoría de los casos porque el útero no puede soportar el crecimiento de dos bebés, y el peso doble suele acelerar el trabajo de parto. 

El nacimiento de bebés prematuros es otra de las preocupaciones maternas. Los riesgos de contraer las enfermedades propias de los prematuros están presentes: ictericia, infecciones graves, problemas pulmonares, enfermedades neurológicas, etc. Si los gemelos nacen prematuros deberán ingresar a la Unidad de Cuidados Intensivos.

Entre los cuidados que requiere un embarazo múltiple figura la visita regular al médico, posiblemente más frecuente que en el parto de un solo bebé. Los cuidados prenatales son fundamentales, ya que las enfermedades tienen un porcentaje mayor de posibilidades de presentarse en los embarazos múltiples. 

La nutrición es otro aspecto a tener en cuenta en caso del parto de gemelos. La ingesta de calcio y de ácido fólico será fundamental, así como una buena y variada alimentación.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar