¿Cómo controlar la diabetes en el embarazo?

Controlar la diabetes en el embarazo

La diabetes en el embarazo

Existe un tipo de diabetes que sólo se desarrolla durante la etapa del embarazo de la mujer y se prolonga durante ese tiempo únicamente.

La diabetes gestacional es un cambio que se produce en el metabolismo de la mujer y es considerado como un factor de riesgo para la futura mamá.

La diabetes en el embarazo tiene lugar debido a la alteración de hormonas que hay en el organismo femenino. La insulina que está en la sangre no puede funcionar correctamente para ser absorbida por las células maternas en lugar de alcanzar al organismo del bebé. Debido a que es causada por la alteración hormonal que el embarazo provoca, normalmente la diabetes desaparece una vez que la madre ha dado a luz.

Sin embargo, una vez que se ha tenido diabetes en el embarazo, la mujer es mucho más propensa a repetirla si queda embarazada nuevamente, así como también puede suceder que más adelante en el tiempo desarrolle otro tipo de diabetes. Por ello en estos casos es recomendable realizar controles anuales de glucemia.

Según la Sociedad Española de Diabetes (SED), alrededor del 4% de las españolas embarazadas sufren de esta diabetes gestacional y en muchos casos ni siquiera es detectada, lo que puede tornarse peligroso; por esa misma razón es que los médicos les recomiendan a las embarazadas realizarse controles del nivel del azúcar en sangre para asegurarse de que poseen un buen estado de salud.

La diabetes en el embarazo se presenta en mayor proporción en aquellas madres que tienen sobrepeso, son mayores de 30 ó 35 años, y en los casos en que sufrieron de diabetes en algún embarazo previo.

Los efectos que esta diabetes puede tener sobre el bebé varían según la etapa del embarazo en que se manifieste. Cuando aparece sobre el final del embarazo, el bebé ya está crecido y no tiene consecuencias tan importantes, siempre que se la trate adecuadamente. De no hacerlo, el bebé puede tener un peso mayor al normal en el parto.

Al ser mayor el tamaño del niño, al nacer puede generar más problemas para salir y en algunos casos pueden tener problemas en los hombros debido a ello. Por otra parte, y a causa de los altos niveles de glucosa en la sangre del bebé, su organismo va a generar insulina para controlarlo y eso puede causar hipoglucemia.

¿Cómo controlar la diabetes en el embarazo?

Durante el embarazo, la mujer que tiene diabetes debe controlar periódicamente los niveles de azúcar en la sangre, de manera de estar controlada y con buena salud. La futura mamá también deberá llevar a cabo una dieta especial para controlar la diabetes y el peso. Es preciso que realice la ingesta adecuada de vitaminas, minerales, hidratos, calorías, etc. También deberá seguir un control de los horarios de las ingestas.

De todas maneras, siguiendo los controles indicados por el médico ginecólogo, las dietas de la nutricionista y endocrinóloga y controlándose los niveles de azúcar en la sangre, la futura mamá podrá llevar adelante un embarazo sano y dar a luz sin problemas. Se trata simplemente de tener más cuidados y llevar una vida más sana.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *