como dar verdura a un bebe

6 claves para lograr que el niño acepte las verduras

Cómo conseguir que los niños coman verdura

Las verduras son una fuente importante de vitaminas y minerales, que el niño necesita para crecer sano y fuerte. Sin embargo, a menudo la hora de la comida se convierte en una batalla campal ya que muchos peques se niegan a comer verduras

¿Por qué los niños suelen rechazar las verduras?

Como regla general, los niños suelen preferir los sabores dulces y muestran cierto rechazo a los sabores amargos o ácidos, como los que tienen muchas verduras. Un estudio publicado en la Journal of Appetite ha descubierto que los niños no rechazan alimentos al azar sino tan solo determinados grupos, por lo que estos investigadores consideran que se trata de un rezago evolutivo, una forma de protección ancestral ante alimentos que podrían ser peligrosos.

Además, la textura que tienen algunas verduras tampoco ayuda y se convierte en otra de las causas por la que muchos peques las rechazan. Sin embargo, la batalla no está perdida. Un experimento publicado en la revista Pediatrics demostró que los gustos de los bebés también están influenciados por los alimentos que comió la madre durante el embarazo y la lactancia. Por tanto, si la madre lleva una dieta variada y rica en verduras, el niño podría mostrarse más abierto a probar diferentes sabores.

TÉCNICA PARA QUE MI BEBÉ COMA VEGETALES [fórmula vegana casera]

Seis claves para lograr que el niño acepte las verduras

  1. Sé constante. ¿Sabías que los niños necesitan probar entre 10 y 15 veces un alimento antes de empezar a apreciarlo? Por tanto, uno de los secretos para que coman verduras consiste en no rendirse después de los primeros intentos fallidos. Espera unos días y vuelve a presentarle el alimento.
  2. No fuerces, refuerza. En vez de obligar al niño a que coma un alimento que no le gusta, alábale aunque solo lo haya probado. Recuerda que es muy importante no crear una asociación negativa con determinados alimentos porque esta podría persistir incluso en la edad adulta.
  3. Dale opciones para elegir. A todos nos gusta tener diferentes alternativas entre las cuales elegir, y los peques no son la excepción. De hecho, se ha demostrado que cuando los niños pequeños pueden elegir entre diferentes alimentos, ingieren hasta un 80% más de verduras y vegetales al día. Por consiguiente, antes de preparar la cena, ten en cuenta su opinión.
  4. Predica con el ejemplo. Se ha podido comprobar que cuando los niños ven que sus padres comen verduras y las disfrutan, son más propensos a probarlas e incluirlas en su dieta. Además, el simple hecho de colocar las verduras a su alcance también favorece el consumo.
  5. Aumenta el atractivo de las verduras. Puedes formar caras o dibujos en el plato, jugando con los colores y las texturas de los alimentos. Si el plato despierta el interés del niño y le resulta atractivo, desarrollará una actitud más abierta y probará los nuevos sabores que le presentes.
  6. Combina, pero no ocultes. Si el niño se resiste a probar algunas verduras, puedes combinarlas con sabores que le gustan. No se trata de esconderlas porque si detecta el sabor, podría sentirse engañado y es probable que más tarde se resista a probar nuevos platos. Sin embargo, puedes decirle que estás haciendo una receta especial que seguramente le encantará. Genera expectación y haz que tenga ganas de probarla.

¿Cómo cerciorarte de que tu hijo está bien alimentado?

La Organización Mundial de la Salud indica que los niños deben comer unas cinco porciones de frutas y verduras al día. Sin embargo, es probable que tu hijo no siempre esté dispuesto a seguir esas recomendaciones. En ese caso, puedes complementar su dieta con alimentos preparados, ricos en calcio, vitamina D, hierro y zinc. Algunos contienen probióticos y prebióticos que ayudan a fortalecer su sistema inmunológico y previenen las infecciones. De esta forma podrás estar segura de que tu hijo tiene toda la energía que necesita para explorar el mundo y que no le faltan los nutrientes esenciales para crecer.

7 Consejos para que tu hijo quiera comer sano

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *