importancia de una hidratación

La importancia de una hidratación adecuada durante el embarazo y la lactancia

¿Por qué hay que beber agua mineral durante el embarazo y la lactancia?

Ser mamá o estar embarazada son algunos de los momentos más bonitos que nos ofrece la vida, sin duda, son motivo de felicidad y celebración. Sin embargo, es tan importante disfrutar del momento como hacerlo de manera saludable.

Hoy en día existen un sinfín de teorías sobre el cuidado del bebé, algunas están contrastadas por expertos, y otras son simplemente rumores o teorías inventadas que probablemente no te serán de ayuda. A continuación, te ayudamos a resolver algunas de las dudas más comunes, que suelen dar pie a confusiones y teorías incorrectas.

¿El residuo seco son las impurezas del agua?

Actualmente encontrarás algunas opiniones que afirman que el mineral seco son las impurezas del agua, no obstante, la respuesta es no. El residuo seco indica el nivel de mineralización del agua, es una forma de medir los minerales (incluidos los nutrientes) que componen las aguas minerales naturales.

Es importante no confundir las impurezas del agua con los minerales, el agua equilibrada es la elección acertada. El secreto del agua está en su mineralización, se consideran aguas equilibradas aquellas que tienen una mineralización de entre 50 -500 mg/L de residuo seco.

Existe la creencia de que el agua de mineralización muy débil es más saludable durante el embarazo y la lactancia, es importante desmitificar esta afirmación ya que el residuo seco del agua mineral natural no supone ninguna amenaza para los riñones, está compuesto por nutrientes saludables para el organismo humano.

El agua mineral natural es saludable siempre que sea de calidad, nuestro consejo es que leas siempre las etiquetas para comprobar los minerales que contienen. Es importante que tengan un nivel adecuado de calcio y oligoelementos esenciales.

¿El sodio del agua es perjudicial?

Las aguas minerales naturales 20 mg/L son compatibles con dietas pobres en sodio, aportando tan solo un 1% del total de sodio recomendado al día. Por lo tanto, la cantidad de sodio que aporta el agua mineral natural no es perjudicial para la salud, ya que dicha cantidad no es significativa.

Especial Atención durante el embarazo

Si hay retención de líquidos, ¿Hay que beber menos agua?

Incorrecto, la retención de líquidos que aparece durante el embarazo no está relacionada con la cantidad de agua injerida, sino con los cambios hormonales que padece el cuerpo de la mujer durante este periodo.

La cantidad de sangre que circula por el cuerpo durante el embarazo es mayor de lo normal, por este motivo es importante beber más líquidos para ayudar al correcto funcionamiento de los riñones. La Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia (SEGO) recomienda beber 2,3 litros de agua diarios durante el embarazo, es decir, 500 litros durante las 39 semanas de embarazo, aproximadamente.

¿Hay que beber agua solo cuando se tiene sed?

Cuando tenemos sed significa que no estamos del todo hidratados, por lo tanto no hay que esperar a tener sed para beber agua, es conveniente ir bebiendo durante el día de forma regular. Ten en cuenta que durante el embarazo, la ganancia de peso principal es el aumento de volumen de agua en el cuerpo (de 6 a 8L), imprescindibles, conjuntamente con un aporte de minerales esenciales para el organismo de la madre.

Según el estudio Bahía 2011, iniciativa de la Asociación Española de Matronas, el 46,3% de las mujeres embarazadas están equivocadas a la hora de opinar sobre la cantidad de agua a injerir. No obstante, el 50% de las embarazadas aumenta su consumo de agua mineral natural. Es conveniente tener siempre un botellín de agua a mano, de este modo es más fácil cumplir con las cantidades recomendadas.

Especial atención en la lactancia materna

Durante la lactancia materna, ¿Hay que substituir el consumo de agua por leche?

Lo único que puede hacer que tu producción de leche aumente, es la propia succión de tu bebé, ahora bien, es importante una correcta hidratación, ya que un alto porcentaje de la leche materna es agua.

Para una producción óptima de leche, la SEGO recomienda beber 700 ml de agua más al día, llegando a un total de 2,7 L de agua diarios. No solo es importante que bebas agua, tiene que ser un agua mineral natural que te aporte la cantidad diaria recomendada de minerales como el calcio y el magnesio.

Especial atención al biberón

¿Cómo debo preparar un biberón? ¿Todas las aguas para el biberón deben hervirse?               

Te recomendamos que realices la preparación del biberón con agua mineral natural, es más sencilla, ya que al ser un agua con composición constante e inalterable, libre de impurezas y residuos se puede mezclar directamente de la botella al biberón, asegurando un aporte equilibrado de minerales para el bebé y el mejor alimento para tu pequeño.

Un agua equilibrada garantiza la calidad de los alimentos infantiles y la seguridad en su preparación.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *