Estreñimiento en el embarazo

Estreñimiento en el embarazo

El estreñimiento, por desgracia, es una dolencia común durante el embarazo. Aproximadamente una de cada diez madres que participaron en la encuesta sobre los síntomas de embarazo, sufría de estreñimiento. Sin embargo cuidar la alimentación y llevar ciertos hábitos ayudarán a mejorar el problema.

Causas del estreñimiento en el embarazo

Uno de los principales problemas digestivos que se pueden producir durante el embarazo, es el estreñimiento, que se debe a, por un lado la posición del útero, ya que es muy cercana a los intestinos y, por otro, a los cambios hormonales que pueden llegar a dificultar el vaciado intestinal. Es por ello muy habitual que durante el embarazo las mujeres padezcan estreñimiento (alrededor de un 10%).

Las causas del estreñimiento en el embarazo son, pues, básicamente dos:

  • El crecimiento del útero puede empezar en la semana 11 a presionar el intestino, reduciendo los movimientos peristálticos intestinales, lo que dificultaría el avance del contenido dentro de los mencionados intestinos.
  • Los ya conocidos cambios hormonales vendrían a manifestarse a través de la progesterona y la motilina: la primera es una hormona que puede causar trastornos digestivos y debilidad a la hora de expulsar las heces, y la segunda es la encargada de estimular el movimiento del estómago y del intestino (que disminuyen en el embarazo). Así, el estreñimiento, puede producirse por que la mayor concentración de hormonas durante el embarazo hace que el alimento ingerido se digiere más lento y perezoso, cosa que a su vez puede contribuir al desarrollo de las hemorroides. A menudo se asocian con los problemas digestivos del estómago hinchado y malestar.

Por cierto: Los suplementos de hierro, que se prescriben a menudo durante la anemia del embarazo, pueden causar estreñimiento como efecto secundario. La relación entre el medicamento y el estreñimiento a menudo no se nota porquela dolencia no comienza hasta varios días después de haber empezado el tratamiento.

Dieta sana en el embarazo para evitar estreñimiento

Dieta sana en el embarazo para evitar estreñimiento

Por todo lo que te hemos contado, es muy importante que la dieta ayude al desarrollo normal del organismo y contribuya, en lugar de entorpecer, a la correcta circulación y digestión de los alimentos. Para ello no tienes que sufrir ni eliminar totalmente alimentos de tu dieta, pero si tener siempre en mente no abusar de los más calóricos, grasos o astringentes.


Asimismo conviene que “eduques” tu hora de ir al baño, estableciendo un hábito horario para ir al baño cada día a la misma hora; de esta manera tu cuerpo se habituará a llevar un ritmo y será más fácil evitar el estreñimiento que aparece a menudo en el embarazo.

Para evitar padecer estreñimiento durante el embarazo es importante aparte de mantener una dieta rica en fibra, hacer un poco de ejercicio.

Beber mucho: Ingerir más líquidos ( de 2 litros a 2,5 al día es lo ideal). Puedes tomar desde agua a zumos, infusiones, sopas… Una correcta ingesta de líquido puede evitar el estreñimiento en el embarazo.

beber agua para el estreñimiento

Ejercicio: El ejercicio es bueno para la digestión y es esencial si sufres de estreñimiento. En el embarazo, realizar una pequeña caminata o ejercicios suaves de yoga que puedes hacer en casa, basta.

Aumentar la ingestión de fibra, fruta y verdura diaria. Muchos alimentos de origen vegetal contienen fibra: legumbres, frutas, verduras y hortalizas (aunque hay que evitar algunas que producen gases) y frutos secos. Su consumo diario es bueno para el embarazo y además evita el estreñimiento por que facilita el momento de la expulsión de heces. Sin embargo, como decíamos, hay algunas verduras y hortalizas que debes evitar consumir muy a menudo por sus propiedades flatulentas: las coles (coliflor, coles de bruselas, lombarda, repollo), los puerros, rábanos y pepinos principalmente. Y de las frutas, evitar el ya conocido plátano o pomelo. Mezclar a menudo linaza o salvado en el yogur, se hinchan en el intestino y por lo tanto estimular la actividad intestinal. Las ciruelas pasas, higos y el jugo de col un efecto laxante y se integran fácilmente en el menú.

Tratar el estreñimiento en el embarazo

Si en el embarazo padeces estreñimiento, con estos consejos podrás tratarlo de manera natural.

Mezcla salvado de lino o de trigo con el yogur. Se hinchan en el intestino y por lo tanto estimulan la actividad intestinal, pero necesitarás beber un montón de líquidos. Uno o dos días más tarde habrá mejorado la función intestinal.

Los frutos secos son buenos en caso de estreñimiento. En el embarazo además muy apropiados por que contienen muchas vitaminas y minerales. Por ejemplo puedes dejar pasas o ciruelas secas en remojo, luego comer la fruta y finalmente beberte el agua.

¿Medicamentos para el estreñimiento durante el embarazo?

Bajo ninguna circunstancia debes usar laxantes sin haber hablado antes con el médico, porque pueden contener ingredientes que pueden causar un parto prematuro. Tu médico podrá darte alternativas a usar medicamentos contra el estreñimiento durante el embarazo.

  • Los diferentes tipos de laxantes están disponibles en forma de supositorios, y ayudan a ablandar las heces y solucionar el estreñimiento.
  • Preparados osmóticos contienen sales o sustitutos de azúcar, tales como sal de Glauber, o la alctosa. Necesitan un montón de líquido para disolverse bien. Facilitan el ir de vientre pues aumentan el volumen intestinal y con ello la actividad. Los agentes osmóticos no interfieren directamente con la digestión natural y, por tanto, previa consulta médica, puede usarse como alternativa si los otros métodos no funcionan.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar