El citomegalovirus en el embarazo y sus efectos en el bebé

El citomegalovirus en el embarazo y sus efectos en el bebé

El citomegalovirus afecta a unos 2.500 niños cada año en España

Es probable que nunca hayas escuchado hablar del citomegalovirus, pero se trata de un virus muy común que pertenece a la familia de los virus que causan el herpes y generalmente se propaga con mucha facilidad. De hecho, según un estudio publicado en la Revista Española de Salud Pública, solo en Madrid el 58,4% de los hombres y el 62,8% de las mujeres están infectados con este virus. Lo curioso es que la mayoría ni siquiera lo sabe pues una de sus peculiaridades es que no suele provocar síntomas en las personas sanas, por lo que ha sido bautizado como el “virus silencioso”.

Por desgracia, los niños no corren la misma suerte que los adultos. Se estima que en España el citomegalovirus afecta a unos 2.500 niños cada año, de los cuales alrededor de 400 desarrollan secuelas a largo plazo.

Las cifras indican que cerca del 85% de los niños contagiados nacen sin síntomas pero es muy probable que no desarrollen ninguna complicación más adelante. Sin embargo, el 15% restante sufre las primeras manifestaciones de la enfermedad a los pocos meses de vida. De hecho, a medida que los niños crecen los daños pueden ser más severos, provocando ceguera, sordera, discapacidad física y mental, parálisis cerebral, convulsiones e incluso la muerte.

Los expertos aseguran que mientras más temprano ocurra la infección en el embarazo, más peligrosa puede ser. E

l problema es que, los primeros tres meses de gestación son cruciales para la formación del cerebro y el sistema nervioso del feto y, por tanto, una infección en este momento podría provocar severos daños en el desarrollo neurológico del bebé. Sin embargo, esto no significa que una infección tardía no sea importante pues se conoce que el contagio con citomegalovirus en un embarazo avanzado o durante los primeros meses de vida del bebé también puede provocar graves secuelas.

¿Cómo puedo contagiarme con citomegalovirus?

El mayor riesgo de contagio con citomegalovirus ocurre a través del contacto directo con los fluidos corporales de una persona enferma. El virus se puede transmitir mediante la saliva, los fluidos vaginales, el semen, la orina, la leche materna y la sangre. Por lo general, todas las personas se exponen al mismo riesgo de enfermar, pero las probabilidades aumentan cuando el sistema inmunitario está más débil.

Por otra parte, los niños pequeños son una fuente de transmisión habitual debido a que suelen infectarse con mucha facilidad. De hecho, los especialistas aseguran que gran parte de los niños de entre 1 y 3 años que asisten a la guardería están contagiados con el virus, que luego transmiten a sus hermanos. Este fenómeno es tan común que se le conoce como “la enfermedad del hermano”.

Las embarazadas suelen ser otra fuente de transmisión. Así lo confirman las estadísticas: una embarazada afectada por el virus tiene entre un 30% y un 50% de probabilidad de transmitírselo al bebé. Un riesgo bastante elevado, si se considera además que entre el 1% y el 4% de las mujeres tiene un alto riesgo de infectarse con el citomegalovirus en algún momento a lo largo del embarazo.

Cinco medidas muy sencillas que te pueden proteger del citomegalovirus

Afortunadamente, podemos evitar el contagio con citomegalovirus, siempre que tomemos las medidas de prevención adecuadas. He aquí algunas medidas prácticas y sencillas:

  1. Lava tus manos con jabón y abundante agua durante 15 o 20 segundos luego de cambiar los pañales del bebé, darle de comer, limpiar su nariz o boca y después de tocar sus juguetes.
     
  2. No compartas alimentos, bebidas, cubiertos y vasos con los niños pequeños.
     
  3. Evita besar en la boca a los niños menores de 6 años, sobre todo si sabes que has contraído la infección.
     
  4. No te lleves a la boca el chupete o el cepillo de dientes de tu bebé.
     
  5. Protégete siempre al tener relaciones sexuales, sobre todo si tu pareja está infectada con citomegalovirus.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar