aborto espontaneo

El aborto espontáneo

Qué es y cuáles son las causas de un aborto espontáneo

El aborto espontáneo es un problema que afecta a un alto número de mujeres en todo el mundo. Las causas pueden ser genéticas o tener su origen en hábitos poco saludables; conocer estas causas puede ayudar a planificar mejor el período de gestación.

Se puede hablar de aborto espontáneo cuando se produce la pérdida de un embarazo durante las primeras 20 semanas de gestación. Según el Colegio Americano de Obstetras y Ginecólogos el 10% de los embarazos sufre una interrupción involuntaria, llegando al 25% en países de bajo desarrollo.

Si el aborto tiene lugar dentro de las primeras 12 semanas se le denomina “temprano” o “precoz”; entre las semanas 12 y 20 se le considera “tardío”. Superados esos plazos se habla de parto prematuro, algo bastante común en España: según la Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria, uno de cada diez niños nace antes de tiempo.

Síntomas

Los síntomas de un aborto espontáneo pueden presentarse de diferentes formas en cada mujer, aunque algunos se manifiestan más usualmente que otros. El síntoma más frecuente suele ser un sangrado vaginal anormal y abundante, aunque esto no siempre es sinónimo de aborto; en cualquier caso, es necesario consultar al médico urgentemente.

Muchas mujeres experimentan fuertes dolores abdominales, así como molestias en la espalda, pérdidas inexplicables de peso y aumentos de temperatura. La detección a tiempo de los síntomas no solamente permite aliviar dolores, sino también facilitar el proceso y evitar consecuencias negativas en la madre y el bebé.

Causas posibles

La edad avanzada es una causa de estos abortos, según indica la Clínica Universidad de Navarra mediante su Departamento de Ginecología y Obstetricia. Álvaro Ruiz Zambrana, médico de la institución, afirma que la tasa de abortos aumenta de forma directamente proporcional a la edad de la mujer, alcanzando el 52% una vez que supera los 40 años.

De acuerdo con este estudio, el consumo de alcohol y tabaco incrementan las posibilidades de que se produzca un aborto involuntario. El sobrepeso y el estrés aparecen también dentro de las causas de las pérdidas de embarazos en mujeres de todas las edades.

Existen otras causas, como las genéticas (problemas o anomalías cromosómicas) o las anatómicas (problemas en el útero de la mujer). Los abortos naturales también pueden ocurrir por deficiencias hormonales o infecciones provocadas por distintas enfermedades. 

La recuperación

La Organización Mundial de la Salud recomienda a las mujeres esperar seis meses después de haber sufrido un aborto espontáneo para volver a quedar embarazadas. Sin embargo, si la alimentación de la mujer y el estado general de salud son buenos ese lapso puede reducirse a la mitad.

La recuperación es lenta y en ella pueden reconocerse las mismas etapas que tienen lugar en la recuperación de cualquier evento traumático. La negación y la depresión son las primeras instancias, durante las que se recomienda el tratamiento psicológico (y en ocasiones, la utilización de fármacos) hasta alcanzar la aceptación del hecho.

Tratar el tema en pareja y realizar controles médicos periódicos son dos pasos muy importantes para superar la situación y aumentar las posibilidades de conseguir un embarazo saludable y exitoso.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar