Neumonía en niños

Neumonía en niños

Causas, síntomas y tratamiento de la neumonía en niños

La neumonía es una infección respiratoria que suele originarse de modo similar a un catarro. Aunque puede presentarse a cualquier edad, la neumonía en niños y bebés representa una amenaza seria debido a ciertas complicaciones que puede generar, y que deben atenderse a tiempo.

Coger una gripe es algo muy común en todas las edades, particularmente en días fríos si no se toman las precauciones adecuadas. Sin embargo, es importante saber que algo tan común como un catarro puede traer graves consecuencias; la neumonía puede ser realmente seria.

Pese a que existen diferentes clases de neumonía, el origen de todas ellas está vinculado a la presencia de virus y bacterias. La mayor parte de los casos de neumonía en niños de hasta dos años de edad son causados por alguna especie de virus, entre los que figuran el virus influenza y el virus sincitial o sincicial.

Las bacterias, aunque pueden provocar neumonía con la misma facilidad que los virus, aparecen con mayor frecuencia en las infecciones de niños de más de dos años. La bacteria neumococo y la mycoplasma son las principales causantes de las infecciones pulmonares después de la primera infancia.

neumonia en niños tratamiento natural

Síntomas de la neumonía en los niños

Lo ideal es que el diagnóstico sea realizado por un profesional médico; sin embargo, hay algunos síntomas que los padres pueden reconocer para actuar en consecuencia.

El principal síntoma de la neumonía en niños y bebés -y que aparece también en primera instancia- es la fiebre. Luego, surgen otros indicios como tos fuerte con dolor en el tórax o el abdomen, y cierto rechazo a los alimentos; este último síntoma es característico en los niños pequeños.

La rapidez en la aparición de los síntomas varía según el origen de la neumonía, pues la infección causada por bacterias se manifiesta más velozmente que la originada por un virus. Además, puede provocar dolores de cabeza intensos y, en algunos casos, conjuntivitis.

Otro factor que diferencia a la neumonía bacteriana de la viral es su duración. En general, los casos de neumonía en niños y bebés ocasionados por bacterias duran menos que los otros y pueden curarse en un par de semanas si se sigue el tratamiento correcto.

Tratamientos de la neumonía en los niños

El tratamiento más común es el suministro de antibióticos por vía oral y un período de reposo. Es fundamental que se consulte con un pediatra, de forma que éste pueda controlar la evolución de la enfermedad; bajo ninguna circunstancia se recomienda que los padres administren la medicación por su cuenta.

Aunque en la mayoría de los casos no presenta mayores complicaciones, la neumonía debe tomarse seriamente. De acuerdo a la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (www.separ.es), la neumonía es una de las enfermedades respiratorias más comunes, mientras que el número de víctimas mortales crece año a año.

Sin embargo, la neumonía en los niños y bebés puede prevenirse y curarse fácilmente siempre que los padres sigan el consejo de los profesionales.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar