que hacer ante un accidente infantil

Los accidentes infantiles en el hogar: ¿Qué hacer?

Es conveniente que sepas qué hacer en caso de accidente

¿Sabías que los accidentes infantiles son más comunes en el hogar, sobre todo durante los fines de semana y las vacaciones?

De hecho, la mayoría se producen debido a un descuido de los padres o a un fallo de las medidas de protección.

Las caídas y los golpes son los accidentes más comunes, y la cabeza suele ser la zona más afectada. Por eso, es conveniente que sepas qué hacer en caso de accidente ya que, aunque tomes todas las precauciones posibles, a medida que el niño adquiere autonomía e independencia, los accidentes son más probables.

¿Qué hacer inmediatamente?

Ante todo, es fundamental que mantengas la calma. Es normal que cuando los niños se caen o se dan un golpe nos pongamos nerviosos, pero de esta forma solo lograremos transmitirle esa ansiedad. Ten en cuenta que en ese momento el niño está asustado, por lo que no necesita a alguien que lo asuste más sino a una persona que le calme y le transmita seguridad.

Una vez que te hayas calmado, procede a revisar la herida. En caso de que se produzca una inflamación, con o sin dolor, es recomendable administrar un antiinflamatorio, preferentemente el ibuprofeno, o un analgésico como el paracetamol. Cerciórate de darle la dosis adecuada para su edad y peso.

También se recomienda aplicar una bolsa fría en la zona inflamada, lo más rápido posible pero nunca sobre la piel directamente. Mantén la zona afectada en alto, coloca la bolsa fría durante unos diez minutos, retírala durante tres minutos y luego vuelve a aplicarla.

Si notas una deformidad en la zona y el niño experimenta mucho dolor al realizar el más mínimo movimiento, intenta inmovilizar el área y acude al médico, quizás se ha roto algún hueso o se ha producido una dislocación. No obstante, recuerda que los huesos de los niños menores de 3 años son suaves, por lo que no se fracturan con tanta facilidad.

Si el golpe ha sido en la cabeza, pero el niño no manifiesta ningún otro síntoma, no bajes la guardia, obsérvale durante las próximas 24 horas, aunque eso signifique que debas despertarle cada cierto tiempo por la noche.

En caso de que se trate de una herida abierta, el primer paso consiste en limpiarla usando suero fisiológico estéril aplicado “a chorro”. Si no tienes, puedes aplicar agua directamente de la alcachofa de la ducha. Así arrastrarás la suciedad y los posibles gérmenes. Si la herida es superficial, puedes aplicar un antiséptico en el área. Recuerda que es preferible desinfectar con una gasa empapada en alcohol, agua oxigenada o clorhexidina y no usar las soluciones iodadas.

Si la hemorragia persiste, tendrás que utilizar gasas estériles y hacer presión, hasta que la sangre deje de brotar. Es conveniente que mantengas la zona sobre el nivel del corazón, así el sangrado disminuirá con mayor rapidez.

Aquí tienes nuestras medidas de seguridad infantil que puedes aplicar en tu hogar.

¿Cuándo es necesario acudir al médico?

acudir al medico tras un accidente en casa

Si el niño ha sufrido un golpe en las extremidades, debes acudir al médico cuando hay una inflamación o un hematoma que dificulte el movimiento y estos no mejoran al cabo de unos minutos. También debes ir a urgencias si el niño no puede mover la zona afectada.

Si el pequeño ha sufrido un golpe en la cabeza, debes ir inmediatamente a urgencias cuando:

–      El niño se muestra nervioso y llora sin parar.

–      Los vómitos y el dolor de cabeza se mantienen varias horas después del accidente.

–      Notas una alteración del equilibrio, la visión o la forma de hablar o de caminar.

–      Se produce una pérdida de fuerza en las extremidades superiores o inferiores.

–      Notas que el niño está confundido, no sabe dónde está o no reconoce a las personas familiares.

–      Hay líquido o sangre en los oídos o en la nariz.

–      Si hay convulsiones o pérdida del conocimiento.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar